¿Qué es la identidad de marca y cómo crear la de tu negocio?

Actualizado en Enero del 2022

Qué es la identidad de marca


Las empresas con éxito tienen algo en común: una identidad de marca fuerte y uniforme. Basta con pensar en marcas icónicas como Nike, Starbucks y Google: su impresión duradera en el mercado y su reconocimiento mundial son la prueba evidente del poder de la marca.


Darle forma a la identidad de tu marca requiere dar algunos pasos. Lo mejor es hacerlo en las primeras fases del desarrollo de tu producto o empresa, antes de crear tu página web o generar otros activos de marca. Dicho esto, nunca es demasiado tarde para asegurarte de que tu negocio se convierta en una marca reconocida.


En este artículo veremos cómo crear una identidad de marca en cualquier etapa. Empezaremos por aclarar qué es la identidad de marca y por qué es importante. Pasando por los elementos fundamentales de la identidad de una marca, los pasos que debes seguir para crear la identidad de tu marca y ejemplos que te inspirarán en el proceso.


  1. ¿Qué es la identidad de marca?

  2. ¿Por qué es importante la identidad de marca?

  3. Elementos de la identidad de una marca

  4. ¿Cómo crear una identidad de marca?

  5. Ejemplos de identidad de marca



¿Qué es la identidad de marca?


El éxito del branding depende de tener una identidad de marca bien formada: es decir, la voz y el aspecto visual distintivos de tu marca, con las cuales comunicas tu misión al resto del mundo.


Una identidad de marca transmite la visión de tu empresa de una manera que es fácil de entender -y más importante- es adoptada por el público. Forma parte de la asociación que las personas harán con tu empresa y, con el tiempo, creará confianza en tu marca y fomentará la lealtad, lo que en última instancia influirá en la forma en que perciben tu marca.


Más concretamente, la identidad de marca se refiere a los elementos tangibles que hacen que tu marca tenga un aspecto y un sonido determinado, como la elección de los colores de tu marca o el uso del lenguaje.



¿Por qué es importante la identidad de marca?


Tu marca es algo más que un logotipo: es algo que vive, respira y evoluciona a medida que tu empresa crece. Una identidad de marca bien desarrollada distinguirá a tu empresa en los ojos de tu público. También establecerá una sensación de comprensión y confianza entre tus clientes, forjando una conexión que conduce a la lealtad, el compromiso y el éxito a largo plazo.


Una vez que comprendas la personalidad de tu marca, te resultará fácil crecer. La identidad de tu marca es algo que puedes utilizar constantemente como referencia para tu estrategia de marca, a medida que tu negocio continúa expandiéndose.



Una fuerte identidad de marca influye en:


  • La fidelidad de los clientes con tu empresa

  • La relación entre tus clientes y tu empresa

  • La representación interna y externa de tu empresa

  • La confianza en la marca

  • La uniformidad de la marca

  • La adquisición de nuevos clientes (mientras se cuida a los existentes)

  • La diferenciación entre los competidores



Elementos de la identidad de una marca


La identidad de tu marca puede desglosarse en elementos individuales que deben estar alineados entre sí, imagina un hilo que entreteje tus elementos de marca. Cada uno de ellos tiene su propósito, y todos sirven para establecer y mantener tu identidad de marca:


  1. Nombre de tu marca

  2. Tono de voz

  3. Logo

  4. Paleta de colores

  5. Tipografía

  6. Imágenes



01. Nombre de tu marca


Al igual que tu nombre forma parte de tu identidad, el nombre de tu marca debe transmitir la personalidad, los valores, el tono y la misión de tu empresa. Algunos nombres de marcas tienen tanto éxito que se han convertido en sinónimos de sus productos y forman parte de nuestro vocabulario diario. Por ejemplo, referirse a los pañuelos de papel como Kleenex, a las vendas como Curitas o a los hisopos de algodón como Cotonetes, son ejemplos de nombres de marcas con éxito que están naturalmente vinculados a sus productos y que provocan un recuerdo inmediato de la marca al escucharlos.


A la hora de idear un nombre para tu marca, considera siempre tus valores, ten en cuenta tu mercado objetivo y realiza una investigación lingüística para asegurarte de que tu nombre funciona en todos los contextos.



nombres de marca


02. Tono de voz


Si tu marca pudiera hablar, ¿cómo sonaría? ¿Casual? ¿Graciosa? ¿Alentadora? Tal vez todo lo anterior.


