¿Cómo diseñar un logo? Consejos de qué hacer y qué no hacer

Actualizado en Diciembre del 2021


Cómo diseñar un buen logotipo: Qué hacer y qué no hacer

La función de un logo va mucho más allá de ser un elemento visual bonito que se añade a tu página web. Como corazón de tus esfuerzos de diseño web, tu logo debe representar la esencia de la personalidad de tu empresa. Pero, ¿eso significa que tienes que contratar a un diseñador para lograrlo? Por suerte, no. Hoy en día, puedes aprender a crear un logo tu mismo, y lograr que luzca profesional, estético y sea significativo.


Cuando se trata de un buen diseño de logo hay algunas reglas sencillas, pero esenciales, que hay que tener en cuenta. Nos reunimos con diseñadores de Wix, para que nos compartan sus conocimientos y consejos sobre cómo diseñar un logo. Compartieron con nosotros algunos trucos sencillos y perspectivas que, sin duda, marcarán una gran diferencia. Desde las reglas al usar fuentes manuscritas hasta la comprensión de la importancia del equilibrio y la reflexión sobre el diseño, aquí están nuestros consejos sobre cómo diseñar un buen logo:

  1. Explora los íconos conceptuales

  2. Utiliza el espacio que tienes

  3. Juega con las mayúsculas y minúsculas

  4. Considera usar fuentes manuscritas

  5. Equilibra tu eslogan

  6. Ajusta tu nombre y tu eslogan

  7. Deja que tu logo respire

  8. Asegúrate de que sea legible

  9. Crea un diseño escalable

  10. Dale contraste a tu fondo

  11. Alinea todos tus elementos

  12. Dimensiona tu ícono

  13. Conoce a tu competencia

  14. Mantenlo lo más atemporal posible

  15. Hazlo inolvidable


01. Explora los íconos conceptuales


En el diseño de logos, un ícono es una imagen simplificada que capta el espíritu de tu marca. Un concepto muy común pero erróneo, es que tu ícono debe ser literalmente una imagen que muestre lo que es tu producto o servicio. Aunque esto puede beneficiar a algunos, no tiene por qué ser así para todas las empresas. Puedes explorar íconos más conceptuales (o incluso abstractos) para enfatizar lo que hace tu empresa.


Piensa en Nike, por ejemplo. El icónico "swoosh" evoca la sensación de movimiento y velocidad. Muy apropiado para una marca de ropa deportiva. Piensa en tu ícono como un símbolo más que como una imagen. Tiene que ser muy visual y fácilmente reconocible. La ventaja de un ícono más gráfico es que a menudo puede tener más peso visual. Lo ideal es que tu ícono sea lo suficientemente sencillo como para que los clientes puedan recordarlo incluso después de haberle echado solo un vistazo.


Si necesitas un poco de inspiración para tu logo, puedes echar un vistazo a esta completa guía sobre cómo crear un logo.



El uso de íconos conceptuales es mejor que una representación literal de lo que ofreces


02. Utiliza el espacio que tienes


Para la mayoría de las empresas, un ícono no es suficiente para expresar plenamente su identidad de marca. Si utilizas un creador de logos, tendrás varias opciones para insertar tu nombre y tu eslogan. También conocidos como lemas, los eslóganes son frases dramáticas que resumen el tono y el origen de una marca.


Ahora bien, no todas las empresas tienen un eslogan. Y eso está bien, pero no significa que debas desperdiciar este valioso recurso. Si tu nombre lo permite, puedes dividirlo en dos líneas manteniendo la misma tipografía y tamaño para ambas.



Divide tu nombre en dos líneas para maximizar el espacio


03. Juega con las mayúsculas y minúsculas


Cuando se trata de diseñar un buen logo, a veces los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. Algo tan sencillo como jugar con las mayúsculas y minúsculas puede llevar tu marca al siguiente nivel.


