Tips de Negocios \ 4 Enero 2016

10 Razones Por Las Cuales Tu Negocio No Está Haciendo Dinero

Abrir un negocio online es una manera estupenda de manejar tu negocio. No tienes que preocuparte por transporte, el sueldo de tus empleados y puedes disfrutar de hacer dinero mientras duermes. Aparte, al contrario de un local en la calle, tener una tienda virtual te permite vender tus productos en todo el mundo.

Pero a veces, incluso las tiendas virtuales más hermosas no logran hacer dinero. Descubre las 10 razones por las cuales tu página web puede estar fallando en cuanto a ganancias se refiere y anota estos consejos para mejorarla.

Si tienes productos maravillosos para vender, ¡no debes esperar ni un segundo! Puedes abrir tu propia tienda virtual hoy mismo y empezar a ganar dinero. Solo ten en cuenta estos puntos:

No Eres Tan Hermoso Por Fuera Como Eres Por Dentro

Cuando se trata de tiendas virtuales, una página web profesional y hermosa es un deber. Los clientes solo consumirán tus productos si se sienten cómodos en tu página web y confían en tu negocio. Asegúrate de que tu página web se vea moderna y guíe a tus usuarios hacia los mejores productos.

La buena noticia es que no tienes que contratar a un diseñador gráfico para tener una increíble página web. Con cientos de diseños de plantillas web que puedes elegir en Wix, puedes armar la tuya hoy mismo.

Nadie Sabe Qué Hacer En Tu Sitio

Puede que suene absurdo, pero cuando estés creando tu página web, tienes que tener en cuenta qué es lo que te gustaría que tus usuarios hagan en tu sitio. Tanto en tu página web como en tu página de inicio, tienes que tener un botón a la acción, algo que diga “Compra Ahora” o “Haz Clic Aquí Para Ingresar a Nuestra Tienda Virtual”. No le tengas miedo a las obviedades. Las tiendas virtuales más efectivas son aquellas que apuntan directamente a la venta.

Es Difícil Para Tus Usuarios Encontrar Lo Que Quieren

Una vez que se encuentren en tu página de productos, tus clientes deberían encontrar fácilmente lo que están buscando. Organiza tus galerías de manera lógica, utiliza etiquetas y categorías que hagan el camino aún más fácil ¿Vendes zapatos? Organízalos por los de mujeres, hombres, tipos de zapatos y talla.
¿Comercializas juguetes? Entonces no es mala idea dividirlos por edades, tamaños y precios.

Ubica a tus productos más vendidos en el centro, donde nadie tendrá que dar demasiadas vueltas para encontrarlos. Piensa en las baterías que se encuentran siempre cerca de la caja en los supermercados. Bien ubicadas, siempre útiles e irresistibles, incluso si no estaban contempladas en la compra inicial.

No Estás Mostrando Tu Lado Más Bonito

Cuando compran online, tus clientes no pueden sentir tus productos. Tienen que confiar plenamente en tus imágenes ¿Qué significa esto? Que tus imágenes son el puntapié inicial en el proceso de compra, y deben ser espectaculares. Si es posible, invierte un poco de dinero en un fotógrafo profesional para tu tienda virtual. Si estás corto de dinero, en nuestro blog te dejamos algunos trucos geniales para que le saques el máximo provecho a la cámara. Intenta mostrar tus productos desde diferentes ángulos, y si es relevante, añade algunas fotos del producto siendo usado.

Nadie Ingresa a Tu Página Web

Si quieres que las ventas se vuelvan el tema principal en tu sitio, tienes que asegurarte que la gente pueda encontrarte. Para atraer clientes, necesitas una página que figure en Google y otros motores de búsqueda.

El arte de tener una buena posición en los buscadores (más conocida como SEO) puede ser un poco compleja al principio, pero hay algunos pasos que puedes dar para que tu página web llegue a los primeros lugares de Google.

No Te Estás Comunicando Ni Manteniendo El Contacto

Otra manera sensacional de llevar más tráfico a tu página web es atraer a tus clientes (del pasado, del presente y del futuro). Que tu tienda sea virtual no significa que no puedas construir relaciones sólidas y reales con tus usuarios. Si generas una buena base de datos puedes aumentar tus ventas drásticamente.

Así como promocionarías tu local en la calle con folletos, avisos en periódicos y tarjetas de presentación, también quieres que tus clientes pasen a visitarte de vez en cuando en el mundo online.
Intenta enviar newsletters de manera regular con Wix ShoutOut, escribir publicaciones en tu blog o mostrar tus novedades en Facebook o Twitter.
No importa qué ruta elijas, ¡siempre añade un enlace a tu página web!

Le Estás Ladrando Al Árbol Equivocado

Al diseñar tu página web, tendrás que hacer énfasis en qué funcionaría para tu mercado objetivo. Si bien tu instinto quiere que invites a todo el mundo a comprar tu negocio, te aseguramos que tendrás mejores resultados si te dedicas a un público en especial.

Elije fotografías, colores y tipos de letras que estén en concordancia con tu estilo y mercadería. Muestra productos que llamen la atención de tu audiencia y haz énfasis en los beneficios que podrán darles a tu público. A la hora de mostrar productos, ¡siempre intenta ponerte en su lugar!

Tu Página Web Está Obsoleta

Contenido fresco y una página web que esté en concordancia con las tendencias del momento, te ayudarán a mostrarles a tus usuarios que estás al tanto de lo que sucede.
Imagina que ingresas a una página web que está ofreciendo una oferta de Navidad ¡en Febrero! ¿No te harías algunas preguntas sobre si es confiable o no? Hasta te podrías preguntar si el negocio sigue abierto.

Aquellos clientes que son fieles, estarán fascinados si cada vez que ingresan a tu página web ven algo diferente. Actualiza tu página web y tus productos tanto como puedas y dale una razón a tus clientes para que te visiten frecuentemente. Muestras los mejores productos de la temporada, lo que recién llegó, y qué se encuentra en oferta.
Esta es una manera fácil de enviarles a tus consumidores un mensaje que diga “Aquí estoy”.

El Precio No Es El Correcto

Saber exactamente cuánto puedes cobrar tu mercadería puede ser complicado, tanto online como offline, pero lo importante es asegurarse que las ventas sean continuas. Si tus precios son demasiado bajos, los clientes pueden sospechar de la calidad de tus productos. Si tus precios son demasiado altos, tus clientes buscarán otras tiendas.

Al añadir los datos de los costos de envío y los impuestos, no es ninguna sorpresa que encontrar el precio justo sea un desafío común el mundo de las tiendas virtuales.
Por suerte, si investigas un poco tu mercado, y haces algunos ejercicios de “prueba y error”, podrás encontrar el precio correcto para tus productos.

Estás Dejando a Tus Clientes Solos En La Caja

Esto significa, que a la hora de pagar, les sueltas la mano. Hay mucha gente que llena su carrito virtual de productos, pero a la hora de pagar, cambia de página web sin gastar un solo centavo.
Para evitar esto, tienes que asegurarte que el proceso de compra sea fácil, entendible y cómodo.

El carrito de compras tiene que aparecer en todas las páginas y tiene que estar pensando de cierta manera que los clics que tengan que hacer los usuarios sean los menos posibles.

 

 

¿Quieres empezar a hacer dinero mientras duermes? ¡Crea una tienda virtual hoy mismo!