Cómo escribir el CV perfecto


Este artículo ha sido actualizado en julio de 2020


Un CV es un documento de marketing para vender el producto que mejor conoces: tú mismo. Generalmente, actualizar tu currículum vitae es una de las primeras cosas que tienes que hacer cuando buscas un trabajo.


En la actual era digital, no solo necesitas tener este documento personal disponible cuando estás buscando un trabajo, también necesitas crear un CV online.


Para darte los mejores consejos sobre cómo escribir un CV, le hemos pedido a los responsables de selección de personal de Wix (que suelen recibir centenares de currículums al día) que nos den sus mejores consejos para escribir el CV perfecto.


Cómo escribir un CV que llame la atención


  1. Agrega tu información de contacto

  2. Elige un formato de CV adecuado

  3. Redacta tu experiencia de forma convincente

  4. Comparte tu formación académica

  5. Incluye otros datos de interés

  6. Revisa y corrige tu CV

  7. Amplía tu presencia online


Elige un formato de CV adecuado


Cuando se escribe un CV, la primera impresión es fundamental. Existen estudios que indican que la mayoría de los reclutadores examinan un currículum en tan solo 6 segundos antes de mostrar interés en un candidato o descartarlo del proceso de selección.


El formato y estilo, como los de estos ejemplos de portafolios online de diseño gráfico, son lo primero en lo que se fijan los reclutadores. Por regla general, un currículum con un espantoso diseño suele ser una señal de alerta para los reclutadores que los disuade de seguir leyendo un CV.


Antes de agregar tu información a tu CV, piensa en el formato que te gustaría usar. En estas plantillas web para CV puedes comprobar que para cada profesión existe un formato diferente que sirve mejor a sus intereses. En otras palabras, el formato que elijas para tu currículum debe ser claro para facilitar su lectura y resaltar los elementos más importantes.


Aquí tienes otros consejos de diseño y formato que también debes tener en cuenta:


  • Organiza las secciones. Organiza tu CV por orden de importancia. Lo normal es empezar por tu experiencia profesional e inmediatamente después seguir con tu formación académica. En cada sección indica los puntos más importantes en orden cronológico inverso. Por último, cierra el currículum con otra información como los idiomas que hablas y tus aptitudes o competencias.

  • Facilita la lectura. Tu currículum debe ser agradable a la vista. Evita usar fuentes de tamaño 11pt o 12pt que dan una imagen apelmazada del CV y elige un interlineado que facilite la lectura.

  • Resalta las secciones importantes. Usa la letra negrita para distinguir y resaltar con claridad las secciones de tu CV. Escribir en letra grande y negrita los encabezados, los cargos que has desempeñado y las empresas en las que has trabajado también es una interesante opción a considerar.

  • Usa puntos de enumeración. Divide el contenido de cada sección en puntos para facilitar la lectura rápida de la información.

  • Sé conciso. Procura que la extensión de tu currículum se ajuste a una sola página. Incluir mucha información no siempre es lo mejor. De hecho, un CV largo puede dar la impresión a los reclutadores de que tu CV no es consistente o que está sin editar.


2. Agrega tu información de contacto


Cuando te planteas cómo escribir un currículum, es muy fácil pasar por alto una pequeña pero importantísima pieza de información: tus datos de contacto. Es importante que los incluyas al principio del documento de forma visible. Al igual que una tarjeta de presentación, esta sección debe incluir tu teléfono, tu dirección de email y tu domicilio como indicamos a continuación:


Andrea Manzanares

Tel: (+52) 1-55-1010-7721

Email: andrea_m@buscotrabajo.com

Avenida de Los Rosales, 500. 11590, CDMX, México


Para evitar confusiones, incluye un solo número de teléfono y una sola dirección de email. Te aconsejamos crear un nuevo email específico para tu búsqueda de empleo usando una dirección de email personalizada para transmitir una imagen profesional, y que el número de teléfono que incluyas sea el de tu móvil.


3. Redacta tu experiencia de forma convincente


La sección más importante a la hora de escribir un CV es la de tu experiencia profesional. Recuerda que tu experiencia laboral siempre será más amplia de lo que el formato de tu CV te permita incluir. No puedes incluirlo todo en un papel. Elige los aspectos de tu experiencia que más merezcan ser resaltados con base a su importancia y tus objetivos laborales.

Cuando redactes esta sección sigue estos consejos:


  • Usa el mismo formato en cada descripción. Incluye siempre el puesto desempeñado, el nombre de la empresa, los años que trabajaste en ella y una descripción de tu puesto.

  • Habla en el idioma del empleador. Cuando describas tus anteriores puestos, piensa en las aptitudes y competencias que buscan tus reclutadores. Muchas veces, esas competencias se suelen expresar mediante palabras o términos específicos asociados a tu gremio o posición. Estos términos puedes encontrarlos buscando ofertas de empleo similares al que te estás presentando. Por ejemplo, si eres un profesional del marketing digital, incluye términos de marketing online como “Pruebas A/B”, “marketing de contenidos” o “SEO local”.

  • Empieza con un verbo. Los reclutadores afirman que prefieren ver tus logros escritos en un lenguaje activo antes que pasivo. En lugar de escribir “Este proyecto exigía un enfoque creativo y aportar soluciones”, escribe “Desarrollé soluciones creativas para resolver problemas como [...]”. Deja claro que las iniciativas salen de ti y no de tu lugar de trabajo. De esta forma muestras una actitud proactiva y que aportas un conjunto de aptitudes muy valiosas para cualquier equipo de trabajo.

  • Habla como un líder. Además de usar un lenguaje activo, elige palabras que denoten dotes de liderazgo e iniciativa. Cuando corresponda, usa términos como “gestioné” en lugar de “participé”. Y en lugar de “contribuí”, opta por usar “creé” o “desarrollé”.

