¿Cómo encontrar un nombre para tu empresa? Una guía creativa


nombres para empresas

Si ya tienes una idea de negocio rentable, ahora es momento de ponerlo en marcha. Durante el proceso pronto tendrás que elegir el perfecto nombre para tu negocio.


Un buen nombre puede influir en el crecimiento de una marca y en cómo la perciben los clientes. Sin embargo, al emprender un negocio, es posible que te hayas dado cuenta que encontrar un nombre es una tarea difícil. Y aunque puedes contratar a una agencia para que le dé un nombre pegadizo a tu nueva empresa, puedes crear tu propio nombre siguiendo ciertas pautas para crear un nombre que funcione en todas las áreas de tu negocio. Para que la búsqueda no sea tan difícil hemos reunido 10 consejos para ayudarte a crear una lista de posibles nombres para tu empresa.


Según Josh Brentan, creador de contenidos y creador de marcas que ha dado nombre a muchos productos y funciones de Wix, la repetición es la clave para dar con un buen nombre. Hay que hacer varias rondas de lluvia de ideas y sólo empezar a reducirlas cuando se tiene una lista lo suficientemente larga de nombres potenciales.


Una vez que ya hayas encontrado el nombre de tu empresa, toma el siguiente paso y crea una página web empresarial.



¿Cómo encontrar un nombre para tu empresa?


  1. Utiliza un generador de nombres para empresas

  2. Crea una combinación de palabras

  3. Recurre a los intereses de tu público

  4. Elige un nombre escalable

  5. Considera el uso de acrónimos

  6. Ten cuidado con las tendencias

  7. Asegúrate de contar tu historia

  8. Haz que fluya

  9. Pruébalo ante una audiencia

  10. Comprueba que está disponible


01. Utiliza un generador de nombres para empresas


Un generador de nombres para empresas puede ayudarte a agilizar tu lluvia de ideas. Para empezar, escribe tres cosas sencillas: tu tipo de negocio, una palabra pegadiza para incluir en el nombre y cómo describirías tu marca.

A medida que se te ocurran términos descriptivos, pregúntate qué debe comunicar el nombre de tu empresa. Busca términos asociados a tu producto o servicio. Por ejemplo, si lanzas una tienda online que vende productos naturales, considera palabras como "verde", "fresco" u "orgánico".


Una vez que escribas las palabras, la herramienta produce muchas opciones. Para reducirlas y seleccionarlas, realiza una investigación de mercado e inspírate en los mejores nombres de empresas de tu competencia.



02. Crea una combinación de palabras


Combinar dos palabras existentes puede dar lugar a un nombre divertido, distinto y fascinante. Los mash-ups o combinaciones de palabras, funcionan sorprendentemente bien como nombres de negocios, ya que pueden comunicar de forma creativa la misión de una empresa. Por ejemplo, Groupon combina "group" y "cupons" (grupo y cupones respectivamente), e Instagram combina "instant camera " y "telegram" (cámara instantánea y telegrama respectivamente).


Para crear tus propias combinaciones, anota las palabras asociadas a tu marca. Si tu negocio tiene dos o más conceptos, utiliza una combinación para asegurarte de que tu nombre refleja ambas ideas. Después, elimina las últimas sílabas de la primera palabra y las primeras de la segunda. Escribe tu palabra combinada en un papel y léela. Pregúntate: "¿Te identificas con esta combinación de palabras?". Considera la posibilidad de jugar con la ortografía para obtener un nombre más pulido, como Netflix, que combinó “internet” con “flicks” (que significa “películas” en español).



03. Recurre a los intereses de tu público


Un nombre eficaz debe crear expectativa en torno a tu negocio y tus ofertas. Aunque el nombre de tu empresa no tiene por qué transmitir un significado obvio, debe evocar un interés, un recuerdo o un sentimiento particular para tu mercado meta.



04. Elige un nombre escalable


Como propietario de una pequeña empresa en crecimiento, tendrás que planificar tu futuro mientras pones en marcha tu negocio. Aunque no puedas predecir cómo será tu empresa en los próximos años, elige un nombre que no limite tu crecimiento empresarial.


Imagina que la empresa de calzado para skate Vans eligiera un nombre centrado únicamente en el calzado, como "Sneaks" de Sneakers (calzado de deportes en inglés). Esta elección podría haber impedido que la empresa se convirtiera luego en un referente para muchos productos más, como ropa, accesorios y mochilas.

A su vez, no elijas un nombre muy específico. Por ejemplo, si tuvieras una pequeña empresa llamada Ravioles de la Nonna, podrías ofrecer fácilmente otras pastas, por lo que la palabra “ravioles” en el nombre podría limitar tu crecimiento empresarial. Del mismo modo, los nombres basados en un lugar geográfico no siempre funcionan si te expandes a otras ciudades, países y continentes.



05. Considera el uso de acrónimos


Además de mantener el nombre corto y simple, considera el acrónimo que podría generarse, antes de elegir un nombre para tu empresa.


