¿Qué es el SEO? Guía para principiantes



Para nadie es un secreto que Google es el "rey de internet". Todo el mundo acude a este buscador para preguntar prácticamente de todo. Y todos, ya sean negocios, marcas o personajes públicos, hacen lo imposible para que su información sea fácil de encontrar en Google. Precisamente en eso consiste el SEO, en optimizar el contenido de una página web para aparecer en los primeros resultados de una búsqueda en internet.


Por ello, crear una increíble página web implica aplicar distintas técnicas de SEO. No basta con crear un diseño atractivo, agregar contenido persinalizado y publicar tu página web. Los estudios indican que el 75% de los clics que se hacen en los motores de búsqueda se realizan en los tres primeros resultados. El 25% restante se reparte entre los cientos o los miles de los resultados de una búsqueda. En otras palabras, debes aspirar siempre a que tu contenido o página web se posicione en el "podio" de los primeros resultados.


Dicho esto, es absolutamente esencial que prestes atención hasta el más mínimo detalle de tu página web. En este artículo te contamos qué es el SEO, cómo cuidar de todos esos detalles y los pasos que debes seguir para que tu página web cumpla con las mejores prácticas de SEO.



Qué es el SEO


SEO son las iniciales de Search Engine Optimization, que significa optimización para motores de búsqueda. El SEO son un conjunto de técnicas que ayudan a una página web a posicionarse de forma natural (no pagando) en los primeros resultados de las búsquedas que se realizan en motores de búsqueda como Google.


En otras palabras, para posicionarse bien, tu página web debe satisfacer todo lo que buscadores como Google esperan de ella. Y como Google siempre quiere ofrecer la mejor experiencia posible a sus usuarios, solo muestra en los resultados la mejor información que hay disponible. En esencia, el SEO no es más que un proceso que permite a los buscadores identificar la mejor información que hay disponible en internet para una búsqueda determinada.



Cómo funcionan los motores de búsqueda


Como probablemente te habrá quedado claro, el SEO consiste básicamente en complacer a los motores de búsqueda. Pero, ¿cómo funcionan? ¿Cómo saben lo que contiene tu página web?


Los motores de búsqueda usan robots que rastrean las páginas web para conocer su contenido. Cuando reúnen suficiente información sobre ellas, las indexan, es decir, las registran. De esta manera, cuando un usuario hace una búsqueda, el algoritmo del motor le ofrece la información indexada que con mayor exactitud responda a su búsqueda.


Cabe apuntar que Google no revela los detalles del funcionamiento de su algoritmo, por lo que es imposible saber con precisión qué factores tiene en cuenta para posicionar una página web.

SEO On Page y SEO Off Page


El SEO depende de muchísimos factores (más de 250), pero como es imposible saber cuáles son los más decisivos en el posicionamiento web, los expertos recomiendan que toda estrategia SEO contenga un cóctel de técnicas. Esas técnicas se clasifican básicamente en dos categorías: SEO on page y SEO off page.


El SEO on page son las técnicas que puedes aplicar dentro del propio sitio web, desde su diseño y texto, hasta los metadatos, el Alt-text y otros. El SEO off page se refiere, en cambio, a todas las estrategias que puedes llevar a cabo fuera de la página web para mejorar su posicionamiento, y eso incluye, entre otras muchas cosas, enlaces externos, publicaciones en las redes sociales y otros métodos para promocionar una página web.


Ambas técnicas son esenciales para generar tráfico hacia tu página web y también para indicarle a Google que tu sitio web no es un "don nadie". Si trabajas duro para que Google entienda que tu página web es importante y su contenido interesa a la gente, conseguirás que las páginas de tu sitio web se posicionen bien y generen más tráfico web.




Cómo se aplica el SEO


Aunque pueda parecer obvio, es importante dejar patente que el primer paso en toda estrategia SEO exitosa es crear una fantástica página web. Entre otras cosas, debes garantizar que tu página web sea fácil de navegar, proporcione una magnífica experiencia de usuario y transmita con claridad todo su contenido. Si haces esto, tendrás ganado mucho terreno para proporcionar una excelente respuesta a las búsquedas de los usuarios.


Sin embargo, el SEO es mucho más que diseñar una página web de aspecto profesional. Estas son algunas de las técnicas SEO que también tienes que tener en cuenta:


  1. Buscar palabras clave

  2. Optimización móvil

  3. Velocidad de carga

  4. Autoridad

  5. Enlaces externos

  6. Enlaces internos

  7. Metadatos

  8. Alt-Text



01. Buscar palabras clave


Aunque no está exento de controversia, se podría decir que una de las técnicas para entender y aplicar el SEO es hacer una investigación de palabras clave. Se trata de encontrar las palabras más adecuadas para usar en las páginas de nuestro sitio web. Con esta investigación y la ayuda de herramientas específicas, se puede entender cómo buscan las personas (de todo el mundo) cosas relacionadas con tu producto o servicio. Elegir las palabras adecuadas en tu página web puede influir enormemente en el volumen de tráfico web que reciba.


