• 942k
  • 29
Tips de Negocios \ 23 Mayoo 2018

Fotografía de productos: la guía para pequeñas empresas

Emprender un nuevo negocio es siempre un viaje emocionante. Y si además aprovechas las ventajas que ofrecen en la actualidad las plataformas de creación web,tendrás en tu mano todas las herramientas que necesitas para crear tu página web de eCommerce y construir tu identidad de marca de forma simple y rápida. Dicho esto, hacer todo solo supone también algunos desafíos. Más de una vez tienes que convertirte en un hombre orquesta y tocar un poco de cada instrumento. Uno de esos desafíos, que precisamente coincide con el tema que abordamos hoy en el blog, es cómo tomar imágenes atractivas y vibrantes de productos.

Tus fotos, junto con muchos otros elementos de tu página web, reflejan quién eres y confieren sensación de confianza entre tus clientes. Tener buenas fotos de tus productos  mantendrá a los visitantes desplazándose por más tiempo entre tus páginas e incluso aumentará el ratio de conversión a clientes. La mayoría de los compradores online prefieren ver más imágenes que texto en las tiendas online que visitan pues esto los ayuda a visualizar mejor los productos. Lo mejor de todo es que hoy en día no necesitas ser fotógrafo profesional para conseguir resultados impactantes. Con un poco de tiempo, creatividad y estos sencillos pasos, cualquiera puede aprender a fotografiar productos como un profesional:

01. La iluminación lo es todo

Da lo mismo si quieres fotografiar tus productos en un estudio o al aire libre: el concepto con el que tienes que familiarizarte es la iluminación. En esencia, la fotografía se trata de encontrar y dominar la luz adecuada para cada caso. Profundicemos en los dos tipos principales de iluminación que puedes utilizar:

  • La iluminación suave crea un efecto delicado, similar a un halo que ilumina el objeto desde todos los ángulos. También elimina las sombras dominantes, algo muy importante cuando se fotografían objetos tridimensionales.
  • La iluminación fuerte crea más contraste. Cuando la luz es fuerte, las sombras tienen bordes más agudos y se logra una mayor definición. Piensa en las sombras que se forman cuando te paras bajo el sol.

Cuando se trata de fotografía de productos, es más común usar iluminación suave (se puede lograr de muchas formas distintas). Si estás trabajando con una fuente de luz natural como el sol, evita la luz directa y, en cambio, utiliza un difusor de cualquier material que disperse la luz. Si tu fuente de luz viene de una ventana, lámpara u otra fuente de luz eléctrica, cúbrela de forma segura para suavizarla. Esto se puede hacer pegando en la ventana una hoja de papel pergamino o  una sábana o tela ligera. Pero recuerda que sólo debes hacerlo si consideras que es seguro. Hacerlo sobre una lámpara, por ejemplo, podría provocar un un incendio y nadie quiere eso. Ora buena opción podría ser comprar un reflector. Los reflectores son una forma fácil y económica de ‘rebotar’ o aplacar la luz natural y artificial.

Las cajas de luz son un accesorio de fotografía que le da a los productos fotografiados una superficie translúcida y un fondo iluminado. No tiene por qué ser una inversión súper costosa, y te sorprenderás al ver que puedes construir una en casa. Con materiales simples (una caja de cartón, cinta adhesiva, papel transparente y tijeras) puedes construir tu propia caja, que te dará el mismo resultado que una profesional por apenas una fracción del precio de la original. Además, es fácil de armar y llevar a cualquier lado.

02. Conoce tus ángulos

Hay tres ángulos que son los que comúnmente se usan para la fotografía de productos:

  • El ángulo de 90 grados “arriba-hacia-abajo” u “ojo de pájaro” es ideal para fotografiar objetos desde arriba que no se sostienen como zapatos, ropa, cajas, utensilios o batería de cocina.
  • El ángulo de 45 grados se usa, en general, para resaltar la dimensión. Es ideal para casi cualquier tipo de producto, incluidos juguetes para niños, productos electrónicos y de decoración para el hogar.
  • El ángulo de 0 grados (nivel de la mesa) es usado para cualquier tipo de producto que se destaque. Esto es más común para mostrar botellas, frascos, vasos, recipientes y productos de belleza y salud.

Las diferentes formas y colores pueden tener distintos ángulos. De esta manera, si es posible, toma varias fotos del mismo producto en diferentes posiciones. Esto le dará al cliente una mejor idea del tamaño y las dimensiones. Puedes añadir tantas fotos como quieras pero trata de sumar un video corto a la página de tu producto. Es una gran manera de mostrar el producto “en acción”.

