Paso a paso: Cómo hacer tarjetas de presentación


Ejemplo de una tarjeta de presentación por los dos lados

A medida que nuestros medios de comunicación se vuelven cada vez más digitales, la tarjeta de presentación (también conocida como tarjeta personal) impresa mantiene su lugar como un elemento básico del mundo empresarial, y es fácil ver por qué. Después de todo, es una forma rápida y rentable de distribuir información. Al mismo tiempo, también actúa como un recuerdo tangible de ti y tu negocio que se queda en manos de posibles clientes potenciales.


Una tarjeta de presentación es una pequeña hoja de papel que contiene tu información de contacto. Incluye convenientemente todos los elementos esenciales en un solo lugar, como lo son nombre, logotipo de la marca o empresa, y detalles de contacto como tu sitio web, número de teléfono y de redes sociales.


Seguramente te preguntas cómo hacer tarjetas de presentación, y aquí te damos la respuesta. Como muchas otras cosas, se pueden mandar a hacer con la ayuda de un diseñador gráfico profesional, pero afortunadamente ya existen herramientas fáciles de usar que te permiten hacer tarjetas de presentación gratis (o a muy bajo costo) de forma profesional. Una de estas herramientas es Wix Logo Maker.


En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber para diseñar una tarjeta de presentación online, explicado en unos sencillos pasos.





Tamaño de una tarjeta de presentación


Los tamaños estándar de las tarjetas personales varían de un país a otro. Si bien las siguientes dimensiones son las más utilizadas, ten en cuenta que no son obligatorias y se pueden cambiar para adaptarse mejor a tu visión e ideas, incluso puedes cambiar el tradicional rectángulo por una tarjeta cuadrada o en forma de triángulo, ¡ponte creativo!


Tamaños estándar de tarjetas de presentación:


  • Estándar en Estados Unidos y Canadá: 89 mm × 51 mm (3,5 "× 2")

  • Estándar en Europa Occidental: 85 mm × 55 mm (3,35 "× 2,17")

  • Estándar de Europa del Este: (90 mm × 50 mm (3,5 "× 1,9")

  • Estándar de Oceanía: 3,54 "× 2,165" (90 mm × 55 mm)

  • Estándar de Japón: 91 mm × 55 mm (3,58 "× 2,16")


Además de los tamaños estándar de tarjetas de presentación, hay algunos términos de impresión importantes que debe tener en cuenta antes de abordar el diseño de su tarjeta de presentación:


  • Área de sangrado (bleed area): se refiere a los elementos de diseño (como colores y líneas) que se extienden más allá del borde de dónde se recortará la tarjeta una vez impresa. El sangrado asegura que la tarjeta no tenga áreas sin imprimir, a pesar de pequeñas compensaciones en el proceso de corte. Los tamaños de sangrado varían de 0.125 "a 0.25", por lo que es mejor verificar el tamaño requerido en tu imprenta.

  • Línea de corte (trim line): son líneas que marcan los bordes de la tarjeta, señalando dónde se debe realizar el corte con la cuchilla.

  • Márgenes de seguridad (safety line): marcan las líneas más allá de las cuales no deben colocarse elementos de diseño importantes (como texto o logotipos). Los márgenes de seguridad suelen estar alrededor de 5 mm desde la línea de corte. Esta práctica está destinada a evitar que el diseño se corte, ya que el corte con la cuchilla se puede realizar en cualquier lugar entre el sangrado y los márgenes de seguridad.



Diferentes elementos de una tarjeta personal


Alineando tu tarjeta personal a tu identidad de marca


Una tarjeta de presentación debe capturar la esencia de la marca o negocio que representa. Antes de abordar el diseño de tu tarjeta de presentación, asegúrate de tener todo lo que necesitas para hacerlo bien:


  • Logo: Un logo es uno de los elementos más importantes que aparecen en una tarjeta personal. Si aún no tienes uno, puedes contratar a un diseñador profesional o hacerlo tú mismo usando herramientas como el creador de logos de Wix. ¿No sabes por dónde empezar? Esta guía de diseño de logotipos tiene todo lo que necesitas saber.

  • Paleta de colores de la marca: Los colores pueden evocar diferentes emociones y crear el ambiente adecuado para una marca. Asegúrate de que tu tarjeta de presentación mantenga el mismo esquema de colores que tu sitio web y todos los demás elementos de marca.

  • Tipo de letra: Al igual que el logo y los colores, la tipografía que eliges para tu marca debe ser consistente en todos tus elementos de marketing. Asegúrate de utilizar la (o las) tipografía adecuada en tu tarjeta personal.

  • Tono de voz: ¿Tu marca es seria y profesional, o divertida y dinámica? Si aún no lo haz hecho, decide qué representa tu empresa. Estos valores de marca deben reflejarse en tu tarjeta de presentación, tanto en su diseño como en el texto escrito.





