Consejos para dirigir equipos que trabajan de forma remota



La actual situación está obligando a muchas empresas a trasladar sus actividades al formato virtual, por lo que trabajar de forma remota se está convirtiendo en algo cada vez más común. El teletrabajo no es solo un desafío para los empleados, también lo es para quien dirige un negocio. Además de administrar tu página web, vender productos y estar pendiente de tus clientes, también tienes que tratar de que el equipo que tienes a tu cargo se sienta cómodo trabajando a distancia. Es importante asegurarse de que todos los empleados están actualizados en todo momento y tienen contacto directo contigo, incluso si no compartes con ellos el mismo espacio de trabajo.


Como dueño de un negocio, de ti depende que tus "empleados remotos" se sientan parte del equipo. Implicándote actívamente en mantener a tu equipo informado conseguirás que se sientan motivados, y eso redundará positivamente en la productividad de su trabajo.


Esta completa guía hace un repaso a todos los desafíos que exige trabajar de forma remota y ofrece consejos para superarlos con éxito.



Los desafíos de trabajar de forma remota


Para entender cuál es la mejor forma de servir de apoyo a tu equipo en estos momentos, es importante identificar primero los desafíos que probablemente enfrenten tus empleados:


  • Interaccion mínima . La falta de interacción personal con los jefes y otros miembros del equipo puede provocar una sensación de aislamiento y falta de contacto.

  • Dificultad de acceder a información. Las complejidades que entraña la comunicación remota pueden hacer que los empleados se sientan perdidos o desconozcan las tareas que hay que realizar.

  • Sentimientos de soledad. Los empleados pueden sentir soledad trabajando de forma remota al carecer de esos momentos de interacción social o informal de una oficina.

  • Distracciones en el hogar. Los niños, las mascotas y la televisión son distracciones que pueden repercutir negativamente en la productividad de quien trabaja desde casa.

  • Exceso de trabajo y fatiga. Por otra parte, mezclar casa y trabajo también puede ser agotador, y es que los empleados que trabajan desde casa tienden a alargar su jornada de trabajo y a obviar los necesarios descansos.


A pesar de las evidentes exigencias que plantea dirigir equipos que trabajan de forma remota, la buena noticia es que los jefes de equipo pueden satisfacer las necesidades de su equipo siguiendo unos simples pasos. Estos 7 sencillos consejos te ayudarán a conseguir que los miembros de tu equipo se sientan conectados y motivados.



7 Consejos para super los desafíos del teletrabajo


01. Elige las plataformas de comunicación adecuadas


A la hora de dirigir empleados remotos, lo primero que debes considerar es cuál es la mejor manera de comunicarte con ellos. Lo recomendable es elegir canales de comunicación que permitan que tus empleados puedan comunicarse de forma organizada y eficiente, y donde no se mezclen los mensajes profesionales con los personales.


El mercado está inundado de cientos de herramientas de estas características que facilitan la comunicación en el trabajo. Algunas de las más populares son las siguientes:



Asegúrate de que estas herramientas de comunicación funcionen en los equipos informáticos de tus empleados y que todos sepan cómo usarlas. También es conveniente establecer unas normas de comunicación. Por ejemplo, fija horarios para el chat y decide qué herramientas usar según la naturaleza del mensaje.



02. Mantén contacto con regularidad


Aunque trabajes de forma remota, no hay razón para que no puedas organizar reuniones de trabajo efectivas sin estar físicamente junto a tus empleados. Busca un hueco para hacer cada día una breve teleconferencia en equipo, así como para hablar personalmente con cada uno de tus empleados una vez a la semana. Esto ayudará a que todo el equipo esté informado de los proyectos en marcha y dará pie a conversaciones informales que den cohesión al equipo.


También es importante que fijes un horario para las comunicaciones. Con esto consigues que tus empleados tengan un marco de trabajo similar al de la oficina que los ayude a gestionar de forma eficiente su tiempo y, por lo tanto, a mejorar su productividad y motivación.




03. Incluye a tu equipo en la toma de decisiones


Cuando los empleados sienten desafecto en el trabajo, se suele delegar en ellos tareas sin que participen en la toma de decisiones. Esto es un error. A pesar de la distancia, es necesario que los animes a compartir su opinión, a proponer ideas y a que asuman la gestión de una tarea o proyecto.


