10 Consejos para mejorar las fotos en tus viajes


Dicen que “trabajar alimenta tu bolsillo pero viajar alimenta tu alma”. Es por ellos que cualquier excusa es buena para tomarse unos días libres y explorar sitios nuevos, que ayuden a seguir alimentando nuestra alma aventurera. De cada viaje volvemos con nuevos conocimientos y, sobre todo, buenos recuerdos.


Y, qué mejor forma de mantener vivos esos recuerdos que capturando cada momento a través de la lente de nuestra cámara. No necesitas ser un fotógrafo profesional para sacar buenas fotos de tus viajes, y tampoco necesitas ser muy pro para crear una página web de fotografía donde acumular recuerdos y compartirlos con quien tu quieras.


Si eres uno de esas almas viajeras que recorren el mundo y comparten sus historias y experiencias con los demás, estos 20 consejos de fotografía de viajes te serán muy útiles para tu próxima aventura:


  1. Márcate un objetivo

  2. Investiga el destino

  3. Elige el equipo adecuado

  4. Invierte en un trípode

  5. Piérdete en el lugar

  6. Habla con los lugareños

  7. Dispara en el modo correcto

  8. Juega con el elemento humano.

  9. Experimenta con la composición

  10. Dedica tiempo al procesamiento posterior



01. Márcate un objetivo antes de salir


El primer paso para cualquier aventura es ponerte una meta. Una de las mejores maneras de hacerlo es responder a las famosas 5 preguntas: "Quién", "Qué", "Cuándo", "Dónde" y "Por qué". Las respuestas a estas cuestiones te ayudarán a armar una imagen general de tu viaje y harán toda la experiencia más llevadera.


Como fotógrafo de viajes, debes tener una idea clara de lo que quieres lograr antes de emprender el viaje. Es importante fijar tus objetivos y encontrar tu estilo para facilitarte las cosas una vez que llegues a destino. Aunque parezca insignificante, tener estos puntos claros te ayudará a planificar desde el itinerario al material que debes llevar o el tipo de fotos que debes tomar para lograr la historia que quieres contar.


Así, si tu objetivo es volver con una buena colección de fotos de vida callejera, ya sabes que necesitas un equipo ligero con el que moverte por la ciudad y que el tipo de fotos que debes tomas son de estilo urbano. Por otro lado, si buscas ganar dinero como fotógrafo de viajes, probablemente necesitarás un equipo más profesional para tomar imágenes de mayor calidad. Además deberás ser original y alejarte de esas composiciones cliché que inundan Instagram últimamente.



02. Investiga el destino


Dedicar algo de tiempo a leer sobre el lugar que vas a visitar te ayudará a visualizar algunas tomas antes de salir de su casa. Además, te permitirá comprender qué esperar y cómo comportarte. Esto es especialmente crucial si viajas a un lugar con una cultura,o incluso leyes, diferentes. ¿Sabías que en algunos países es ilegal fotografiar personas sin su consentimiento, incluso si están en un lugar público?


Además de leer tantas guías de viaje y artículos como puedas, también debes buscar inspiración creativa. Explora tu destino a través de las lentes de otros viajeros que ya hayan estado allí y hayan inmortalizado los lugares más especiales del destino. Seguir cuentas de Instagram de fotografía enfocadas a viajes también te ayudará a tener una idea general de los tipos de imágenes y composiciones más comunes.




03. Elige el equipo adecuado


Al hacer la maleta, ya sea para un viaje de placer o de trabajo, siempre tendemos a empacar más de lo necesario, “por si las moscas”. Lo mismo pasa con los equipos y accesorios de fotografía. Es como si pensáramos que podemos perdernos alguna toma impresionante si no llevamos todo el equipo. Si este tipo de pensamientos nubla tu mente, considera esto: ¿de veras vale la pena cargar un par de kilos extra en la mochila durante todo el viaje por una toma que igual no existe?


El objetivo es reducir la cantidad de equipo a los artículos verdaderamente esenciales, para poder moverte de un lugar a otro lo más liviano posible. Afortunadamente, para cuando llegues a este momento, ya habrás investigado el destino y tendrás una idea de las imágenes que valen la pena captar en ese lugar. Además, piensa que existen multitud de apps móviles de fotografía con las que podrás hacer increíbles tomas sin necesidad de equipos pesados.




04. Invierte en un trípode


No siempre necesitas un trípode, pero siempre debes tener uno a mano. Llevarte un trípode a tus viajes ampliará las posibilidades de cada escenario y te ayudará a dar vida a tus ideas creativas. Uno de los mayores beneficios de este accesorio es que te obliga a reducir la velocidad.


Además de que mientras montas el trípode puedes aprovechar para buscar la composición y los enfoques perfectos, un trípode te permite disparar a velocidades más lentas, capturar fotos panorámicas y utilizar técnicas avanzadas como HDR y apilamiento.