Elige el estilo de tu tarjeta de presentación


Si bien una tarjeta de presentación pone solo un pequeño lienzo a tu disposición, hay muchas decisiones que deben tomarse antes de abordar el diseño:


  • Forma: Las tarjetas personales suelen ser rectangulares, pero también puede optar por formas más creativas como cuadrados e incluso círculos. Y aunque la mayoría de las tarjetas de presentación están diseñadas de forma horizontal, una orientación vertical podría ser otra opción interesante a considerar.

  • Ubicación de los elementos: La mayoría de las tarjetas de presentación de doble cara, incluyendo la información de contacto de un lado, y el logotipo de la empresa del otro lado; pero existen también tarjetas plegables. De cualquier manera, decide qué elementos quieres poner en cada lado.

  • Estilo: Teniendo en cuenta los elementos de la marca de la sección anterior, asegúrate de que tu tarjeta de presentación irradie el estilo de tu marca. Echa un vistazo a las tarjetas de presentación de la competencia que comparten un aspecto similar al tuyo y busca inspiración, desde lo minimalista hasta lo atrevido, y desde lo atemporal hasta lo moderno.





Evita los errores más comunes


Al diseñar una tarjeta de presentación, ten en mente estos errores que comúnmente suceden, y evita que te pasen a ti:


  • No olvides el área de sangrado: Asegúrate de incluir un área de sangrado en tu diseño (como lo explicamos anteriormente). Además, no coloques información importante fuera de los márgenes de seguridad, para que no se corte.

  • Usa modo de color CMYK: Establece el modo de color en CMYK, que es el modelo de color utilizado en la impresión (y no RGB, que se utiliza para las visualizaciones en pantalla).

  • Trabaja en alta resolución: Para asegurarte de que su tarjeta de presentación no esté pixelada, trabaja en un archivo de resolución de 300 ppp. Todos los archivos utilizados en tu diseño (como el logotipo, íconos e imágenes) deben ser de la misma calidad.

  • Ten en cuenta la legibilidad: Asegúrate de que el texto esté escrito en una fuente que no sea menor a 8 puntos, para que sea claro y legible. Por la misma razón, mantén un buen contraste de color en el diseño (existen muchas herramientas de paletas de colores en línea para verificar la legibilidad de los colores).





Qué poner en una tarjeta de presentación


Las mejores tarjetas de presentación comunican información importante de forma rápida y sencilla, sin intentar incluir demasiados detalles innecesarios. Esta es la información más relevante que debe incluirse en una tarjeta de presentación:


  • Logo: El logotipo de una empresa es imprescindible en cualquier tarjeta de presentación, lo que aumenta su profesionalismo y credibilidad. Coloca tu logo en una posición donde se destaque en la tarjeta.

  • Tu nombre y título: La intención de una tarjeta de presentación es conectarte con otros, lo que hace que tu nombre sea un activo esencial. De igual manera, ayuda a refrescar la memoria de las personas con una palabra o dos sobre tu rol en la empresa, como "Fundador y Director" o "Diseñador".

  • Nombre de la empresa: Suena obvio, pero hay que mencionarlo. A menos que ya se indique claramente en el logotipo, no olvides incluir el nombre de la empresa.

  • Lema o eslogan: Este es opcional, pero puedes agregar una explicación concisa de lo que hace la empresa con un eslogan pegadizo de alrededor de tres a cinco palabras.

  • Sitio web: Agrega el dominio de tu página web. Recuerda, no es necesario incluir el "https: //".

  • Datos de contacto: Esto incluye número de teléfono y dirección de correo electrónico. En caso de que operes desde una ubicación física, agrega también tu dirección postal.

  • Redes sociales: Si son relevantes para tu línea de trabajo, agrega los usuarios de tus redes sociales a tu tarjeta personal.





Antes de mandar a imprimir…


¡Ya casi terminas! Pronto tendrás estas bellezas impresas y listas para distribuirl a tus colegas y clientes. Pero antes de dar por finalizado el trabajo, asegúrate de finalizar tu trabajo para que no haya margen de error. Una vez que hayas enviado el archivo para imprimir, cualquier cambio de última hora será mucho más complicado y costoso.


  • Revisa: Mira tres veces que todo en la tarjeta esté escrito correctamente, que la información esté actualizada y sea precisa, y que todo se vea exactamente como lo deseas.

  • Revisa las imágenes: Si estas usando imágenes o ilustraciones, asegúrate de que estén en alta resolución y que tengas los derechos legales para usarlas.

  • Investiga opciones de impresión: Busca las opciones de impresión disponibles en tu área y compara precios y servicios. Una vez que elijas la imprenta, analiza las opciones materiales y los métodos de impresión con ellos. Es posible que también desees visitar la tienda en persona para buscar opciones de papel en la vida real. Por último, solicita instrucciones claras sobre el tipo de archivo que necesitan que tu (o tu diseñador) les envíen.



Ahora, todo lo que queda es exportar tus archivos de trabajo, enviarlos a las impresoras y disfrutar del fresco olor de la impresión cuando llegue el producto terminado.





Publicado por Tere Metta

Growth Marketing Specialist & Blogger - Español


es03.png