• 109k
  • 29
Google y SEO \ 13 Noviembre 2018

Guía paso a paso para hacer publicidad en Google

Con 40.000 consultas de búsqueda procesadas por segundo, nadie puede cuestionar la fortaleza de Google como motor de búsqueda. Miles de personas escriben sus preguntas vitales al mismo tiempo en esa (expectante) barra de búsqueda – desde cómo ubicar la el supermercado más cercano hasta cómo realizar primeros auxilios a mascotas, en Google hay una gran audiencia para tu pequeña empresa, deseosa de encontrarte entre las respuestas a sus búsquedas. En ese sentido, Google te ayuda a acceder a este mercado a través de la herramienta Google Ads (anteriormente conocida como AdWords). Es la plataforma que puedes usar para dirigir a los internautas  desde la página de resultados del motor de búsqueda (SERP) a tu página web, colocando estratégicamente anuncios relevantes a las búsquedas que tus clientes potenciales podrían estar haciendo. Esta práctica es conocida como marketing de motores de búsqueda (SEM).

De seguro ya has visto anuncios de Google en plena acción, incluso sin darte cuenta. Son los responsables de que aparezcan cualquiera de esos listados acompañados por la etiqueta verde “Anuncio”, que podrás ver en la parte superior e inferior de cada SERP. Ahora comienza a imaginar que la ruta entre estos resultados patrocinados y la genial página web de tu negocio es una autopista. Tu trabajo consiste en averiguar qué señales electrónicas para la carretera tienes que colocar en tu anuncio para que el tráfico avance sin problemas hacia tu página y no se vea como México DF en hora pico. Sin embargo, no tienes que hacer esto solo. Aquí estamos para explicarte qué es Google Ads y cómo puedes usarlo para anunciar tu negocio en Google.

¿Qué es Google Ads y cómo funciona?

Una forma de pensar en un SERP de Google es como si se tratara de bienes raíces. Que te ubiques en la primera página de los resultados puede llamarse una vida de lujo. Puedes hacer esto gratis administrando tu SEO (optimización de motores de búsqueda) para atraer más tráfico orgánico a tu página (es algo que debes hacer para cada página web). Sin embargo, hay algo aún más exclusivo que los resultados orgánicos de la página general: el área reservada en la parte superior e inferior de la página para anuncios pagados, debido a la alta visibilidad de estas secciones. Estas áreas son una especie de propiedad frente al mar. Entonces, si quieres despertarte con vistas al océano, tendrás que estar listo para pagar un poco más.

Ahí es donde entra en juego el Marketing de Motores de Búsqueda (SEM). En Googlelandia, eso significa que colocar el nombre de tu empresa en esos lugares principales requerirá algo de dinero.

Es cierto que una estrategia de promoción de la publicidad no es sustancialmente mejor que la otra. Tu elección sobre si realizar publicidad paga además de tus esfuerzos orgánicos dependerá en gran medida de tu industria, tus objetivos y tu propio análisis de cualquier experimentación que realice con cada uno.

Si has decidido que la publicidad paga es la adecuada para ti, pero tienes una pequeña empresa que opera con un presupuesto de marketing igualmente pequeño, la posibilidad de poner dinero puede hacer que los resultados no lleguen. Es por eso que te guiaremos con consejos sobre cómo gastar de forma estratégica para obtener el mayor provecho de tu inversión.

Lo más importante es comprender cómo diseñar una campaña publicitaria de Google efectiva. Así, es clave saber cómo el motor de búsqueda selecciona qué anuncios se muestran de acuerdo con los SERP. Básicamente, es una combinación de cuánto dinero estás dispuesto a ofertar sumado a la calidad de tu anuncio.

Veamos bien cada uno de esos factores:

Tu oferta máxima: así como lo oyes, esta es la cantidad que has definido como la más alta que puedes hacer para que aparezca tu anuncio. Sin embargo, a diferencia de otras subastas, el premio no siempre va al mejor postor. Si bien la cantidad de dinero es importante, hay otro factor que Google toma en consideración para que rankees ante tus competidores: la calidad de tus anuncios.

Calidad del anuncio: puedes ofertar lo más alto que quieras, pero si Google no cree que tu anuncio sea relevante para la búsqueda de un usuario, puedes despedirte de la publicación. Sí, esto significa que, a veces, un anuncio con una oferta más baja puede superar a otro con un presupuesto mayor debido a su mejor calidad. Esta es una gran noticia para las pequeñas empresas en todo el mundo.

Pero ¿cómo mide Google lo que cree que es mejor?

