Loading...
  • 0k
  • 0
Bienestar \ 5 Junio 2013

Cómo Lidiar con un Empleado Desagradable

Hace algunas semanas te entregamos algunos consejos para que pudiéses lidiar con un jefe al que detestas. Hoy, nos acercamos a ti para hablarte desde el otro lado; En el mundo globalizado en el que vivimos, es muy fácil emprender y, hoy más que nunca, muchas personas están empezando a formar negocios propios. Los freelancers están buscando asociarse para así no estar tan solos en la jungla de los negocios y los emprendedores están creciendo y buscando permanentemente capitales de inversionistas interesados.

Este cambio, lleva consigo una perspectiva diferente. Son ahora ustedes los jefes, las cabezas de los equipos, los líderes. Son ahora ustedes los que deben lidiar con los empleados y enfrentarse a la dura realidad de que, algunos de ellos, son difíciles de tragar y de ver cada día de la semana. Acá, algunos consejos para enfrentar a los empleados mañosos de una mejor manera:
Jefe mirando fijo a un empleado y tirando de su corbata.

Paso 1: Analiza
Analiza si el comportamiento de este empleado se repite periódicamente o sucede de vez en cuando. No te olvides de que los empleados son personas, y como tales, las mezclas de emociones están permitidas. Si estás recibiendo quejas de otros de tus empleados con respecto a una persona en particular, es el momento de empezar a analizar y poner más ojo al asunto. Acciones, aún no.

Paso 2: Recolecta Información y Observa
Junta información, investiga y averigua. Quieres tener completo control e información sobre el comportamiento diario de ésta persona y a su vez, de los factores legales que esto pueda tener. La política de tu compañía y las reglas sobre comportamiento y relaciones interpersonales son factores que debes considerar. Si el comportamiento inadecuado es contigo, anota y escribe todo; Apunta lo que te molesta y cómo esta conducta te afecta. Si, en cambio, es para con otros miembros del equipo que lideras, abre los ojos y ponte a observar de forma disimulada y actuando siempre como una especie de mediador.

Empleado corriendo por los pasillos de la oficina

Paso 3: Enfrenta el problema
Existen diferentes tipos de compañía y no debemos olvidar que cuando habla el jefe, quién habla es la Marca para la que trabajamos. Enfrenta el problema en una reunión establecida con la o las personas en cuestión. Utiliza siempre un lenguaje amigable pero serio, sin cruzar la línea de lo burdo o burlesco. Intenta invitar a la reunión sin generar miedos: Los miedos y rumores son los peores elementos para el ambiente laboral, al fin y al cabo, no queremos generar más tensión de la que ya existe. Llámalo invitando a una conversación, trata de no agendar la reunión para un par de días después del aviso, así evitas el estrés y los nervios por parte del implicado.

Paso 4: Un Espacio de Relajo y Conversación
Durante la reunión plantea responsabilidades y entrégale confianza al sujeto en cuestión. Puedes comenzar diciendo: “Necesito de tu ayuda y tu opinión con respecto a ciertas conductas que he observado”, también puedes preguntar: “¿Qué te parece a ti lo que está pasando? ¿Hay algo en lo que podamos cooperar como compañía?”. En términos claros, otorga un espacio distendido y de confianza. De nuevo, lo último que necesitamos es generar más tensión. Consejo: Cuando en una pelea te gritan, responde en un tono de voz calmo y pasivo, la no-confrontación es una técnica sumamente útil en la resolución de conflictos.

Jefa mirando a la cámara y empleada molestándola desde un segundo plano de la foto

Paso 5: Expectativas y Metas
En la reunión plantea metas y expectativas. Establece metas conjuntas de mutua cooperación. Intenta transformar una persona conflictiva en un potencial líder positivo para le escala jerárquica (horizontal o no) de tu compañía. Calendariza nuevas reuniones para evaluación de las tareas entregadas y mantén los ojos abiertos: No dejes de analizar el comportamiento y la evolución de la persona. Identifícate como un guía, un líder; La imagen de jefe clásica entrega una sensación de altura y poder que no te será útil en este momento en particular.

Paso 6: Comentarios Positivos o La Puerta es Ancha
Ahora hay dos opciones: Si la persona disminuye o anula su conflictividad, felicítalo. Es importante para él recibir comentarios positivos con respecto a sus avances y logros; Esto le va a demostrar que tienes capacidad de fijarte tanto en las áreas negativas como también en el esfuerzo que él ha realizado por mejorar desde la última reunión.

En caso de que no exista avance y que la conducta negativa persista, ya hiciste el análisis legal hace algunos pasos, ahora queda sólo decidir qué es lo mejor para tu empresa. Al fin y al cabo, en esta oportunidad, tu eres el jefe.


Bienvenido al

Únete al Blog de Wix ¡Para estar al tanto de novedades!

Hmmm, that's not a valid email address.

¡Suscríbete al Blog! \  

Diseño web, tendencias, consejos para
emprendedores ¡y todas las novedades sobre Wix!

Hmmm, that's not a valid email address.