Las reuniones diarias con tu equipo, así como tus conversaciones personales con cada uno de ellos, son una excelente ocasión para intercambiar impresiones sobre los proyectos que están en marcha o los futuros. Cada vez que hables con un miembro de tu equipo es importante que dejes tu ego a un lado y le permitas contribuir con sus propias opiniones y aportaciones.


Escuchar a tus empleados con total franqueza es esencial para su desarrollo profesional y para que se sientan parte de tu empresa. Además, sus puntos de vista y opiniones personales pueden ser muy positivos y beneficiosos.

04. Sé fiel a tu cultura de empresa


Cuando no hay comunicación cara a cara, pasar por alto la cultura de empresa puede resultar tentador, pero la realidad es que la cultura de trabajo es más importancia que nunca cuando se trabaja de forma remota. Por tanto, no renuncies a definir los valores de tu empresa y a plasmarlos en tu relación con tus empleados.


Puedes trabajar con tu equipo en la creación de un documento que exprese la identidad de tu empresa y sus valores, y que todos dispongan de una copia.

Con el documento creado, impulsa tu cultura de empresa proporcionando a tus empleados todo tipo de espacios donde puedan interactuar tanto a nivel personal como profesional. Además de organizar video-chats, también puedes cultivar la cohesión de tu equipo abriendo chats de empresa dedicados exclusivamente al ocio y la diversión.



05. Saca tiempo para socializar virtualmente


La productividad es generalmente la principal preocupación de las empresas con empleados remotos. Organizar actividades sociales con tu equipo ha demostrado que puede mejorar su productividad a largo plazo porque fomenta la motivación y su sentimiento de pertenencia a la empresa. Además, hacer pausas durante la jornada laboral minimiza los efectos de la fatiga o del exceso de trabajo.


Incluso cuando las reuniones en persona no son una opción, siempre se pueden encontrar alternativas creativas. Por ejemplo, puedes empezar la mañana tomando tranquilamente un café con tu equipo por video chat, o incluso recompensar el buen trabajo de tus empleados con un "video happy hour" al final de la semana.


Otra buena idea es organizar dinámicas de team building que fomenten la cohesión grupal y el trabajo en equipo, y ayuden a rebajar el estrés del trabajo. Algunas de estas dinámicas son juegos o competiciones muy fáciles de organizar por videoconferencia como, por ejemplo, las preguntas trivia, las charadas, el juego de verdad o mentira, etc.



06. Demuestra que tu equipo te importa


No restrinjas la comunicación con tus empleados a temas únicamente profesionales. También es importante contactar con ellos periódicamente para interesarte por su estado de ánimo. Cultiva tu relación personal con ellos preguntando por su vida personal y aficiones, y deja que te conozcan a ti también compartiendo cosas sobre ti. Demuestra que te interesas por ellos (no solo como empleados) y nunca dejes de motivarlos y darles palabras de ánimo.


Demostrar a tus empleados remotos que siempre piensas y te acuerdas de ellos es algo que debes hacer siempre, incluso desde la distancia. En épocas festivas, por ejemplo, intenta hacer algo más enviar el típico mensaje de felicitación por chat. Una buena idea es organizar una celebración virtual y enviarles por correo un regalo y tarjetas de felicitación.



07. Recompensa el trabajo de tu equipo


Las personas permanecen en un mismo trabajo por muchos motivos: bien porque aman lo que hacen, bien porque disfrutan del ambiente de trabajo o bien porque están bien pagadas. Pero si no perciben reconocimiento a su esfuerzo, empiezan a buscar otro lugar a donde ir.


Ofrecer una muestra de gratitud, aunque sea mínima, puede tener un impacto muy positivo en tus empleados y que éstos se sientan valorados. Las gratificaciones o regalos que puedes obsequiar a tus empleados son muchas: desde tarjetas regalo para restaurantes y tiendas, hasta descuentos especiales para empleados y bonos anuales.


Busca los regalos que mejor se adapten a la cultura de tu empresa (y presupuesto) e invierte en ellos. A la larga compensan mucho, porque un empleado feliz y entregado con su trabajo es mucho más productivo y el mejor aliado para cumplir los objetivos de tu empresa.



Publicado por equipo Wix





es03.png