  • Agrega números. Siempre que sea posible, expresa tus logros en números. Resaltar tus éxitos agrega credibilidad a las descripciones de tu experiencia laboral e indica que eres un profesional que se marca objetivos en su trabajo. Por ejemplo, si eres gerente de eventos, indica cuántos eventos organizas al año, el presupuesto que manejas y el número de asistentes (ejemplo: Organicé seis conferencias con más de 5000 asistentes gestionando un presupuesto anual de más de 500K dólares).

  • Muestra progresión. A veces, no hay números que mostrar. En estos casos, enfatiza tu desarrollo profesional. Ofrece ejemplos de aptitudes y competencias que has adquirido y las responsabilidades que has asumido en tus distintos puestos de trabajo.

  • Sé conciso. Los reclutadores siempre insisten en que lo último que quieren ver en un CV es una lista de la compra por cada cosa que hayas hecho. No solo es un gran error en una entrevista de trabajo, también lo es en tu currículum. Redacta tu experiencia profesional de tal forma que sea fácil intuir tu talento y tus habilidades. Si tus prácticas como estudiante o puestos similares no aportan mucho al puesto al que te estás postulando, lo mejor es que lo excluyas de tu CV.


4. Comparte tu formación académica


Como regla general, cuando prepares tu CV procura colocar la información más importante al principio del documento. Aunque hay gente que coloca su formación académica antes de su experiencia profesional, te recomendamos que hagas lo contrario, ya que tu experiencia es la información que más interesa a los reclutadores.

De todas formas, no dudes en colocar tu formación antes de tu experiencia si te acabas de graduar recientemente, o si tu formación académica es especialmente impactante.


Si posees una licenciatura o una titulación superior, no es necesario incluir información sobre tu escuela secundaria. Y si tienes varias titulaciones, enuméralas de mayor a menor nivel. Por ejemplo, coloca primero tu Maestría y luego tu Licenciatura.


Si has obtenido algún premio o reconocimiento por tu rendimiento académico (matrícula de honor, Cum laude, etc.) menciónalo también en tu currículum vitae.




5. Incluye otros datos de interés


Para destacar entre otros candidatos, algunos solicitantes de empleo recurren a creativas paletas de colores, imágenes y descripciones sobre su tipo de personalidad. ¿Debes hacerlo tú también?


Para responder a eso deberías preguntarte antes si esos detalles creativos pueden aumentar tus posibilidades de conseguir un determinado puesto de trabajo. Si la respuesta en no, obvialo. Como regla general, cuanto más limpio y sencillo sea tu CV, mayor aspecto profesional tendrá.


Estas son nuestras recomendaciones:


  • Aptitudes. Es importante que indiques tus competencias profesionales, como el diseño web o la programación, por ejemplo. Incluye cualquier programa que domines, como Photoshop o Excel. Y si hablas más de un idioma con fluidez, indícalo también.

  • Imágenes. Poner tu foto en tu CV no es recomendable. No aporta nada a tu idoneidad como candidato al puesto y, en cualquier caso, ningún reclutador le prestará atención. Reserva mejor tus fotografías para tu página web personal.

  • Aficiones. Si te gusta la pintura, cocinar, correr maratones o tocar la guitarra, no dudes en mencionarlo sin con ello puedes hacer brillar tu personalidad. Eso sí, no agregues tus aficiones si consideras que pueden saturar en exceso tu currículum.

  • Voluntariados. Colaborar como voluntario en tu comunidad o trabajar sin ánimo de lucro en tu industria suele dar muy buena impresión. Si colaboras como voluntario en algún proyecto, te recomendamos que lo menciones brevemente en tu CV.

  • Presentación personal. Una presentación personal sintetiza en pocas líneas tu perfil mencionando tus intereses, aptitudes y fortalezas. No existe una regla única sobre cómo escribirlo. Si aspiras a un puesto de trabajo en una empresa conocida y grande, es poco probable que los reclutadores le presten atención. En cambio, en empresas pequeñas a tu presentación personal puede ser muy útil.

6. Revisa y corrige tu CV


Cuando termines de escribir tu currículum, léelo en voz alta para estar seguro de que las frases fluyen y que no hay faltas de ortografía o erratas.


Además, es recomendable leer cada sección para comprobar una vez más que cada línea aporta valor a tu CV. ¿Están tus frases escritas con claridad y de forma activa? ¿Cada punto es único y aporta valor? Utiliza sinónimos elocuentes para evitar la repetición de palabras y persuadir al lector de currículum.


Por último, revisa la coherencia del formato del CV. La tipografía que elijas, así como el espaciado, interlineado, encabezados, etc. deben seguir un mismo estilo en todo el documento.


7. Amplía tu presencia online


Construir tu presencia online es parte indispensable de tu proceso de búsqueda de empleo. De hecho, según varias investigaciones, el 93% de los reclutadores te “googlean” antes de invitarte a una entrevista personal o por videoconferencia.

Después de trabajar duro escribiendo tu CV, no te limites a buscar empleo usando únicamente un documento impreso. Trabaja tu presencia online creando un perfil en LinkedIn o crea una página web con tu CV online.


Si estás decidido a seguir desarrollando tu carrera, incluso buscandotrabajo en Wix, ¡adelante! Da el paso creando una página web profesional que te ayude a contar quién eres y lo que puedes ofrecer.Crear una página web propia te permitirá agregar a tu CV online enlaces, tu portafolio, unblog, etc. En definitiva, a que tu currículum vitae llegue mucho más lejos.




Publicado por Equipo Wix



es03.png