Tradicionalmente, los logos en mayúsculas transmiten una fuerte sensación de autoridad, mientras que el uso de las minúsculas desprende un aire más cercano y relajado. Esto no quiere decir que no se pueda utilizar el texto en mayúsculas y suavizar su aspecto con la elección de los colores. Es una cuestión de equilibrio.



Combina mayúsculas y minúsculas para equilibrar tu diseño


04. Considera usar fuentes manuscritas


La tipografía creativa sigue siendo una de las principales tendencias en diseño de logos. En concreto, las fuentes manuscritas son unas de las mejores para la creación de un logotipo. Ofrecen una sensación singular y auténtica que seguramente le encantará a cualquier cliente.


La tipografía manuscrita es especialmente eficaz cuando se utiliza como fuente en tu eslogan. Si has optado por uno de estos estilos de letra, este consejo de diseño de logos es para ti. A menudo, el uso de mayúsculas en las fuentes manuscritas las hace parecer menos auténticas, así que tenlo en cuenta.



Utiliza fuentes manuscritas para darle un toque único a tu logo


05. Equilibra tu eslogan


Hablemos de tu eslogan. Una regla sencilla para garantizar que tu logo tenga sentido es hacer que tu eslogan sea siempre más corto que tu nombre. Por eso te sugerimos que no tenga más de 25 o 30 caracteres. Por la misma razón, si utilizas un tipo de letra más grueso para tu nombre, es mejor utilizar uno más delgado (o más básico) para tu eslogan.



Equilibra el eslogan de tu logo haciéndolo más corto que tu nombre


06. Ajusta tu nombre y tu eslogan


La regla de oro en diseño es el equilibrio visual. Aunque la dimensión sea menor, tu eslogan debería estar siempre perfectamente alineado con tu nombre. Esto dará a tus espectadores y clientes potenciales una sensación natural de armonía. En caso de que tu nombre o tu eslogan sean considerablemente más largos, puedes solucionarlo fácilmente ajustando la fuente o el tamaño de cualquiera de los dos elementos.



Ajusta el tamaño de la fuente de tus elementos, para que estén equilibrados y logres un buen diseño del logo


07. Deja que tu logo respire


Al igual que la Mona Lisa, algunos logos lucen mejor cuando están rodeados de un bonito marco. Si te decides por esta opción, asegúrate de dejar suficiente espacio entre el marco elegido y el logotipo. Es decir, deja que tu logo respire. Si se ve un poco apretado, simplemente amplía el marco o reduce el tamaño de la fuente.



Deja espacio entre tu logotipo y su marco


08. Asegúrate de que sea legible


Tu logo se utilizará en todos tus esfuerzos de tu marca, desde el encabezado de tu página web hasta en tus tarjetas de presentación. Independientemente de dónde aparezca tu logo, tu texto debe ser siempre legible. Para asegurarte de ello, toma nota del tamaño del texto y de la fuente que utilizas, y comprueba el resultado final en varias plataformas (Facebook, Twitter, Instagram, etc.), y desde diferentes dispositivos (computadora, móvil, tableta, etc.).


Si tu logo es demasiado difícil de leer, ¿para qué te molestaste en diseñarlo? Para que tu logo cumpla su propósito, asegúrate de que es legible en cualquier situación, para cualquier cliente potencial.



Un buen logo debe ser legible en todas las plataformas y circunstancias


09. Crear un diseño escalable


Así es como se hace un buen logo: asegúrate de que todo el diseño de tu logo es escalable. Sea grande o pequeño, dondequiera que aparezca tu logo, siempre se debe ver nítido y reconocible. Esto incluye tanto el texto (como se ha mencionado anteriormente), como cualquier otro elemento.


Los logos demasiado detallados o intrincados pueden ser difíciles de reducir a un tamaño más pequeño. No existe una "talla única" para los logos, pero si te aseguras de que tu logo es un vector de alta resolución que puede adaptarse a varios tamaños y tipos de archivo, se verá bien en cualquier entorno. Si quieres familiarizarte mejor con el tema, puedes leer más sobre los tamaños de logos para distintos contextos.