Por ejemplo, supongamos que te llamas Ana y vendes flores. Lo más normal sería llamar a tu página web "Tienda de flores Ana". Sin embargo, una sencilla investigación de palabras clave te revelará que "tienda de flores" tiene un volumen de 2.000 búsquedas al mes, mientras que "floristería" tiene 30.000. Por tanto, usar en tu página web la palabra "floristería" en lugar de "tienda de flores" le estará indicando a Google que tu página es lo que gente está buscando.


Pero la investigación de palabras clave no termina aquí. Si continuamos con el ejemplo de las flores podrás comprobar que la página de resultados para el término "floristería" está dominada por grandes marcas con las que tu pequeña tienda no puede competir. Por lo tanto, tendrás que enfocarte más en tu ubicación geográfica (SEO local) o en tu nicho de mercado. Incluir esta información en tu sitio web le estará indicando a Google que tu tienda es una seria opción para la gente que busca lo que tu tienda ofrece.



02. Optimización móvil


Otro elemento esencial en toda estrategia SEO es garantizar que quien busca información pueda acceder a tu página web y tenga una experiencia de usuario positiva. En la actualidad, más del 50% del tráfico web proviene de los móviles. Así que optimizar tu página web para todo tipo de dispositivos móviles merece la pena, y mucho.


Además de impulsar tu negocio, la optimización para móviles es un aspecto que Google valora muchísimo. Este motor de búsqueda usa muy a menudo el Mobile-First Index. Es decir, rastrea primero la versión móvil de tu página web para decidir cómo debería posicionarse en su página de resultados. Por eso la versión móvil de tu página web merece toda tu atención.




03. Velocidad de carga


Un factor que Google tiene muy en cuenta es la velocidad de carga de las páginas web porque influye bastante en la experiencia del usuario. Los usuarios no dudan en abandonar las páginas web que tardan en cargarse incluso antes de ver lo que tienen para ofrecer. Por eso es esencial que también cuides este aspecto y te asegures de optimizar la velocidad de tu página web.


Una de las formas más simples de garantizar que tu página web se cargue rápidamente es evitar saturarla de elementos multimedia y optimizar el tamaño de todas sus imágenes. Haciendo esto conseguirás darle un look más limpio y profesional y reducir su tiempo de carga.



04. Autoridad


Otro elemento importante para ganarse la confianza de los usuarios y Google es demostrar tu autoridad. Cuando necesitamos consejo solemos buscarlo en los mejores expertos en la materia. Google hace exactamente lo mismo. Cuando alguien hace una búsqueda sobre un tema, Google analiza los sitios web que contengan la información más completa y mejor valorada para luego presentarlas al usuario en determinado orden.


Hay varias formas de cultivar la autoridad de un sitio web. La más sencilla es ofrecer contenido relevante y útil sobre el tema, producto o servicio que protagonice tu sitio web. Si por ejemplo tienes una tienda online de flores con un blog, una idea sería hablar de temas relacionados con las flores y su cuidado.


La calidad de los enlaces presentes en tu página web también tiene mucho peso en su autoridad. Sobre la estrategia de enlaces entraremos en detalle más adelante, pero básicamente consiste en recibir enlaces de otras páginas con autoridad.


Obtener autoridad sobre un tema también se puede conseguir con solo actualizar el contenido de tu página web. Si en tu página das respuesta a un tema determinado pero lo hiciste en el año 2010, lo más probable es que ya no seas una autoridad al respecto. La vigencia de tu contenido no siempre es la estrategia SEO más importante, pero es una práctica que debes seguir siempre.



05. Enlaces externos


Los enlaces externos (backlinks) son aquellos enlaces que apuntan a tu página web desde otro sitio web. Se trata de una valiosa técnica SEO que hace subir la autoridad de tu página. También ayuda a incrementar el tráfico web hacia tu página para que sean más los usuarios que aterricen en ella y conozcan tu producto o servicio.


Cuando se producen de forma natural, los enlaces externos funcionan de maravilla. ¿Y cuándo sucede esto? Pues cuando un sitio web descubre tu existencia y decide que tu página web puede aportar valor a su contenido. Entonces incluye en su sitio web un enlace que apunta a tu página para enriquecer la experiencia de sus lectores o usuarios. A mayor autoridad o importancia del otro sitio web, mayor calidad de ese enlace. Aunque no hay atajos para obtener enlaces externos de forma natural, la mejor estrategia es nunca dejar de crear contenido de buena calidad.



