Tips de Negocios \ 8 Julio 2014

Cómo volver a definir tu identidad de marca

Le sucede hasta a las más grandes empresas; incluso aquellos con varios años de carrera en el campo del branding y de la mercadotecnia han pasado por momentos donde la tarea principal es redefinir el sentido, el rumbo, los valores y el destino de tu marca y empresa. No es fácil, pero siguiendo algunos simples pasos, podemos llegar al éxito más rápido de lo que esperabas.

No te compliques, te invitamos a respirar profundo, prepararte un café y a leer este artículo. De aquí podrías obtener la solución a tus recientes inconvenientes de branding.

Una mirada objetiva

Está perfectamente bien apasionarse por cada una de las cosas que uno hace, siempre lo hemos defendido. Sin embargo, hay que tener cuidado de no cruzar una delgada línea que separa lo defendible de lo indefendible.

Algunas ideas pueden sonar muy lindas en la teoría, pero cuando las llevamos a cabo no siempre dan en el clavo como esperábamos.

Por ello, te recomendamos:

• Analizar los resultados de tus campañas y de tu comunicación con estadísticas cuantitativas o cualitativas medibles.
• Pedirle a un tercero (que no haya estado involucrado en la creación de marca) una opinión objetiva desde su perspectiva de potencial cliente.
• Comparar las expectativas iniciales de desarrollo con los resultados obtenidos (en un plazo de tiempo establecido al plantear la estrategia)

Volver a redactar objetivos

Muy probablemente y, claro, sin intenciones, la redacción de los objetivos de tu estrategia no haya sido la óptima. Hace algunos meses escribimos un artículo sobre cómo establecer una hoja de ruta clara, a través de una buena redacción de objetivos. Hoy, y para quitarte un poco de angustia, te queremos recordar algunos tips:

• Tus objetivos deben estar separados en dos grupos co-dependientes: Generales y Específicos.
• Los objetivos específicos deben ser establecidos de forma específica para cada uno de los objetivos generales y deben responder a ellos.
• Los objetivos, generales y específicos, deben comenzar con un verbo infinitivo (verbos terminados en er, ir, ar)

Entiende por qué estás redefiniendo tu identidad de marca

La intención de volver a establecer tu identidad de marca se puede deber a múltiples motivos. Uno de los pasos más importantes es entender que fue lo que pasó en el proceso –positivo o negativo- que te hizo llegar hasta el punto de replantear tu identidad de marca. Estando aquí, es fundamental realizar una revisión y anotar algunos puntos para poder analizarlos y redefinirse de forma más fuerte, permanente en el tiempo y estable.

Por todo lo anterior es importante:

• Evaluar la estrategia completa y consultar a personas externas sobre sus opiniones acerca de los procesos.
• Identificar los motivos de la redefinición de la identidad de marca: No siempre se debe a factores negativos.
• En caso de haber existido motivos negativos, rescatar aquellas partes de la estrategia que fueron evaluadas positivamente y que podrían ser aplicadas a los nuevos objetivos.

Recicla

Las buenas ideas se pueden volver a usar. No necesariamente cada rincón de tu estrategia de marca es un fracaso: Ocúpate de rescatar lo que puedas rescatar y de hacer un listado con aquellas partes que puedes aplicar a aquellos objetivos que volviste a redactar para así ocuparlas como tácticas.

No desesperes, aquí estamos para darte todos los consejos que necesites. Apenas tu nueva identidad de marca esté establecida, no demores en crear una página web para gritarle al mundo todas las novedades de las que te sientes orgulloso.