• 0k
  • 0
Bienestar \ 2 Septiembre 2013

Aprendiendo a decir que NO

Todos nosotros tenemos una rutina estresante que, al final del día, nos deja exhaustos. Por lo mismo, tener claridad de donde enfocar nuestro tiempo y energías disponibles es fundamental para llegar a tener una mejor calidad de vida. Por lo mismo, la habilidad de poder decidir que  toma protagonismo y que  no, se torna en una herramienta tanto útil como importante.

Aquellos que tienen dificultades para decir que no, terminan gastando más energía de la necesaria en las prioridades de otros.

Para evitar estos incómodos acontecimientos de los típicos personajes con “corazón de abuela”, te damos algunos consejos que te ayudarán a decir que no de forma tal, que no te traerá ningún problema con los demás y que, al fin del día, solo te brindará beneficios.

Hombre poniendo cara de asco y negación y vistiendo un traje negro

Conoce tu NO

Identifica lo que es importante para ti y reconoce lo que no lo es. Si tú mismo no sabes dónde quieres gastar tu tiempo, no vas a saber cuándo ni dónde no lo puedes perder. Antes de poder decir “no” con confianza, tienes que tener claro que realmente quieres decirlo.

Se agradable

Cuando las personas te piden ayuda, en casi ningún caso es eso una ofensa o un insulto. Ellas te están pidiendo ayuda porque confían en ti y en tus capacidades. Por ello, agradéceles por considerarte e invitarte a cooperar. Y no te preocupes, pese a lo anterior, eso no debe ir acompañado de un “si”. No existen obligaciones.

Hombre haciendo la señal de no con el dedo

Dile que no al petición, no a la persona que pide

No estás rechazando a la persona, estás negándote al favor pedido. Por lo tanto, debes establecer y esclarecer aquello con fuerza. Deja que la persona sepa que tú la respetas – quizás incluso admires el trabajo que esta persona hace. Sé honesto – incluso si la persona que te está pidiendo el favor no te cae bien, ser educado y gentil le mostrará que tu negación no se trata de algo personal.

Mantente firme

Algunas personas, por decirlo de forma elegante, no desisten facilmente. Sin pasar a llevar ninguna regla, date permiso de ser tan “agresivo” (acertivo suena más convincente) como lo son ellos. Al final del camino, ellos te van a respetar por eso. Incluso, puedes terminar el tema con alguna broma para bajar el calibre de la conversación y disminuir tensiones.

Persona sosteniendo un cartel que dice NO que cubre su rostro

La práctica hace al maestro

Elige de forma estratégica algunas situaciones de bajo riesgo, donde te sea fácil practicar el “no” Responde que no cuando algún mesero te ofrezca un bajativo. Responde que no cuando alguien intente venderte algo en la calle. Enciérrate en un cuarto, párate en medio y grita “no” diez veces seguidas. Parece una locura, pero esa costumbre te ayudará a tener mayor facilidad con esta negación.

Prepárate para perder oportunidades

Algunos de nosotros nos negamos a decir que no, simplemente porque tenemos terror de perder oportunidades, pero te queremos decir que decir que no, no significa necesariamente una oportunidad perdida. Recuerda que al decirle que no a un pedido, le estás diciendo que si a otra cosa que para ti, tiene mayor valor y estás, por primera vez, priorizando tus propios intereses. Ambas situaciones son oportunidades, la única diferencia es que acá, estás escogiendo lo que para ti, es mejor.

Publicado por Equipo Wix
Wix

Bienvenido al

Únete al Blog de Wix ¡Para estar al tanto de novedades!

Hmmm, that's not a valid email address.

Hmmm, that's not a valid email address. Email already exists

Hmmm, that's not a valid email address. Invalid email

¡Suscríbete al Blog! \ 

Diseño web, tendencias, consejos para
emprendedores ¡y todas las novedades sobre Wix!

Hmmm, that's not a valid email address.

Hmmm, that's not a valid email address. Email already exists

Hmmm, that's not a valid email address. Invalid email