• 212k
  • 41
Redes Sociales \ 17 Enero 2017

Psicología: ¿Por Qué Somos Adictos A Las Redes Sociales?

Hagamos una encuesta. ¿Quién hizo “Me Gusta” en un video de cachorritos o compartió un artículo que ni siquiera leyó solo por su título? No hace falta avergonzarse, todos lo hemos hecho.
Y sin importar qué tan racionales somos, hay algo más fuerte que nosotros que determina nuestras acciones en las redes sociales, que logra que estemos conectados a diario (o todas las horas) fijándonos qué es lo que pasa.

¿Pero qué es exactamente? ¿Una hipnosis digital? Puede que sea un miedo a perderse las cosas. Este extraño fenómeno de adicción está fuertemente ligado a nuestros cerebros. Varias bases de la psicología explican por qué pasamos tanto tiempo expresando nuestros pensamientos y opiniones en las redes sociales.

Compartimos Para Entretener, Inspirar y Ser Útiles 

A veces sentimos que la gente que publica en las redes sociales está haciendo foco en ella misma. Sin embargo, no siempre es ese el caso. De hecho, la razón más grande por la cual la gente adora publicar sus historias en Twitter o sus fotografías en Facebook es para valorar a la gente que los rodea.
En otras palabras, o quieren elevar su propio status o mejorar la vida de sus pares.

Cuando miramos más de cerca, no es tan sorprendente. Según un estudio es claro cuáles son las áreas de nuestro cerebro que están siempre buscando nuevo contenido (como por ejemplo, la historia del vestido y los colores) y cuáles son las áreas que están para interactuar con otros. Cuando vemos información nueva, nuestra reacción inmediata e inconsciente es preguntarnos qué les parece a otros.

Compartimos Para Expresar Quiénes Somos 

Cuando hacemos “Me Gusta” o compartimos contenido, estamos identificándonos mediante él. Específicamente estamos definiendo nuestro “ser ideal”, un concepto introducido por los psicólogos Hazel Markus y Paula Nurius en 1986.
El primer “ser”, una interpretación idealizada de nosotros mismos, es lo que más utilizamos en las redes sociales.
Cuando ves gente compartiendo fotografías de comida sin azúcar, sin gluten y sin lactosa, están diciendo algo de ellos mismos. Sí, probablemente estén haciendo dieta, pero más que nada comparten ese contenido para mostrar cuáles son sus hábitos alimenticios. Las redes sociales nos permiten mostrar quién nos gustaría ser.

Pero, incluso si nos podemos confundir el uno al otro, estas redes no son fáciles de engañar. Cuando pretendemos ser alguien que no somos, estas plataformas saben precisamente nuestras características reales gracias a internet. De acuerdo a un estudio reciente, nuestros “Me Gusta” en Facebook, dicen quiénes somos y cómo somos, como por ejemplo nuestro color de piel (con una asertividad de un 95%), orientación sexual (88%) y edad (75%). Gran Hermano nunca estuvo tan cerca.

Hacemos “Me Gusta” Para Nutrir Nuestras Relaciones 

De acuerdo a Facebook, el 44% de los usuarios hacen clic en el botón de “Me Gusta” al menos una vez al día. Y para otras personas, puede ser casi natural ¿Pero qué significa de verdad esta acción repetitiva en las redes sociales? La respuesta es la siguiente: es una forma fácil de conectarse con gente que, de otra manera, no necesariamente estarías en contacto.
De acuerdo con un estudio de Ipsos, estas acciones indican que encontramos ese contenido interesante (61%), cómico (43%) o único (26%).

Nos Emocionamos Cuando Recibimos Comentarios 

¿Por qué permitimos los comentarios en las redes sociales? Porque tenemos algo que decir. Respondemos a las publicaciones y a foros con la certeza, o al menos la esperanza, de que nuestra opinión pueda ser interesante para otros.
Aparte, y es aquí donde la cosa se pone picante, los comentarios son una fuente de satisfacción, no solo para quien lo escribe, si no, más que nada, para quien los recibe.
Hay varios estudios que explican la sensación de “recompensa” que tenemos a la hora de recibir un comentario o una respuesta a una publicación.

Porque Nos Aterra Perdernos #Información 

Sí, te lo dijimos antes también. El miedo a perderse cosas (o, sus siglas en inglés, FOMO) es una de las razones más grandes porque tenemos presencia en las redes sociales. Y cada vez hay más canales, es decir que cada vez hay que estar pendiente de más plataformas.
Todos conocemos a ese amigo que no puede estar despegado de su teléfono por más de 20 segundos. Seamos honestos, todos hemos sentido un poco de pánico cuando vemos que se nos está acabando la batería ¿Por qué? Porque necesitamos saberlo todo, todo el tiempo ¡Y somos realmente buenos en eso!

Esto es todo. Sé amigable, honesto y útil. Esos son los secretos para crear contenido viral que valga la pena.

¿Estás listo para sacarle provecho a estos consejos? ¡Crea una página web gratis con Wix!