Consejos para Reencantarte con tu Trabajo

Bienestar | 1 Julio 2014

Es cierto, todos hemos pasado por aquellos momentos donde no queremos apagar el despertador y donde la mayor motivación de un día Martes por la mañana es seguir durmiendo y levantarte justo para la hora del almuerzo.

No te preocupes, es natural sentirse más presionado que de costumbre y con menos ganas de sentarse en el escritorio que las ha hecho de hogar por el último -y largo- periodo de tiempo.

Te queremos ayudar a sentirte mejor, a volver a enamorarte de tu trabajo y de los desafíos del mismo. Queremos entregarte algunos consejos que te ayudarán a que mañana te levantes con una sonrisa que hace ya algunas semanas se fue con rumbo desconocido. ¿Quieres volver a enamorarte de lo que haces? Presta atención:

Consejos para Reencantarte con tu Trabajo

Recuerda tus motivaciones iniciales

Existe un motivo por el cual decidiste firmar ese contrato. Intenta hacer memoria, subirte al deLorean de tu imaginación y volver a aquel día en el que, con una sonrisa, firmaste el contrato que hoy lamentas. Re-descubrir esas motivaciones que tan feliz te hacían, puede ser muy útil al momento de evaluar los sentimientos que uno tiene para con nuestra fuente de ingresos.

Tal como pasa con las parejas, la rutina agota. Por ello, debemos concentrarnos en los procesos puntuales y en los pequeños desafíos del día a día para volver a encontrar ese rayito de luz que nos hará mirar la situación desde una perspectiva un poco más optimista.

Consejos para Reencantarte con tu Trabajo

Plantea desafíos a corto plazo

Uno de los mayores secretos para poder encontrar el zen en la oficina (y en otros varios aspectos de la vida) es estar en un balance interno agradable y con la autoestima en buena posición. Para ello, nunca está de más destacar los cuatro acuerdos para la felicidad: Ser impecable con nuestras palabras, no tomar nada como un ataque personal, no suponer absolutamente nada y siempre dar lo mejor de uno mismo.

Ahora bien, al plantearte objetivos diarios o semanales, los éxitos y resultados se verán de forma más rápida y automática. Ello, te permitirá sentirte más satisfecho y englobar todas estas micro-estrategias dentro de un gran plan que enmarque todo lo anterior.

Consejos para Reencantarte con tu Trabajo

Contempla el factor humano

Cuando lo profesional no es suficiente como para darte fuerzas para dejar la cama, el factor humano toma un protagonismo interesante. Trata de centrar tus esfuerzos en esas relaciones humanas que valoras dentro del espacio laboral, aquellos almuerzos que te hacen reír y aquellas caras que tanto te alegras de ver cada mañana. En momentos donde no lo estás pasando del todo bien, las personas y la amabilidad pueden transformar cualquier situación en algo un poco más agradable y ameno.

Consejos para Reencantarte con tu Trabajo

Haz lo que sea que te haga bien

Tenemos más que claro que con sonrisas no se pagan las cuentas, que los arriendos no se cancelan con abrazos y que los supermercados no reciben optimismo como forma de pago, sin embargo, tenemos un consejo un tanto arriesgado: Dedícate a lo que amas.

Puedes comenzar por dedicarle una página web a tu pasatiempo, quizás eso te dará las motivaciones necesarias como para dar el salto hacia tu verdadera pasión.

Si ahora lo estás pasando mal, muy probablemente sea porque tu actividad diaria no tiene relación con tu verdadera pasión. Te invitamos a dar un paso más allá, a convencerte a ti mismo de que eres capaz y de que tienes el talento necesario para dejar todo atrás y comenzar desde cero a hacer lo que siempre quisiste. Quizás así, no sea necesario volver a enamorarte y esta vez, el amor por lo que haces si dure para toda la vida.


Tagged with: . .