top of page

20 consejos para emprendedores por Romuald Fons


consejos para emprendedores

En este artículo, compartiré algunos consejos para emprendedores basados en mi experiencia personal en el mundo de los negocios, desde vender calzado deportivo en una página de ecommerce por necesidad económica hasta facturar un millón de euros en una semana.


No significa que mi experiencia se aplique a tu sector o que lo que a mí me ha funcionado a ti te vaya a funcionar también. No obstante, si al menos 1 de los 20 tips para emprendedores que te voy a dar te ayuda a no cometer los mismos errores que yo, habrá valido la pena.


Mi historia empieza con varios años de indecisión, estudiar arquitectura y dejarlo para convertirme en cantante de rock, para después, a los 33 años, decidir emprender un negocio. Perdí todo dos veces, pero finalmente conseguí tener una carrera exitosa en el ámbito del posicionamiento en buscadores (SEO), la creación de sitios web de monetización y, finalmente, con la creación de BIGSEO, una de las agencias de marketing digital más fuertes en España.



Consejos para emprendedores:




1. Desmitificando el emprendimiento


El emprendimiento ha sido idealizado en exceso. Si trabajas duro, te esfuerzas y sigues un camino bien dirigido, puedes tener éxito. No obstante, es fundamental estar siempre conectado con la realidad. La mayoría de los emprendimientos fracasan o no se producen en el momento oportuno. Enamorarte de tu propio proyecto es útil, porque la pasión por que salga adelante te ayuda a seguir empujando. Pero tener una visión extremadamente realista tanto de ti mismo como de tu proyecto es un intangible de alto valor.



2. Asume la responsabilidad de tus decisiones


Siguiendo con la realidad, una vez entiendas que tus decisiones pueden llevarte al fracaso o al éxito, empezarás a tomar decisiones más acertadas. Puedes optar por lamentarte por tu situación o tomar medidas para cambiarla lo antes posible. La mayoría de las veces que las cosas no vayan bien, será tu culpa.



3. Emprender para generar negocio


Si deseas emprender solo para pasar el tiempo y divertirte, no es necesario que sigas leyendo ni que emprendas. El objetivo principal de emprender es ganar dinero. Por el camino se descubren muchas cosas y se aprenden otras de alto valor, pero el dinero siempre debe formar parte de la ecuación.



4. Destaca tus fortalezas


En lugar de enfocarte en tus debilidades, concéntrate en tus fortalezas y trabaja para mejorar aún más en esas áreas. La excelencia en un campo específico te permitirá destacarte y obtener mayor exposición.


Para aquellas áreas en las que no tienes habilidades interpersonales, delega en personas capacitadas que puedan ayudarte a alcanzar tus objetivos. Así podrás centrarte en lo que realmente importa y en lo que se te da bien.



5. No seas la persona más exitosa de la habitación


Adquirir experiencia y conocimientos es importante, pero también es fundamental rodearte de personas que puedan cuestionarte, hacerte reflexionar y mejorar. Siempre podrás aprender de alguien que tiene más éxito o es más inteligente que tú. Expande tu círculo de influencia y busca personas que te ayuden e inspiren a crecer en áreas donde te superan.



6. No demores el fracaso


Si debes fracasar, avanzar lentamente solo hará que lo hagas más tarde. Lo que implica perder tiempo que podrías haber invertido en algo rentable. En los negocios, es preferible actuar con prontitud y ajustar el rumbo cuando sea necesario. Saber pivotar, y rápidamente, es una habilidad muy poco común. Si la tienes o la entrenas, tendrás mucho ganado.



7. Enfócate en la rentabilidad


Algunas personas no logran ver que su idea no genera dinero. El objetivo de emprender, a más corto o mediano plazo, es acabar siendo rentable. Por lo que si un proyecto no produce los ingresos necesarios para despegar, descártalo. Emprender hoy en día no solo implica tener ideas de negocios online rentables, también requiere asumir riesgos, pero es importante tener en cuenta los factores medibles.


Es cierto que hay muchas startups que están fuera de esta ecuación porque cuentan con rondas de inversión que les permiten no ser rentables durante un tiempo, pero esto no se aplica a la mayoría de los emprendimientos.



8. Tus ideas no generarán millones por sí solas


Probablemente, alguien ya haya pensado en tu idea de negocio anteriormente, y si no es así, quizás haya una razón. Lo más importante no es la idea en sí, sino cómo la ejecutas.


De la misma forma, tú también puedes copiar a los demás, pero en el proceso tienes que mejorarlo, diferenciarte y aumentar la propuesta de valor existente para generar un negocio exitoso.



9. Atrae en lugar de perseguir


Piensa en cómo te sientes cuando un vendedor en la calle intenta venderte algo… es intrusivo. Es más efectivo identificar las necesidades de tu mercado meta y de tu perfil de comprador y ser la mejor opción para satisfacerlas. De esta manera, los clientes acudirán a ti en lugar de que tengas que perseguirlos. Por el camino tendrás que hacer SEO, PPC, marketing de influencers, afiliación y mil cosas más para conseguir que lleguen, pero desde el principio estarás satisfaciendo una necesidad real.