Palabras clave: un componente crucial son las palabras clave. Google genera anuncios basados ​​en las coincidencias entre las palabras clave que tus usuarios escriben en el cuadro de búsqueda y las palabras en las que has invertido dinero. Si tienes un negocio de digitalización de cintas analógicas a archivos multimedia, imagina las palabras que alguien desesperado por convertir todas sus viejas cintas de video domésticas en archivos digitales podría usar para describir su desesperado pedido de ayuda en Google. En resumen, tienes que armar tu anuncio para responder de forma directa a las preguntas de tus clientes potenciales. A Google le encanta satisfacer a tus usuarios con la dirección correcta y también se preocupa por la satisfacción del cliente. En ese sentido, elegir palabras clave adecuadas mejorará las posibilidades de que tu anuncio realmente rinda.

Conveniencia: el objetivo de Google de complacer a los usuarios influye en las formas en las que juzga la calidad de los anuncios. Una forma práctica de probar y dominar su lógica en esto y producir anuncios ganadores es ponerte en la piel de tu cliente promedio. ¿Qué extensiones o formatos puedes colocar en tu anuncio para que les sea útil y captar su atención en el momento de su búsqueda? Si eres un fumigador, agrega a tu anuncio la posibilidad de que te llamen. Esta función ubica un botón con el icono de un teléfono justo debajo del complemento que los propietarios con pánico pueden presionar segundos después de detectar a un visitante no deseado en su cocina y recurrir a Google para encontrar una solución.

No debería tardar el acceso de un usuario a tu página web. Porque cuando estás solo en casa con un mouse, cada segundo cuenta). Este nivel de atención a las necesidades de un cliente te dará mucho éxito con el proceso de posicionarse mejor en Google con tus anuncios.

Experiencia del usuario: además de evaluar el contenido y el formato del anuncio, el motor de búsqueda también verificará la página web a la que conduce. Si los robots de Google notan que el tráfico de la página se dirige rápidamente hacia el botón “Atrás” al llegar (tasa alta de rebote alta), asumirán que tu página no responde de forma adecuada a la consulta o que los visitantes no disfrutaron de su tiempo en tu página. De cualquier manera, esto no es nada bueno. Es por eso que tienes que contar con todas las probabilidades a tu favor. Para eso, usa el mejor creador de páginas web para contar con tu página de destino o tu página oficial.

Cómo anunciar en Google en 10 sencillos pasos.

01. Abre una cuenta

Todo lo que necesitas son tu dirección de correo electrónico de Google, tu contraseña y la dirección de tu genial página web. El inicio de sesión es gratis. Si aún no estás listo para publicar tu primer anuncio, bien vale la pena explorar qué puede hacer este servicio para reforzar el alcance y el impacto de tu negocio.

02. Establece tu presupuesto

Google Ads funciona con un modelo de Pago Por Clic (PPC), lo que se convierte en una excelente red de seguridad para los principiantes que prueban la publicidad de Google por primera vez. ¿Por qué? Porque los usuarios -tú- sólo tendrán que pagar cuando alguien haga clic en uno de tus anuncios destacados. Te sugerimos comenzar de a poco -con alrededor de 25 dólares- y ver lo que esa suma te brinda en términos de negocio. Con la tasa de retorno incluida, claro. Otra forma de establecer tu presupuesto es trabajar hacia atrás con los datos de tu negocio. Multiplica tu beneficio por cada venta y la tasa de conversión de tu página por el porcentaje del dinero que estás dispuesto a poner en Google. El producto es el valor en dólares que está dispuesto a “comprar” un clic en tu anuncio. Luego puedes multiplicar ese número por tu número ideal de clics por día para obtener tu presupuesto total. Una gran ventaja de los anuncios de PPC es su paciencia.Dado que vas probando distintas combinaciones para encontrar las mejores palabras clave para tu negocio, puede  que tu anuncio no aparezca con la frecuencia que deseas al principio. La ventaja es que no perderás dinero en las pujas fuera de lugar e incluso estarás obteniendo importantes datos comparativos en el proceso. Además, si ha seguido nuestros pasos y te estás transformando ya en un “generador humano” de palabras clave, esos clics deberían comenzar a convertirse en más negocios para ti. Esta es la señal de que puedes estar orgullosos de ti mismo por la inversión inicial bien hecha.

03. Establece tu ubicación

No sabemos nada sobre ti pero no buscamos “destapar un inodoro” y “Guadalajara” sólo para recopilar información interesante sobre los plomeros de esa zona. Lo más probable es que si eso es lo que estamos escribiendo en el cuadro de búsqueda, realmente necesitamos una mano amiga. Y eres un plomero de Guadalajara, es ahí donde entra a jugar tu anuncio. Google te permite establecer tu ubicación de modo que tu anuncio pueda satisfacer a un mercado local de clientes potenciales realistas en lugar de gastar tu dinero para aparecer en pantallas de personas que viven en la otra punta del país. ¿Quieres ampliar tu alcance o estás limitado para trabajar en ciertas áreas? Establece parámetros geográficos específicos a través de “Radius Targeting” en “Búsqueda avanzada”.