Un acrónimo es un término formado por la primera letra de cada palabra de una frase. El público reconoce mejor los acrónimos de varias empresas multimillonarias que su nombre completo, como IBM (International Business Machines).


Aunque no quieras abreviar el nombre de tu empresa, es posible que tus clientes u otras empresas lo lleguen a hacer. Investiga bien el significado de tu acrónimo antes de salir al mercado, para evitar un resultado incómodo.



06. Ten cuidado con las tendencias


Los negocios que han evolucionado con éxito a lo largo del tiempo comparten una cosa: han evitado las tendencias. Tomemos el caso de la tendencia de "sacar la vocal" de las palabras, empresas crearon nombres como Flickr y Scribd. Aunque en su momento pudo parecer una moda o una tendencia, ahora esos nombres suenan anticuados y no son fáciles de pronunciar, deletrear o reconocer internacionalmente.



07. Asegúrate de contar tu historia


Una buena historia evoca ciertas emociones y crea conexiones personales. Un buen nombre de empresa puede hacer lo mismo con sus clientes.


La conquista del mercado mundial por parte de los helados Ben & Jerry's ejemplifica una historia de marca perfecta. Hoy por hoy, el nombre celebra el éxito de sus fundadores, que nunca renunciaron a sus sueños. "Tomando un curso por correspondencia sobre elaboración de helados e invirtiendo 12.000 dólares (4.000 de ellos prestados), Ben y Jerry abrieron su primera heladería en una gasolinera remodelada de Burlington (Vermont)", dice su página web. Aunque la empresa escaló hasta convertirse en una corporación más grande, propiedad de Unilever, el nombre de Ben & Jerry's evoca la laboriosa historia de sus propietarios.



08. Haz que fluya


Presta atención a cómo suena el nombre de tu empresa en conversaciones, videos y grabaciones de audio. Empieza por pronunciarlo en voz alta como prueba, y luego utilízalo en frases y habla de él con tus conocidos. ¿Se puede pronunciar fácilmente? Si una persona no puede pronunciar el nombre de tu empresa con facilidad, es posible que evite siquiera mencionarlo.



09. Pruébalo ante una audiencia


Acércate a familiares, amigos, socios e inversores para conocer su opinión y validar el nombre de tu empresa. Estas conversaciones pueden inspirarle o hacer que te replantees la elección del nombre.


Durante estas conversaciones, hazles preguntas como ¿Qué sensaciones te produce el nombre? y ¿Te parece fácil o difícil de deletrear? Dirige tu atención a estos aspectos para recibir una opinión más constructiva.


Si te sorprendes explicando una larga y compleja historia sobre el nombre que elegiste, considéralo como una señal para cambiarlo. Querrás que el nombre de tu empresa esté en boca de todos, así que debe ser breve y conciso, inolvidable y destacar por sí mismo.



10. Comprueba que está disponible


Asegúrate de que el nombre que elegiste puede llegar a ser de tu propiedad y de que otra empresa no lo esté utilizando. Esto te resultará muy útil a la hora de registrar el nombre de tu empresa. Para ello, revisa lo siguiente:


  • Dominios web disponibles: Recuerda que es necesario que tengas una presencia online. Cuando vayas a crear una página web, el nombre de dominio debe estar estrechamente relacionado con el nombre de tu negocio. Comprueba que ese dominio no esté ocupado.

  • Motores de búsqueda: Comprueba lo que aparece cuando se busca tu nombre. Si haces negocios a nivel internacional, comprueba las referencias y posibles choques culturales en los distintos países.

  • Plataformas de redes sociales: Busca en las redes sociales para asegurarte de que el nombre está disponible. Tu nombre de usuario en Instagram, tu página de negocios de Facebook y los demás aspectos de tu marca en las redes sociales, pueden ser tan importantes para tu negocio como tu nombre de dominio. No es mala idea también verificar que tu nombre está disponible para crear un correo empresarial.

  • Tu servicio de registro de empresas local: Por último, comprueba que otra persona no haya registrado un nombre de empresa similar al tuyo. Es muy importante que te familiarices con el proceso de registro de empresas local.



dominios web disponibles


Resumamos


El nombre de empresa perfecto no suele surgir de la primera idea que se nos ocurre. La mayoría de las veces, el proceso toma tiempo. Cambiar el nombre de tu empresa más tarde puede resultar complicado. Así que tómate el tiempo suficiente, haz una lista de nombres para empresas y revísalos uno por uno. Imagínatelo en tu página web, en tu dominio web y en tus materiales de marketing.


En última instancia, no importa cómo se te ocurra un nombre comercial, debe asegurarte de que esté personalmente satisfecho con él. Ya que hayas decidido por un nombre, es momento de registrarlo y comenzar a crear una página web empresarial para hacer crecer tu negocio.


Danae Salinas

por Danae Salinas

Blogger & Marketing Specialist - Español



es03.png