• 89k
  • 51
Tips de Negocios \ 25 Octubre 2017

Cómo crear contraseñas seguras sin volverte loco en el intento

Imagina que ves a alguien portando un llavero gigante. Seguramente no podrías evitar preguntarte:pero, ¿cuántas puertas abre esa persona a diario? Ahora piensa en la cantidad de contraseñas que usas tú cada día.Probablemente sea un número aún mayor al de aquellas llaves. ¿Cómo mantener seguras esas claves virtuales que protegen nuestra información?

Como dueño de una empresa, sabes que además de conocer tu negocio a fondo, entender quién es el público objetivo y tener una página web increíble, es necesario mantener protegido todo tu patrimonio – ya sea material o intelectual. Y si esta misión ya parece imposible por si misma, cuando trabajamos en equipo, basta con que se descuide una persona para poner en peligro la información de todos (empleados y clientes)

En este artículo resumimos las principales pilares de la política de creación de contraseñas que todo el equipo debería entiendan y aplicar.

La educación es la clave

Del mismo modo que toma tiempo enseñarle a un niño normas básicas de seguridad – mirar a ambos lados antes de atravesar la calle, no hablar con extraños, y todos esos consejos de mamá – implantar una cultura de contraseñas seguras es un largo proceso educativo . La comparación entre contraseñas y llaves es siempre útil porque es muy literal: ¿a quién darías la llave de tu propia casa? Hay quienes incluso cambian la cerradura de su puerta de tanto en tanto por seguridad?

Es importante que tu equipo de trabajo comprenda que las contraseñas son las llaves del mundo virtual: protegen las casillas de correo electrónico, los perfiles en redes sociales, las cuentas de usuario en sistemas de intercambio de archivos – en fin, un gran número de plataformas donde cada usuario / trabajador tiene el poder de “hablar en nombre de la empresa”. Para evitar que ex empleados, curiosos o incluso hackers se hagan pasar por tí, es necesario que todos entiendan que las contraseñas deben ser creadas con sabiduría y compartidas con el menor número de personas posible.

El tamaño sí importa

Antes todo era más fácil, los sistemas de protección de datos no eran apenas sofisticados ya que las herramientas usadas por los hackers para desactivarlos tampoco lo eran. Por otro lados,en la era pre-internet, la cantidad de contraseñas que usábamos era mínima,máximo teníamos que memorizar dos o tres contraseñas, además de la contraseña del cajero electrónico. Sin embargo, los tiempos cambian y hace mucho tiempo ya que códigos cuatro o seis cifras eran suficientes.

¡Aquí reside la primera trampa! Las contraseñas todavía son combinaciones que necesitamos memorizar, y por eso no deben ser muy largas. Se recomienda respetar el mínimo recomendado de 8 caracteres y nunca pasarse de los 12. A decir verdad, 10 caracteres es ¡el tamaño ideal!

En este sentido, la “Regla del 8 + 4” puede ser un buen comienzo para crear contraseñas seguras: deben contener al menos 8 caracteres, de 4 tipos diferentes: letras mayúsculas, letras minúsculas, números y símbolos (asterisco, arroba, signo de exclamación, etc…).

Consejo para crear contraseñas seguras

Calidad vs. Cantidad

Para conseguir crear contraseñas que sean al mismo tiempo cortas (y fáciles de memorizar) y seguras, necesitamos mantener nuestro foco en la calidad. No basta con escoger una palabra y luego completar con una cifra y un símbolo. Aunque cumpla todos los requisitos de la “Regla 8 + 4”, Alegria2! es una pésima idea, por ejemplo.

Una solución interesante e incluso divertida es usar palabras de una canción de tu artista preferido. Así, si eres fanático del rey de la bachata, Juan Luis Guerra, una excelente opción es usar las iniciales de la primera frase de uno de sus éxitos musicales , por ejemplo “Quisiera ser un pez” . Estaríamos entonces a medio camino ya que tendríamos 4 letras Qsup, que ya incluyen las letras mayúsculas y minúsculas.