Gracias a los avances tecnológicos, hoy en día llevar un trípode no significa cargar con equipaje extra. Existe una amplia selección de trípodes de viaje pequeños y para todos los presupuestos. Todo lo que necesitas hacer es elegir el que mejor se adapte al tuyo.



05. Piérdete en el lugar


La mejor manera de descubrir un nuevo lugar es caminar sin itinerario y dejarse perder. Tomar el camino que no viene marcado en las guías turísticas te obligará a poner a prueba tus habilidades fotográficas en territorios desconocidos.


No hace falta decir, que la seguridad debe ser siempre tu prioridad, y por tanto, antes de tomar el camino menos transitado, pregunta a los locales y asegúrate de que es seguro.




06. Habla con los lugareños


Aunque tiene poco que ver con tomar fotos, uno de los consejos de fotografía de viajes más importantes es hablar con la mayor cantidad de personas posible. Aunque hablar con extraños puede ser difícil, especialmente si no hablas el mismo idioma, superar este miedo puede tener un gran impacto en las imágenes que vayas a capturar y en su valor fotográfico.


Los lugareños pueden llevarte a esos rincones escondidos a los que ningún turista ha llegado aún. Si te gusta la fotografía de retratos, puedes aprovechar estas conversaciones para realizar alguna serie de retratos de habitantes del lugar.


Por ello, antes de emprender tu viaje, no estará de más que aprendas un puñado de frases útiles en el idioma local. Desde "hola" y "adiós" hasta "¿puedo tomarle una foto?" y "gracias por su tiempo". No se necesita mucho para ser un buen invitado en un país extranjero.



07. Dispara en el modo correcto


Idealmente, siempre debes tomar imágenes RAW en modo manual para tener control total sobre el resultado de cada imagen. Sin embargo esto no es siempre posible por lo que deberás evaluar cada situación y elegir la configuración de la cámara que te permitirá obtener una mejor imagen. Y recuerda que la creencia de que disparar en modos semiautomáticos te hace menos profesional no es más que un mito de fotografía.


Un ejemplo de situación en la que es mejor no disparar en modo manual es la fotografía de naturaleza. Supongamos que has viajado a Tanzania y estás tratando de fotografiar leones en el Parque Nacional del Serengeti. Es un día nublado y la luz cambia cada dos segundos. En lugar de arriesgarte o subexponer la toma, o perderte el momento perfecto, puedes usar el modo de prioridad de obturación de t cámara y centrarte en obtener una toma nítida de la acción mientras el sistema se ocupa de los valores de apertura.



08. Juega con el elemento humano


A veces tendemos a pensar que ciertos tipos de fotografía están mejor sin incluir personas en las tomas. Esto es especialmente cierto en paisajes, donde la mayoría de las veces los humanos son vistos como una molestia más que como un elemento valioso. Pero en contra de la creencia popular, agregar personas a tus paisajes de viaje puede aumentar significativamente el valor de tu trabajo. El factor humano agrega autenticidad en estos casos.


La fotografía de viajes no trata sólo de documentar un lugar, sino también de compartir una experiencia. Los que entran a tu portafolio de fotografía o acuden a una exhibición de tu trabajo, no sólo quieren ver imágenes bonitas, quieren sentir que ellos también estuvieron allí, a través de tus fotos. Incluir personas en tus fotos de viaje, les dará a los espectadores un elemento con el que identificarse, al mismo tiempo que agregará sensación de profundidad y asombro a tus composiciones.




09. Experimenta con la composición


Se puede fotografiar una escena de infinitas maneras, y cada una de esas maneras transmitirá un mensaje único y diferente. Para tomar las fotos que cuenten la historia que quieres contar, deberás dominar el arte de la composición.


Comienza por familiarizarte con las reglas principales de composición de fotografía, un conjunto de pautas destinadas a ayudarte a organizar los elementos en tus fotos de manera que guíes la atención del espectador a través de la imagen. Una vez que conozcas todas las reglas, ¡rómpelas! para capturar tu propia interpretación de cada instante.



10. Dedica tiempo al postprocesamiento


Tu viaje no termina cuando vuelves a casa y deshaces el equipaje, sino cuando todas las fotos que tomaste están editadas y listas para ser compartidas en tu página web de fotografía profesional. Debes dedicar tanta atención y energía al procesamiento posterior de las imágenes como a la planificación y ejecución del viaje.


La etapa de posprocesamiento es donde tu trabajo realmente cobra vida, ya que editas cada imagen para acercarla lo más posible a los colores, la luz y la atmósfera que experimentaste de primera mano cuando la tomaste. Ya sea que estés utilizando un software de edición de fotos gratuito o de pago, debes dedicar tiempo a aprender a usar cada función y herramienta para obtener los mejores resultados posibles.



Publicado por Equipo Wix





es03.png