Loading...
  • 0k
  • 0
Bienestar \ 28 Agosto 2013

Proactividad: Creando Oportunidades

Las oportunidades han tenido siempre una capacidad especial para esconderse y aparecer cuando menos las esperamos. Si las diferentes opciones que nos da la vida hiciesen una competencia de jugar a las escondidillas, sin duda las oportunidades se llevarían el primer puesto.

En Wix, hemos venido hablando de motivación hace varias semanas. Tenemos certeza de que las oportunidades no aparecen solas y que para encontrarlas hay que recorrer, ser proactivo, establecer metas claras y salir a la calle a ver cómo se nos van cumpliendo los sueños.

Nadie va a llegar a tocarnos el timbre de nuestras casas con un sobre de color con la oportunidad de nuestras vidas. Muy probablemente, necesitemos pararnos, caminar, crear caminos y con un movimiento permanente en la dirección adecuada, llegar a ese anhelado objetivo por nuestros propios méritos.

Hombre parado encima de una roca mirando al horizonte en medio de un campo verde

Convencimiento propio

El primer paso es enamorarte de tu idea de forma tal, que a cualquier persona a la que hables al respecto, también se enamorará. Si tu estás seguro de lo que estás vendiendo, no solamente proyectarás más confianza y seguridad, sino que también crearás una motivación interna que te permitirá dejar la comodidad de las cuatro paredes y salir a buscar oportunidades de gritarle al mundo la maravillosa idea que tienes.

Dicen que en el amor, si uno no se ama a sí mismo, jamás podrá amar a otro. En la venta de ideas y la búsqueda de motivación para la proactividad, la historia es la misma.

Tocar puertas y crear oportunidades

No estamos en un programa de concursos televisado. No entrará en cualquier momento una atractiva modelo con una bandeja de plata y la oferta que esperamos posada sobre ella. El cartero tampoco nos traerá una carta de una empresa que no hemos contactado con una respuesta a una pregunta que no hemos hecho.

¡Sal a la calle! ¡Toca puertas! ¡Pasa vergüenzas! El único método de conseguir lo que queremos es movernos en dirección a aquello. Todas nuestras fuerzas, sin descuidar lo propio ni la salud, deben estar orientadas a aquel objetivo global. Sin importar cuantos rechazos recibas, lo importante es que sepas levantarte una vez más y volver a dirigir el vehículo de las ideas hacia donde nuestra estrategia lo situó.

Literalmente, sal en búsqueda de aquellos recursos que te faltan. Conoce gente, saca personalidad e ideas novedosas y rompe los paradigmas de la comodidad. Tener un millón de amigos es siempre mejor que tener un millón de dólares. ¡Y si las puertas están cerradas, pues toca ventanas!

Hombre mirando por vinoculares y vistiendo un traje

Recorrer y viajar

Una buena forma de ejercitar la proactividad es viajar solo. En instancias como esas, nos obligamos a nosotros mismos a salir adelante, a pasear, a conocer, a presentarnos y a hacer de nuestra experiencia de soledad, algo lo más acompañado posible.

Si quieres tener la capacidad para poder presentarte ante cualquiera, sin temores, pues puedes partir por agarrar un bolso e irte durante el fin de semana a alguna locación cercana. Si bien, no hablamos de negocios ni de ideas per-sé, la experiencia te servirá, sin duda, como entrenamiento para la proactividad que debes desarrollar.

Hombre solo en una carretera con una maleta en la mano

El tema es mantenerte en movimiento. Aprehender e incorporar cada experiencia y cada rechazo, hacerlo propio y crecer a partir de aquello. No dejes de moverte, de motivarte, de inspirarte. Busca herramientas en cada una de las vivencias por las que pasas. Conoce gente, preséntate ante todos, cree en ti y así, sin duda, con el cambio de actitud se abrirán puertas que te permitirán incluso: Entrar sin golpear.


Bienvenido al

Únete al Blog de Wix ¡Para estar al tanto de novedades!

Hmmm, that's not a valid email address.

¡Suscríbete al Blog! \  

Diseño web, tendencias, consejos para
emprendedores ¡y todas las novedades sobre Wix!

Hmmm, that's not a valid email address.