Google y SEO \ 27 Noviembre 2013

7 Errores de SEO que Debes Evitar

Search Engine Optimization (SEO) es el elemento vital de cualquier pequeña empresa online. Si tu sitio no está recibiendo un flujo constante de clics de los resultados de búsqueda en Google, entonces simplemente estás frente a una batalla cuesta arriba para encontrar nuevas pistas relevantes para tu negocio.

Casi la mitad de todos los vendedores internos de las empresas indican en un estudio reciente que dependen de una búsqueda orgánica el 25% o más de las perspectivas de su negocio. No debes depender de Google como tu único embudo para encontrar posibles clientes (ni de un sólo canal, para el caso), pero debes asegurarte de hacer todo lo posible para que tu sitio web se pueda encontrar en los motores de búsqueda bajo palabras clave que sean relevantes para lo que haces.

Una vez que tienes metida la cabeza en torno de los principios fundamentales de SEO, hay una serie de cosas que todavía pueden hacer que tu sitio se indexe correctamente, y cuando se trata de palabras clave más generales, la competencia puede ser demasiado dura para que puedas clasificar especialmente alto de todos modos. Pero si evitas los siete errores más comunes que se enumeran a continuación, será, por lo menos, un gran comienzo.

 1. No Comprender las Meta Etiquetas

Las herramientas populares como Google Trends y Ubersuggest te ayudarán a descubrir cuáles son las búsquedas más populares en tu nicho de mercado, mientras que el Google Keyword Planner te puede dar una noción de volumen de búsquedas y los niveles de competencia para estas búsquedas. Cuanto más específicos sean los términos de búsqueda, más probable será que entres en la primera página y el tráfico sea más específico.

Una vez que hayas hecho una buena investigación de palabras clave y hayas generado una lista de términos de búsqueda que deseas optimizar, puedes tener la tentación de pegar una versión corta de esta lista en los campos de meta palabras clave de tus páginas.

Si bien es poco probable hacerle daño a tu ranking de Google, se sabe que no ayudará tampoco. Los motores de búsqueda utilizan para indexar sitios web de acuerdo a estos datos, pero esos días ya quedaron en un pasado distante. Será mucho mejor pasar tu tiempo optimizando tus títulos, descripciones, URL y – por supuesto – el contenido mismo.

2. Exceso de Palabras Clave

Para clasificar en las búsquedas de Google relevantes, es necesario asegurarse de que tus palabras clave aparezcan en todo tu sitio. Pero asegúrate de hacer esto dentro de lo razonable, ya que no querrás ser penalizado por exagerar los casos de palabras clave, una práctica conocida en la industria de SEO como “relleno“.

Para asegurarte de que los algoritmos de Google no te odien por tratar de manipularlos, coloca palabras clave de manera limitada. Úsalos sólo donde pertenezcan orgánicamente, y no las repitas muchas veces en cada página. Si los metadatos y contenido de la página se leen como si hubieran sido escritos para la gente y no para los robots, entonces estarás en lo correcto.

No más de dos o tres palabras clave deben aparecer en cualquier descripción de la meta descripción o meta título. Ser creativo con el uso de sinónimos para las palabras clave pueden ayudar, pero la calidad y la legibilidad de tu contenido debe prevalecer por sobre cualquiera de tus inclinaciones a incorporar palabras clave cada pocos términos.

3. Links Erróneos

Hay tres tipos de enlaces que son relevantes para el SEO de tu sitio: Enlaces sobre sitios de otras personas que te señalan, enlaces en tu propio sitio que apunta a los de otros (conocidos como “enlaces salientes” o “vinculando hacia”) y enlaces en tu sitio web que apuntan a otro lugar dentro de tu sitio (conocidos como “enlaces internos”). Los tres deben ser manejados con cuidado.

Hace unos años, era posible palanquear los resultados de las búsquedas mediante el pago a sitios de terceros para linkearte, pero ahora Google es mucho más cuidadoso con los enlaces entrantes. Hoy en día, si tus enlaces entrantes provienen de dominios que se consideran poco fiables o irrelevantes, entonces tu ranking sufrirá.

Con enlaces internos y salientes, se aplican los mismos principios – ¡Asegúrate de que sean relevantes y limitados!

4. Examinar Directorios

Algunos directorios de sitios web y negocios son considerados como “listas negras”, y si apareces allí, tu posicionamiento en los motores de búsqueda probablemente baje. Pero hay muchos buenos. Aumenta tu visibilidad y tu enlace de entrada “zumo de SEO” mediante la suscripción de tu sitio a éstos.

Los sitios de gran reputación como Yelp y las Páginas Amarillas del directorio de tu proveedor local de telecomunicaciones son excelentes para esto. Para aparecer cuando la gente busca y navega en Google Maps, y permitir búsquedas de orientación geográfica en Google.com, crea una lista para tu pequeña empresa en Google Local, antes conocido como Google Places.

(La increíble aplicación del Wix App Market, Site Booster lo hará todo de forma automática en tu nombre, por un precio reducido y que vale la pena).

5. Publicar Sólo Para el Lanzamiento Inicial

No pienses que una vez que tu sitio esté publicado puedes tomártelo con calma. Seguramente querrás poner una gran cantidad de energía en el contenido primario de tu sitio y la optimización de éstos, pero no se termina ahí.

Google favorece fuertemente los sitios “dinámicos” con contenido relevante y creciente, por lo tanto mantén el perfeccionamiento y la constante edición.

6. Saltearse lo Social

No seas alguien del montón. Haz que se te pueda encontrar en sitios de medios sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn, Google Plus y Pinterest. Esto es más una táctica de “gestión de reputación” que de SEO, pero también funciona. Si tus descripciones de perfil en estos canales están bien elaboradas, entonces ellos actuarán efectivamente como entradas suplementarias en tu embudo de ventas.

Cuando linkees desde tus perfiles en redes sociales hacia tu sitio, no conseguirás ningún “link juice” extra (ya que estos enlaces son establecidos por los ingenieros de los sitios sociales para ser lo que se llama “no follow”), pero estos vínculos será indexados, no obstante, por lo que aparecerá en los resultados de búsqueda. Sólo otra manera de lograr ser encontrado, que es tu principal objetivo con el SEO, de todos modos.

7. Descansando en los Laureles

Una vez que comiences a rankear bien y las referencias de los motores de búsqueda comiencen a llegar, podrás seguir adelante y olvidar todo lo que has aprendido sobre lo que deberías estar haciendo para el SEO, ¿Verdad? ¡Error!

El mundo de SEO siempre está cambiando, y siempre hay aspectos que se puede aprender más. Aquí en el blog de Wix, tratamos de mantenerte al tanto de las tácticas de SEO que nos parecen más relevantes para nuestra audiencia. Además, hay muchos blogs sorprendentes por ahí que pueden ayudarte a mantener tus conocimientos e impulsos de SEO. Y Google Webmaster Tools cuenta con un montón de recursos de aprendizaje.