Cuánto cuesta una página web


Uno de los principales motivos que frenan a las pequeñas empresas de tener presencia online es el precio de la página web. Es cierto que los gastos para crear una página web pueden ser elevados, pero no necesariamente. Si investigas lo suficiente y tienes claro lo que necesitas, el precio de tu página web puede reducirse significativamente.


Dicho esto, y ahora que acabamos de empezar el 2020, ninguna empresa, por pequeña que sea, puede permitirse el lujo de no tener presencia online. En este artículo analizamos todos los factores que influyen en el precio de una página web para que tengas una idea lo más exacta posible de cuánto cuesta hacer una página web según la opción que elijas.



Qué incluye una página web


Mucha gente ignora la diferencia que existe entre una página web y la "experiencia" asociada a ella y que consta de varios elementos inseparables que trabajan en conjunto.


Esta "experiencia" está compuesta por la propia página web, su dominio y su hosting:


Página web. Es lo que la mayoría de la gente conoce porque es visible con solo introducir la dirección web o URL en el navegador. Una página web se puede crear contratando un diseñador web o usando una plataforma de creación de páginas web, también llamadas website builders.


Nombre de dominio. Si para ir a casa de alguien necesitas saber su dirección, para llegar a la página web de una persona también. La dirección de un sitio web se conoce como nombre de dominio: galletasmaria.com sería un ejemplo. Si alguien encuentra tu página web entre los enlaces de Google, ese enlace estará asociado a tu dominio y, con solo presionarlo, llegará a una página específica de tu web o tienda online.


La nomenclatura de los dominios siempre acaba en un "sufijo" como '.com', '.net', '.org', '.edu', etc., y su disponibilidad para el nombre dominio que elijas puede influir significativamente en el precio de tu página web.


Hosting. También conocido como alojamiento web, es un aspecto que a menudo no recibe a la atención que merece, cuando en realidad es fundamental para garantizar esa "experiencia" mencionada antes. Para que una página web se pueda visitar en internet, es imprescindible que esté alojada en algún sitio. Por hacer una analogía, si el nombre dominio es la dirección, el hosting sería la casa y la página web su mobiliario y decoración (el contenido). El hosting es el "hogar" de tu página web que la hace accesible a cualquiera que navegue por internet.




Qué hacer antes de comprar una página web


Ya conoces los principales elementos que componen la "experiencia" de una web, pero para conocer con exactitud cuánto cuesta una página web, tienes que valorar ciertas cosas antes de sacar la tarjeta de crédito. Antes de tomar cualquier decisión es bueno investigar pero, más importante es saber qué investigar. Nosotros te recomendamos que prestes especial atención a estos puntos:


Hosting


Probablemente hayas visto que los planes de hosting incluyen muchos servicios. No solo alojan tu página web, también pueden ofrecer espacio web y ancho de banda extra si lo necesitas, y otros complementos. Las empresas de hosting ofrecen distintos planes, desde el más asequible hasta el más caro, y cada plan tiene sus propias características y extras. Por ejemplo, algunos planes incluyen gratis el dominio por un año o dos, mientras que otros no.


El hosting siempre será la partida más cara de tu página web, al menos a largo plazo. Incluso si pagas un precio por tu página web elevado, el alojamiento web exige un pago mensual o anual que, a la larga, superará el costo de tu página web. Es importante que compares las opciones disponibles en el mercado y elijas sabiamente. Antes de elegir, piensa detenidamente lo que necesitas para no desviarte del presupuesto para tu página web, de lo contrario, podrías acabar pagando por servicios que (todavía) no necesitas.



Compara plataformas


Si te enamoras de una determinada plataforma de creación de páginas web, antes de "casarte" con ella infórmate bien de lo que te ofrece. Hay muchas empresas en el mercado que al final resultan ser una caja de sorpresas no muy agradables precisamente.


Investigar lo que ofrecen las diferentes plataformas te permitirá tener una idea mucho más clara de las herramientas a las que puedes acceder. ¿Existe alguna plataforma avanzada? ¿Me permite agregar mi propio código? ¿Programar es la única forma de personalizar la página? Hacerte estas preguntas puede condicionar el futuro de tu página web, así que es importante saber de antemano las opciones que te ofrecen estas plataformas.



Inspírate en otras páginas


Para crear tu página web puedes contratar un diseñador web o hacerla por tu cuenta, pero antes necesitas tener una idea del diseño y look que te gustaría que tenga. Esta es la parte más divertida de tu labor de investigación, porque te permitirá ser creativo combinando lo mejor de otras páginas en una sola, la tuya. Cuando tengas una visión clara de lo que necesitas, estarás en condiciones de crearla tú mismo o proporcionarle a tu diseñador ideas concretas de lo que quieres y recibir a cambio una cotización por tu página web mucho más exacta.



Consulta blogs de Marketing Digital


La calidad de una página web se aprecia en su diseño, y no nos referimos solamente a su paleta de colores. Al igual que la moda, el diseño también está sujeto a tendencias, un tema que debes investigar mientras trabajas en tu página web. Una página moderna y bien diseñada atrae a más clientes, así que identifica lo más "trendy" en diseño web y aplícalo en tu página web o díselo a tu diseñador.