03. Experimenta con la configuración de Macro

La fotografía macro te da la capacidad de alcanzar primeros planos muy detallados desde una distancia corta. Esto es ideal para fotografiar productos pequeños como joyas, cosméticos y alimentos, entre otros. Ya sea que tenga una cámara DSLR o un smartphone,se puede lograr el efecto macro de muchas formas diferentes. La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen la opción de macro en su configuración, así que experimenta con ella (por norma general viene representada por  un icono de una flor). El “macro” es perfecto para resaltar detalles. Si tienes una cámara DSLR, usa una lente de 50 mm para lograr el resultado que buscas. Trata de fotografiar el mismo producto usando diferentes lentes y modos para conseguir el mejor resultado.

04. Elige un fondo que complemente a tus productos

Al fotografiar objetos es importante considerar también el fondo. En general, los productos se ven mejor contra un fondo limpio y blanco, ya que éste elimina cualquier distorsión. Debes recordar que tienes que centrar la atención en el producto y no darle distraer con un fondo llamativo; El fondo viene a complementar la escena. Algunos productos resaltan más sobre un fondo oscuro, así que no temas experimentar. Si el negro es demasiado oscuro para ti, prueba con gris fuerte, que también podría funcionar bien. El color de tu fondo puede evocar diferentes emociones, así que intenta pensar en tu público objetivo y en el resultado final. Si tu producto es de un sólo color, elige un fondo que contraste para crear impacto. Ten en cuenta que un fondo adecuado puede hacer que tus productos transmitan sensación de lujo mientras que una mala elección puede causar el efecto contrario.

Elige el color de fondo adecuado

05. Juega con la composición

La composición es la ubicación o disposición de los elementos visuales de manera que se complementen entre sí. Si estás fotografiando varios objetos juntos, organízalos tantas veces como sea necesario para encontrar el mejor resultado. Puede pasar que te des cuenta de que sería mejor fotografiar tus elementos por separado o al revés.

Si vendes productos pequeños o que no se pueden poner de pie, usa accesorios para apoyarlos. Por ejemplo, coloca un par de aros en un soporte de joyería o pon una caja detrás de los libros para mantenerlos erguidos.

06. Con pulso firme

Cuando haces tomas de productos, es clave mantener estable a tu cámara. Hay algunos trucos geniales y baratos para ayudarte a hacer precisamente eso. Por ejemplo, un trípode de cámara o un soporte para teléfono móvil. Puedes comprarlos online o incluso aprender a hacer tu propio trípode. Si tu teléfono móvil o cámara tiene un temporizador de cuenta regresiva, úsalo para ayudarte a sacar fotos sin mover el trípode o el soporte. Son accidentes que pasan siempre.

Utiliza tripodes

07. No abuses de los filtros

Muchos fotógrafos disfrutan del uso de filtros para dar a sus productos un toque artístico. Pero, como todo en la vida, deben usarse con moderación para no llegar a confundir o engañar a tus clientes. Si quieres agregar una foto filtrada, asegúrate de no exagerar con la saturación o el color. Recuerda que el equilibrio es clave. Por ello, usa un filtro suave. Además, limita la cantidad de elementos “filtrados” en tu galería de productos. Lo mejor es tener apenas una o dos fotos editadas que destaquen  de forma natural del resto y realcen a toda la colección.

08. Dilo con plabras

Una vez que tengas tus imágenes, podrás cargarlas de manera segura en tu tienda online y recuerda que agregar una una buena descripción a las imágenes es tan importante como tener una buena imagen. Si bien puede parecer obvio, describir tu producto según las dimensiones, el material y el peso es clave para mejorar el proceso de compra de tus clientes. Agregar texto puede ayudar también a reducir las quejas y devoluciones.  Este texto debe ser corto y directo, sin sobrecargar tus imágenes con información innecesaria que alejará al público del producto. Si buscas algo de inspiración, fíjate cómo diseñan sus páginas de productos las grandes empresas cuya apariencia es similar a la de tu tienda online.

¡Importante!: no olvides nunca agregar texto alternativo a todas tus imágenes. Google y sus amigos no pueden ver realmente de qué tratan tus imágenes, por lo que tienes que explicar qué contiene la imagen con un texto alternativo. Puede ser una breve descripción del producto junto con algunas palabras clave relevantes.

¿Quieres que tus ventas se disparen? Sigue estos consejos de fotografía y sube tus imágenes a tu tienda online de Wix. ¡Es fácil y sin comisiones!

Publicado por Equipo Wix

Bienvenido al

Únete al Blog de Wix ¡Para estar al tanto de novedades!

La dirección de email no es válida.

El Email ya existe

La dirección de email no es válida.

¡Suscríbete al Blog! \ 

Diseño web, tendencias, consejos para
emprendedores ¡y todas las novedades sobre Wix!

La dirección de email no es válida.

El Email ya existe

La dirección de email no es válida.