06. Enlaces internos


Otra estrategia son los enlaces internos (interlinking). Consiste en conectar las propias páginas que hay en un mismo sitio web. Esta estrategia aporta muchas ventajas para el posicionamiento web: genera tráfico entre las páginas, mejora la navegabilidad porque ayuda a los usuarios a encontrar lo que buscan y facilita el trabajo de Google (rastrear, indexar y posicionar).


Los enlaces internos también aumentan la autoridad de una página web. Enlazando las páginas menos visitadas a las más populares dentro de un mismo sitio web le estás diciendo a Google que ambas páginas son importantes.



07. Metadatos


Los metadatos o metaetiquetas son un conjunto de datos que proporcionamos a Google para describir la información que contiene nuestro sitio web. Cuando se realiza una búsqueda en un buscador, cada resultado se presenta con un título y una descripción para que sepamos el tipo de contenido que hay en la página. Esos títulos y descripciones reciben el nombre de metadatos. Con esa información logramos que tanto los usuarios como Google sepan cuáles son las partes más importantes de nuestra página web.


Muchos expertos de SEO consideran que los meta títulos (también llamados Títulos de Página) y las meta descripciones son una de las señales más potentes que podemos enviarle a Google. Por eso es esencial que trates de incluir en tu meta título tus palabras clave más importantes.


Los metadatos tienen además una ventaja SEO adicional. Te permiten tener el control del texto que verán los usuarios cuando encuentren por primera vez tu página web. Por tanto, incluir en los metadatos textos persuasivos que además respondan claramente a lo que buscan los usuarios le puede reportar muchos clics a tu página web. Y cuantas más personas hagan clic, mejor será tu posicionamiento porque Google entenderá que tu página web responde bien a lo que busca la gente.



08. Alt-Text


El Alt-Text o alternative text (texto alternativo) es una pequeña descripción que le puedes dar a las imágenes de tu página web. Los Alt-Text se encuentran en el código HTML de tu página web y son elementos de SEO importantes. Los robots que rastrean los sitios web no pueden interpretar las imágenes, por eso necesitan el Alt-Text para indexar su descripción. Prestar atención a los Alt-Text tiene un par de importantes ramificaciones en términos de SEO:


Por un lado ayudan a que tus imágenes tengan más probabilidades de aparecer en las búsquedas en Google tanto en su sección de imágenes como en los primeros resultados de una búsqueda normal. Como las imágenes están adquiriendo cada vez más importancia en las búsquedas que se realizan en Google, cuanto mejor sea tu Alt-Text, mayores serán las probabilidades de que tu imagen se posicione mejor. Y evidentemente, cuanto mejor sea tu posicionamiento, mayor será el tráfico que reciba tu página web.


Según la lógica de Google, una página web que cuida de sus Alt-Text es una página web bien optimizada, y los motores de búsqueda lo valoran muy positivamente.


Por otro lado, también es importante que sepas cómo escribir el Alt-Text. Hay muchas formas de describir una imagen, pero a efectos de SEO lo recomendable es pensar de forma estratégica e incluir en el Alt-Text una o dos palabras clave para darle así un empujón a tu página web.



Pasos a seguir


Ahora que ya conoces las principales técnicas de SEO que existen, quizás te preguntes cómo empezar a ponerlas en práctica. Puedes empezar por aplicar en tu sitio web los anteriores puntos que hemos explicado. Una sencilla forma de hacerlo es usando Wix SEO Wiz, una herramienta te ofrece recomendaciones SEO personalizadas según las necesidades de tu página web. Pero si lo prefieres, también puedes aplicar cada una de las técnicas por separado.


Si aplicas las anteriores técnicas habrás dado un estupendo comienzo en tu estrategia SEO. Sin embargo, el posicionamiento web es un trabajo que exige un seguimiento constante. Es decir, tienes que revisar tu página web continuamente para asegurarte de que está actualizada y que funciona bien en términos de SEO. A veces, un ligero cambio en tu página puede romper un enlace o afectar su funcionamiento y repercutir negativamente en tu posicionamiento web. Por eso es importante que sometas tu página web a revisiones periódicas.


Por último, te recomendamos consultar periódicamente la analítica de tu página para conocer su posicionamiento y la efectividad de las técnicas SEO que hayas aplicado. Para hacerlo tienes a tu alcance estupendas herramientas SEO como Ahrefs. Estas herramientas te permiten saber si el posicionamiento de tu página web ha mejorado en los buscadores y las palabras clave con las que se posiciona mejor. También puedes usar la herramienta de analítica web de Wix para conocer el volumen de tráfico web que recibes y de dónde procede.

Publicado por Equipo Wix





es03.png