5 Consejos para aceptar las críticas de forma positiva y constructiva



A nadie le gusta ser criticado. Recibir comentarios negativos sobre tu trabajo nunca es agradable. Especialmente cuando has puesto todo tu empeño para llevarlo a cabo. Pero, por otro lado, siempre se puede aprender algo de las opiniones ajenas. Idealmente, deberíamos confiar en nuestro potencial y desafiarnos constantemente para mejorar. Pero si un amigo o un cliente te dice que la página web que acabas de crear podrías ser mejor, deben tener también sus razones para hacer este tipo de comentarios.


En general, todos los comentarios tienen su punto de razón y tienen que ser tomados en cuenta, pero no todos aportarán algo útil. Entonces, ¿cómo encontrar el equilibrio correcto? Aquí hay 5 consejos para aprender a aceptar mejor a las críticas y usarlas en tu favor para mejorar.



01. Tómate tu tiempo para procesar


Revisa con atención todos los comentarios que recibes e intenta entenderlos, pero no actúes de inmediato. Haz una pausa y tómate tu tiempo para pensar en ello. Puedes tomarte una hora, una semana o un mes, no hay fecha límite. Cuando estés preparado, vuelve a abrirlo.


¿Por qué ? El primer reflejo cuando uno recibe una crítica es defenderse. Queremos justificarnos a nosotros mismos. Solo después de un tiempo tenemos una visión más crítica y objetiva de nuestro trabajo. Date este momento de reflexión para ver las cosas con más claridad.



02. Piensa dos veces antes de hacer cambios


¿Comprendiste bien el comentario de ese cliente enojado por el mal funcionamiento de un servicio o simplemente lo reparaste para cortar la conversación? Puede ser tentador cambiar un detalle cuando se le pide. Es la opción más rápida y, después de todo, por qué no ... Pero esa no es la actitud correcta. Trata de entender de dónde viene este comentario y si está realmente justificado. Si te queda alguna duda, vuelve a contactar a ese usuario o cliente y pide más explicaciones. No pienses que serás mal entendido, por el contrario, darás muestras de tu implicación y tu seriedad.


Además, toma nota de los comentarios más comunes (hay un botón que siempre falla en tu página web o los artículos de tu blog son demasiado largos, etc), y así podrás tomarlo en cuenta y mejorar la próxima vez que decidas hacer cambios.



03. Quédate con lo mejor (y olvida el resto)


¡Incluso Picasso ha sido criticado! Y, a estas alturas, seguramente no crees que sus obras fueran equivocadas. Cuando recibas una crítica, “tómala con pinzas”. En la medida de lo posible, intenta implementar el cambio y ver qué pasa. Si ves que hay una mejora, tanto mejor, agradece cordialmente al usuario que te alertó. Si ves que no ayuda en nada, agradece a la persona por su comentario y sigue con lo tuyo. No siempre recibirás consejos útiles y, al final, tú eres quien mejor conoce tu producto o servicio y tomarás la decisión final. ¡Confía en ti mismo!


**Nota: Con el tiempo, aprenderás a identificar los comentarios que realmente pueden traer mejoras.



04. Ten en cuenta a la persona


No nos cansaremos de repetirlo: ¡no todos los comentarios son buenos” Solo que, simplemente, hay veces que imposible ignorar algunos. Piensa, por ejemplo en los comentarios de tu jefe, el CEO de la empresa o tus mejores clientes. Esto puede ser frustrante, especialmente si no estás de acuerdo.


Si crees sinceramente que tu interlocutor está equivocado, que la crítica no es apropiada y que va en contra de los intereses comunes, no dudes en decirlo. Proporcionar argumentos y estadísticas te ayudará a fortalecer tu punto de vista. Un buen punto de partida para armar tus argumentos es averiguar qué están haciendo los competidores o qué quieren tus clientes. Una vez que tengas la información, preséntalos de una manera lógica, alejándote lo más posible del lado emocional.



05. Mira el lado positivo de las cosas


Cuando recibimos una opinión, solemos centrarnos en todo lo que debemos mejorar. Sin embargo, también hay muchas cosas positivas que debemos mantener. Si el 10%, el 15% o incluso el 30% de tu trabajo debe cambiar, significa que 70% restante está bien hecho y debe continuar tal cual. Esto es lo que debes recordar cuando recibas una crítica.


Además, recuerda que, por lo general, lo comentarios no llegan con mala intención. No se trata de un ataque personal, sino una opinión profesional sobre tu trabajo. No todos pensamos lo mismo y es muy constructivo tener un enfoque diferente sobre tu trabajo.


Por último, no te avergüences de tus errores. Por el contrario, son las equivocaciones las que nos ayudan a ir más allá. Piensa de modo positivo y comprenderás rápidamente que los críticos no son tus enemigos, sino tus mejores aliados para mejorar.



¿Listo para exponerte a la crítica? ¡Crea una increíble páginas web con Wix hoy!



Publicado por Equipo Wix



es03.png