Qué funciones necesita tu página web


Después de investigar las opciones de hosting y plataformas que hay disponibles en el mercado e identificar las tendencias de diseño que más triunfan, llega el momento de poner por escrito lo que necesita tu página web. Reflejar en papel tu proyecto te ayudará a decidir si te conviene crear tu página por tu cuenta o contratar un diseñador si tu idea es compleja de llevar a cabo.


Primero, empieza por lo básico, como pensar en el número de páginas que necesitará tu página web. Si no estás seguro, vuelve a visitar esas páginas que te han servido de inspiración para tomarlas como modelo. Generalmente, una página web estándar incluye más páginas además de las imprescindibles 'Inicio', 'Acerca de' y 'Contacto',


Otra cuestión a tener en cuenta es si necesitas una tienda online para vender tus productos o servicios. En caso afirmativo, tendrás que habilitar una página especial en tu sitio web y averiguar si el plan de hosting que contrates te permite aceptar pagos online.


Si te sientes atascado en este tema, consulta nuestra completa súper guía sobre cómo crear una página web desde cero.



Plataformas de creación web - ¿Valen la pena?


Más que una preferencia personal, elegir una de estas plataformas dependerá de lo que quieras que tu página web sea capaz de hacer. Las capacidades de una página web creada a medida son mayores que las que un website builder puede ofrecer. Eso te obliga a investigar si existe alguna plataforma de creación web capaz de dar respuesta a lo que necesitas en tu página.


Si el código no te produce mareos y no te importa programar, la decisión es fácil. Pero si no tienes ni idea de programar, no te interesa aprender ni tampoco contratar a un programador, las plataformas de creación web o website builders son tu mejor opción. Con estas plataformas, como Wix, puedes crear páginas web "What You See Is What You Get " (en español, "lo que ves es lo que obtienes") sin necesidad de escribir una sola línea de código. Y si te atreves, puedes habilitar Wix Corvid para dar tus primeros pasos programando en tu propia página web.


Un apunte más sobre los creadores de páginas web: Wix te permite crear tu web de cabo a rabo gratis. No tienes que pagar absolutamente nada hasta que te sientas totalmente satisfecho con la página web que hayas creado y te sientas listo para conectarla con tu dominio.



¿Contratar un diseñador o hacerlo tú mismo?


Después de investigar y plasmar en papel tu proyecto de página web, es hora de ponerse manos a la obra. Pero, ¿en manos de quién recaerá el trabajo? Llega el momento de decidir si quieres intentar hacer tu página web por tu cuenta o contratar un diseñador web.


Hacer tu página web por tu cuenta es la opción más económica si el presupuesto para tu página web es limitado, pero tendrás que asumir todo el trabajo de diseño, creación de contenido, etc. Contratar un diseñador te quita de encima todo ese trabajo, pero es vital que averigües cuánto cobran por hacer una página web. El costo de una página web desarrollada por un diseñador dependerá de la complejidad de tu proyecto, y salvo que tu página web sea sencilla de hacer, no sería extraño que acabes pagando varios miles de dólares.


Y por cierto, ¿te has parado a pensar cuánto cuesta mantener una página web? Es un tema que casi nadie tiene en cuenta. Tener a una persona que se ocupe del mantenimiento de tu página web da una tranquilidad tremenda, mientras que llamar o contactar a una persona para pedirle que haga cambios o mejoras en tu página web no solo es un poco fastidioso, también puede disparar el costo de un sitio web.

Si quieres disfrutar de las ventajas de ambas opciones, siempre puedes contratar un diseñador como Wix Pro y ocuparte tú del mantenimiento de tu página web. El avanzado editor HTML5 de Wix es súper fácil de usar y además, te permite hacer cambios cuando quieras.




Cuál es el precio de una página web


Después de las consideraciones anteriores, es fácil concluir que el precio de una página web puede variar muchísimo. Como detallamos a continuación, el costo de tu página web puede moverse en un rango que oscila entre los 20$ y los 700$, 2000$ o hasta superar los 10.000$. El precio final dependerá de la complejidad de tu

proyecto, de la plataforma que elijas o de si quieres contratar o no un diseñador.


Página web simple. Por una página web informativa y sencilla no tienes por qué pagar un ojo de la cara. Si la creas tú mismo y decides comprar un dominio y pagar un plan de hosting básico, la factura del primer año te saldará por aproximadamente 30$. Después, solo tendrás que pagar entre 10$ y 15$ al mes. Bastante barato, ¿verdad?


Página web semiprofesional. Si quieres una página web capaz de vender entradas, aceptar reservas o vender productos desde una tienda online, los precios del hosting son superiores y oscilan entre 25$ y 50$ al mes –asumiendo que has creado tu página tú mismo.


Página web a medida. Si te decantas por contratar un diseñador, los precios de diseño web rondan los 20$-75$, o incluso más, por hora de trabajo. Los honorarios de un diseñador pueden variar según de la complejidad de tu sitio web. Si tu proyecto incluye varias páginas, puedes acabar pagando un mínimo de 500$ (y hasta 2000$) por tu página web.





Publicado por Equipo Wix

es03.png