Marca tu ubicación

04. Elige tu red

Siempre se trata de elegir. Siempre. En este caso, se te presentarán dos opciones de dónde deseas que tus anuncios hagan su debut. Recomendamos elegir “Red de búsqueda”, que se refiere a la presentación estándar de los anuncios de Google en la parte superior e inferior de los SERP. La otra opción es la “Red de Display”, que expandiría tu anuncio a otras partes promocionales de Google como las barras laterales de YouTube. La “Red de búsqueda” ofrece más oportunidades de diferenciación y particularización a través del proceso de selección de palabras clave, lo que la convierte en una opción sólida para los dueños de pequeñas empresas con mercados más pequeños y especializados.

05. Escoge tus palabras clave

Puedes usar el planificador de palabras clave de Google Ads u otras herramientas gratuitas de SEO para descubrir qué palabras clave necesitas. Vamos a definir qué es una palabra clave: es una frase de tres a cinco palabras que un usuario de Internet podría usar para encontrar un negocio como el tuyo. Por ejemplo, un usuario que busca una nueva bicicleta podría escribir: “bicicleta de montaña de mejor calidad”. Como orgulloso dueño de tu negocio en la web, lo que realmente estás buscando posicionarte en un lugar ideal entre un gran volumen de búsquedas mensuales promedio. Bien, hay palabras que describen con precisión tu contenido. Mientras que el volumen de búsqueda de “películas” podría estar fuera de las listas, la competencia por esa palabra será tan feroz que tu compañía de edición independiente de filmes no podrá ingresar al juego. ¡Huye de ahí!

Existe la opción de usar palabras clave de long tail, que te ayudan a depurar el tráfico que se dirige hacia ti para que tus anuncios sean vistos exactamente por los ojos correctos. Otra posibilidad es aprovechar las opciones de concordancia de palabras clave de Google Ads. Esta función te permite actuar como una especie de club que abre y cierra las puertas de tu anuncio en función de la precisión con que los términos de búsqueda de una persona coincidan con las palabras clave que ha escogido. Esto es útil porque te permite ampliar o limitar tu audiencia de acuerdo con lo que creas que resultaría en la tasa de clics más alta para tu anuncio.

06. Ingresa tu oferta

Google Ads te da ofrece dos opciones sobre cómo abordar este paso: ofertas automáticas o manuales. Con la primero, el servicio hace el trabajo por ti. Sí, encuentra y oferta las palabras clave de mayor volumen que puedes obtener de acuerdo con tu presupuesto. Suena como un buen trato, ¿sí? Bien, algo de eso hay pero existe una ventaja oculta de trabajar con un presupuesto reducido. Los cálculos no sólo son bastante sencillos, lo que hace que la automatización de la automatización sea innecesaria, sino que también puedes ejercer un mayor control sobre las ofertas de palabras clave que se adaptan perfectamente a tu pequeña empresa en lugar de ser simplemente llamativas por ser de alto volumen. Es hora de decirle a tu computadora que se mueva. Vamos, tú eres ahora el director.

07. Escribe el contenido de tu anuncio

No importa si ya lo has leído muchas veces, aquí te pasamos una descripción general de la estructura de un anuncio de Google así como la cantidad de caracteres que tienes por línea.

Si crees que estás listo para ponerte a redactar anuncios, este es el plan que deberías seguir. Con ingenio y paciencia, esta debe ser tu lista de verificación de todos los elementos que necesitas saber -y hacer- para pulir esa personalidad ganadora que tienes:

  • ¿Recuerdas usar las palabras clave?: Olvidarte de usar tus palabras clave es como descubrir que dejaste tu pasaporte en casa ni bien llegas al aeropuerto. Es tu boleto para llegar a cualquier lugar y el más obvio en la lista de equipaje pero también es tan fácil de olvidar… Incorpora al menos una de tus palabras clave en el cuerpo de tu anuncio.
  • Volvamos a lo básico: no nos malinterpretes, somos muy fanáticos de la búsqueda del tesoro pero cuando se trata de anuncios de Google, hay que poner toda la atención. Asegúrate de que el “qué”, “dónde” y “por qué” de tu negocio se indique de manera clara y prominente en tu texto. ¿Cuál es tu servicio? ¿Dónde estás ubicado? ¿Por qué los clientes potenciales deberían elegirte? La respuesta a la última pregunta podría ser un servicio único que proporcione un descuento especial en la web para clientes que realizan una compra por primera vez.
  • ¡Haz clic aquí hoy! ¡Ahora!: Ok, bajemos el tono agresivo pero tu anuncio debe incluir una clara llamado a la acción (CTA). Los verbos imperativos (piense: compre, compre, instale, etc.) y las palabras sensibles al tiempo (ahora, hoy, en menos de cinco minutos) serán tus amigos al momento de crear una CTA a la que los buscadores de Google realmente presten atención. Lee más sobre las CTA aquí.
  • Prepárate para un suave aterrizaje: chequea que lo que describe tu anuncio coincida con el enlace que has proporcionado. Así, si estás anunciando una gran rebaja anual de zapatos de tu tienda pero el enlace dirige el tráfico de Internet a tu página de inicio, lo que ocurrirá es que ese un paso adicional de navegación podría disuadir a algunos visitantes de llegar a esos preciosos zapatos que vendes.
  • Alcance: usa las extensiones que permitan a los navegadores acceder a información como tu número de teléfono o ubicación con un sólo clic. Puede encontrar estas herramientas haciendo clic en “Anuncios y extensiones” en tu panel de control de Google Ads y luego seleccionando la pestaña “Extensiones” en la parte superior. Estos botones son una forma más de poner la información esencial de tu negocio al alcance de los potenciales clientes. También es un buen toque para liberar el texto de tu anuncio de una serie de números y dedicar el espacio a una CTA que tenga un fuerte impacto.

08. Estructura tu campaña

¿En tu gimnasio hay varios programas de ejercicios? ¿Quieres programar promociones para los artículos de decoración que vendes según la temporada? Mantén siempre todo organizado con una nueva campaña para cada servicio que ofrezcas o para cada tipo de venta que quiera hacer tu empresa. Con una nueva campaña llega la necesidad de una nueva investigación de palabras clave y la generación de contenido de anuncios diferentes, siempre dependiendo de tu público objetivo. El hecho de tener que crear un nuevo proyecto en Google Ads te va a ayudar a mantener tu alcance de forma diferenciada de acuerdo con cada temporada. Navidad no es lo mismo que San Valentín, ¿se entiende? Otro beneficio de dividir estas campañas es la comparación de datos que puedes hacer entre ellas para aprender valiosas lecciones sobre lo que funciona y lo que no para tu negocio.

09. Optimiza tu anuncio para móviles

Básicamente, repite los pasos que van entre el 2 y el 8 pero esta vez con una campaña dirigida – y separada de la anterior- a dispositivos móviles. En este caso, tus palabras clave y tu contenido serán ligeramente diferentes cuando estén orientados a una población que es más probable que esté en movimiento. Por ejemplo, la extensión “Llamar” es vital para evitar que los visitantes ingresen a la página de contacto. Porque de otra manera, corres el riesgo de perder a un cliente potencial antes de que termine de marcar el código de área. Mantén el texto corto y directo y aprovecha la opción “Vista previa y diagnóstico” que se encuentra en el menú “Herramientas” en el panel de anuncios de Google Ads para asegurarte de que tu anuncio aparezca como quieras que lo haga. Y, por supuesto, asegúrate de que la página a la que envías a los usuarios esté totalmente optimizada para pantallas móviles.

Activa la versión móvil de tu web

10. Analiza el rendimiento

El panel de anuncios de Google puede ayudarte a evaluar el rendimiento de tu anuncio a través de indicadores tales como cuántas personas han visto tu anuncio, la tasa de clics y la cantidad de dinero que has gastado en la campaña. ¿Estás buscando tener una imagen más completa de lo que sucede cuando un visitante continúa en tu página web? Vincula tu cuenta de Google Ads con la de Google Analytics para recopilar información importante como el porcentaje de rebote, el tiempo promedio que pasan en tu página y más. Todos estos factores son útiles para medir y, potencialmente diagnosticar cada componente de tu presencia online. Si notas una baja significativa en el número de personas que hacen clic en tu anuncio y de gente que interactúan con tu página web, quizás valga la pena considerar agregar nuevas funciones para llevar a tu página al siguiente nivel.

Lo importante es que te des permiso para experimentar. Juega con diferentes palabras clave así como con el tamaño de tu presupuesto para ver cómo ambos factores afectan tu alcance y tasa de clics. Una vez que hayas bajado el ritmo, relájate y permite que los nuevos clientes entren en acción.

¿Listo para inundar Google con tus anuncios? ¡Primero asegúrate de que la página web de tu empresa se vea genial antes de recibir todas esas conversiones!

Publicado por Equipo Wix

Bienvenido al Blog de Wix

Únete al Blog de Wix ¡Para estar al tanto de novedades!

La dirección de email no es válida.

El Email ya existe

La dirección de email no es válida.

¡Suscríbete al Blog! \ 

Diseño web, tendencias, consejos para
emprendedores ¡y todas las novedades sobre Wix!

La dirección de email no es válida.

El Email ya existe

La dirección de email no es válida.