Los logos con demasiados detalles podrían no funcionar en tamaños más pequeños


10. Dale contraste a tu fondo


Siguiendo con el tema de la visibilidad, otra forma de garantizar que tu logo siempre se vea, es seleccionar un color de fondo que ofrezca suficiente contraste con tu texto. Si el color de tu texto es blanco, elige un color de fondo más oscuro, como el negro. Tan simple, pero tan eficiente.



Utiliza un fondo muy contrastado en el diseño de tu logo


11. Alinea todos tus elementos


Odiamos sonar como un disco rayado, pero este consejo de diseño de logos se remonta a la regla de oro en diseño. Una vez que todos los elementos (nombre, eslogan e ícono) están presentes, es necesario que estén bien equilibrados una vez juntos. De hecho, prestar atención a la alineación, la simetría y el espacio negativo son componentes clave de la psicología del logotipo.


Aunque no hay reglas escritas en piedra, para ir a lo seguro, te sugerimos que alinees todos tus elementos en la misma dirección: izquierda, centro o derecha. Recuerda que el diseño de tu logo y el contenido deben ser uno solo (una pequeña familia feliz).



Alinea todos los elementos del logo en la misma dirección


12. Evalúa el tamaño de tu ícono


El tamaño de tu ícono afecta a la ubicación de algunos otros elementos de tu logo. El ícono nunca debe ser más pequeño que el texto. Para solucionarlo, puedes aumentar el tamaño de tu ícono a la misma altura que el texto o incluso hacerlo ligeramente más grande.



El ícono de tu logo debe ser siempre más grande que el texto


13. Conoce a tu competencia


Asegúrate de observar a la competencia para ver qué logos se comunican eficazmente con tu público objetivo, y cuáles simplemente no dan en el clavo. Analizar los logos de tus competidores no solo puede ayudarte a obtener información estratégica, sino también a diferenciarte del resto.


Por ejemplo, si todos tus competidores se apegan a logos monocromáticos, intenta diseñar un logo con color o con una tipografía única para ayudar a que tu marca destaque.



Un buen diseño de logo evita las modas, para que pueda seguir siendo relevante durante años

14. Mantenlo lo más atemporal posible


Un clásico nunca pasa de moda. Aunque las tendencias de diseño van y vienen, puede ser tentador seguir la última moda. Utilizar las tendencias de diseño a corto plazo es una trampa que debes evitar.


Dado que tu logo es el corazón de tu identidad de marca y aparecerá en todos sus puntos de referencia, vale la pena dedicarle tiempo y energía desde el principio. De este modo, puedes estar seguro de que tu logo resistirá el paso del tiempo y tendrá un buen aspecto dentro de 5 o incluso 10 años.



 Un buen diseño de logotipo evita las modas pasajeras para mantener su relevancia durante años


15. Hazlo inolvidable


Uno de los mejores consejos de diseño de logos que podemos darte es: haz que tu logo sea inolvidable. Tú quieres que los clientes no solo se fijen en tu logo, sino que lo recuerden por siempre. Intenta pensar en algunos logos que te resulten especialmente memorables. ¿Por qué destacan? Es probable que te venga a la mente la asociación positiva con el producto o servicio.


Dicho esto, lo que tú quieres es que la gente cree asociaciones positivas y significativas con tu marca, y un buen logo es la forma de lograrlo. Algunos de los logos más notables y memorables, como el de McDonald's, Coca-Cola y Apple, son sencillos, directos y representan claramente la marca. Si te mantienes fiel a los valores de tu marca y diseñas un logo que comunique eficazmente quién eres, será más fácil que la gente recuerde tu logo y piense en tu marca.



Mantente fiel a los valores de tu marca, para crear un logo inolvidable que comunique quien eres


Danae Salinas

por Danae Salinas

Blogger & Marketing Specialist - Español




es03.png