10. La planificación excesiva puede ser contraproducente


Si bien es útil tener un plan, no podemos predecir el futuro con certeza. La planificación excesiva puede dificultar la adaptación a los cambios y la identificación de nuevas oportunidades de negocio. Mantén los ojos abiertos a las tendencias para aprovecharlas adecuadamente y trabaja rápido.


11. Gratificación inmediata vs. gratificación a largo plazo


Vivimos en una era de gratificación inmediata ⁠—la prueba es Tik Tok⁠— pero el emprendimiento requiere valorar la gratificación a largo plazo por encima de la inmediata. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones, ya que muchas veces, las cosas que van a dar resultados no serán las que más tengas ganas de hacer.



12. La productividad es personal


No existe una fórmula mágica para la productividad. Un calendario estructurado y alarmas para organizar tareas no te harán más productivo si no se ajustan a tu estilo. Es importante encontrar lo que funciona para ti y aceptar tus particularidades para mejorar la productividad.


He conocido a emprendedores que se levantan metódicamente a las 4 de la madrugada para comenzar su rutina y otros nocturnos que encuentran su mayor productividad a altas horas de la madrugada.



13. Delegar para crecer


Al comenzar a emprender, debes tomar muchas decisiones pequeñas. A medida que aprendes cómo hacer crecer tu negocio, las decisiones se vuelven menos frecuentes pero más importantes. Delegar es crucial para evitar el estancamiento y mantener el control.


Confiar en las personas y formarlas adecuadamente te permitirá escalar tu negocio con éxito, beneficiando a todos en términos de experiencia y ganancias. Es importante entender que una tarea puede estar bien ejecutada sin haberse realizado estrictamente como tú la hubieses hecho.



14. La felicidad y el emprendimiento no siempre van de la mano


La felicidad puede estar sobrevalorada en el emprendimiento. A veces, seguir tu sueño y generar un negocio exitoso no van de la mano. Puede suceder que el gran sueño de tu vida sea una idea rentable de negocio, pero es poco común. A partir de ahí decide, qué es más importante y cuánto quieres sacrificar.



15. No te aferres a proyectos fallidos


Cuando algo no funciona en el mundo de los negocios, es importante reconocerlo y soltarlo. Con todo lo que implica a nivel de inversión, tiempo y ego. No hay nada más contraproducente que seguir empujando algo que no tiene cabida en el mercado. Aprende a dejar ir proyectos fallidos y enfócate en oportunidades más prometedoras.



16. Valora tu tiempo adecuadamente


A medida que mejoras en tu campo, podrás cobrar más por tu tiempo. Eres el reflejo de lo que produces, y si tu experiencia y habilidades no se traducen en resultados, no cuentan. Invierte tiempo en formarte y aumentar tu valor como emprendedor a través de la especialización.



17. No regales tu talento


Si eres realmente bueno en algo, no lo hagas gratis. Ofrece contenido de valor gratuito, pero cobra por las soluciones que ofreces. Insisto, no tengas miedo de compartir lo que sabes. Al dar conocimiento valioso, la gente estará más inclinada a comprarte a ti en lugar de a la competencia porque siempre va a haber gente dispuesta a pagar por un servicio o producto de calidad, aunque les hayas explicado cómo hacerlo por ellos mismos.



18. Aprende a manejar las críticas


Conforme mejor te vayan las cosas, es probable que enfrentes críticas y envidia. Aprende a reconocer cómo te afectan y encuentra maneras de manejarlo. Es importante recordar que has generado negocio aportando valor.



19. Encuentra tu equilibrio


Trabajar duro es fundamental para tener éxito, pero es importante saber dónde está tu equilibrio y hasta dónde estás dispuesto a llegar y sacrificar para alcanzar tus objetivos. Encuentra ese punto porque esto va para largo y para que sea sostenible debe haber equilibrio.



20. Hazlo ya


No necesitas la validación de nadie, tampoco la mía, ni estos consejos para emprender. La experiencia real en el campo de batalla es donde aprenderás lo que realmente significa emprender.



Conclusión


Y es que todo el mundo puede emprender. Otra cosa es que lo hagan bien. Lo que acabas de leer son los consejos de alguien que se ha lanzado a la piscina y lo ha vivido de primera mano. Aunque tu experiencia sea distinta, espero que estas pautas te ayuden a tener una experiencia menos complicada. Si te lo quieres tomar en serio, descubre hasta dónde estás dispuesto a llegar para conseguir tus objetivos. Así que si quieres emprender, dale.



Romuald Fons

Fundador y CEO de BIGSEO Agency y BIGSEO Academy




es03.png
bottom of page