Tan solo nos quedaría agregar números – que puede ser el año de lanzamiento de la canción (1991) o de nacimiento del cantante (1957) – y un símbolo a tu elección (!? @ #) y ¡listo!: Qsup@1991 o Qsup1957!, las combinaciones son muchas y todas son excelentes contraseñas. Si prefiere los versos de Justin Bieber o John Lenon, ¡adelante! el efecto será el mismo y nadie se va a enterar por son secretas 😉

Cuanto más raro, ¡mejor!

¿La música no es lo tuyo? ¡Todo bien! Piensa en lo que promulgaba un grande como Leonardo Da Vinci: “La simplicidad es la máxima sofisticación”. Lo importante es elegir algo que realmente puedas recordar (ej: lMkAmIgH- Leo Messi,Kun Agüero, Mauro Icardi, Gonzalo Higuaín) . Asegúrate siempre de incluir una cifra y un símbolo de puntuación y tendrás ¡la contraseña perfectas!

¿Eres de esas personas obsesionadas con usar fechas en las contraseñas? Ok, necesitamos hablar. No es imposible crear contraseñas seguras con fechas, pero requiere un poco de creatividad. Por encima de todo, jamás crees una contraseña con todos los dígitos de la fecha en orden (¡esas son las contraseñas más fáciles de adivinar!). Además, olvídate de todas las fechas “oficiales” de tu vida. Cualquier fecha que conste en documentos, o sea fácil de averiguar, como fechas de nacimiento, matrimonio y similares no deben utilizarse en contraseñas. Para usar fechas, opte por un momento especial que sólo usted recordará: su primer beso, o la primera vez que viste a tu equipo campeón de liga.

En este caso, es importante intercalar letras y cifras para aumentar la complejidad de la contraseña. Si quieres recordar la victoria de la Selección Española en el Mundial de 2010 aquella noche del 11 de julio (mes 7)  en Johannesburgo, Sudáfrica, podrías crear una contraseña así: J11*710SA.

Consejo para crear contraseñas seguras

El toque final

Ya hemos visto algunas maneras de estimular a tu equipo para crear contraseñas que cumplan los dos criterios más importantes: contraseñas que son al mismo tiempo razonablemente fáciles de memorizar y seguras frente a los intentos de los hackers de invar el sistema. Para finalizar, veamos algunas reglas a seguir para fortalecer aún más tus claves de acceso.

No compartir: Si sólo una persona del equipo utiliza cierta cuenta, debe ser la única persona que conozca la contraseña. Si un equipo comparte la misma cuenta, lo ideal es elegir una contraseña que todos puedan memorizar

No usar palabras del diccionario: El software utilizado por los hackers intenta primero acceder a su cuenta usando listas de palabras tomadas de diccionarios, por lo que es importante crear secuencias aleatorias de caracteres.

No cambiarlas a menudo: Volviendo a la analogía de la clave, es necesario cambiar las contraseñas siempre que sospechemos que alguien más las tenga. Los cambios frecuentes terminan por cansar a la gente y corres el riesgo de que tu equipo acabe recurriendo a opciones fáciles e indeseadas, como contraseña1, contraseña2 y contraseña3.

No anotarlas en ningún lado: Anotar la contraseña en un pedazo de papel que eventualmente se puede acabar en la basura sólo es más seguro que otra (mala) costumbre: enviarse la contraseña por correo electrónico o aplicaciones de mensajería como WhatsApp. Así que, qué quieres que te diga: ¡lo ideal es memorizar las contraseñas!

¿Listo para lanzar un negocio online a prueba de hackers? ¡Crea ahora una increíble página web con Wix!

Publicado por Equipo Wix

Bienvenido al Blog de Wix

Únete al Blog de Wix ¡Para estar al tanto de novedades!

La dirección de email no es válida.

El Email ya existe

La dirección de email no es válida.

¡Suscríbete al Blog! \ 

Diseño web, tendencias, consejos para
emprendedores ¡y todas las novedades sobre Wix!

La dirección de email no es válida.

El Email ya existe

La dirección de email no es válida.