El tono de voz de tu marca se refiere al tipo de lenguaje utilizado para comunicarte con tu público. Si utilizas un tono uniforme en el texto de tu página web, en la redacción de la UX (experiencia de usuario o “user experience”), en los materiales de marketing, en el embalaje y en las redes sociales, podrás personificar tu marca e incorporar un estilo propio.


La voz de tu marca no se limita a la comunicación con los clientes potenciales, sino que también se refiere a la comunicación interna con los empleados, los socios o accionistas. Si mantienes un tono y un lenguaje uniforme tanto interna como externamente, te asegurarás de que cualquier persona que interactúe con tu marca reconozca tu estilo.



03. Logo


La mayoría de la gente estará de acuerdo en que tu logo es la cara de tu marca. Al momento de crear un logo, utiliza la identidad de marca que has construido como punto de partida para el diseño de tu logo. Tu objetivo es crear un logotipo que el público recuerde y reconozca inmediatamente, así que asegúrate de que es único y capta la esencia de tu negocio.


Tu logo debe personificar la identidad de tu marca y representar tus valores fundamentales. Utilizando el color, la forma y la tipografía para comunicar la personalidad de tu marca, este pequeño pero poderoso símbolo representará a tu negocio en cada punto de contacto con tu marca. Echa un vistazo a estas ideas de logos para inspirarte.



logo


04. Paleta de colores


Los colores de tu marca tienen una impresión duradera en los clientes, afectando la forma en que perciben e interactúan con tu negocio. Algo básico de marketing: los colores desencadenan emociones. La respuesta subliminal a los colores puede ir desde el entusiasmo o la elegancia hasta la seriedad o la amabilidad, y la lista continúa.


Además de establecer un tono en particular, los colores que elijas deben utilizarse de forma uniforme en todos los activos de marketing de tu marca. Los estudios demuestran que el uso de colores característicos mejora el reconocimiento de la marca en un 80%. Por ejemplo, ¿en qué marca piensas con el color rojo? probablemente Coca-Cola. Con el tiempo, el público asociará esta paleta de colores con tu negocio y reconocerá tu marca.



05. Tipografía


Al igual que el contenido, la tipografía de tu marca cuenta su propia historia. Aunque la elección de una fuente parece una decisión sutil, la tipografía es un elemento fundamental en la identidad de una marca.


Selecciona un estilo de fuente que refleje un mensaje uniforme y se mantenga estilísticamente en línea con el resto de tus activos de marca. Además, considera la forma en que quieres que se disponga el texto, teniendo en cuenta importantes principios de diseño como la jerarquía visual, el espacio en blanco y la alineación.



06. Imágenes


Los contenidos visuales, como las imágenes, pueden ayudar a comunicar tu mensaje y a mejorar tus diseños, convirtiéndose así en un elemento importante en la tu identidad de marca. Las imágenes, por ejemplo, permiten compartir una historia, evocar un sentimiento o captar un estado de ánimo sin necesidad de un contexto escrito. Teniendo esto en cuenta, elegir tus elementos visuales es un paso importante para llegar a tu público de forma significativa.


Asegúrate de elegir imágenes que sean fáciles de reconocer, inclusivas y que resuenen con tu público objetivo. Además, asegúrate siempre de que tus imágenes sean de alta calidad y tengan el formato adecuado para diversas plataformas, como tus publicaciones en redes sociales o los materiales de marketing impresos.


¿Cómo crear una identidad de marca?


Crear una identidad de marca toma tiempo, creatividad y esfuerzo. Como verás, también es una brillante oportunidad para garantizar todas las facetas de tu marca y decidir cómo compartirlas con el mundo. Utiliza este esquema como guía y punto de partida, y prepárate para conocer tu marca.

  1. Dale forma a la personalidad de tu marca

  2. Diseña los activos de tu marca

  3. Crea una guía de estilo de tu marca

  4. Construye tu presencia de marca

  5. Mide el éxito



01. Dale forma a la personalidad de tu marca


Antes de pensar en cómo vas a representar tu marca ante el mundo, ponte en los zapatos de tu marca. Al igual que tú y yo nos expresamos con nuestra forma de vestir, hablar y actuar, tu marca también utiliza características únicas para transmitir su propósito y sus objetivos. He aquí cómo dotar a tu marca de una personalidad que destaque:


  • Escribe la historia de tu marca: ¿Qué te inspiró a crear tu negocio? ¿Qué quieres conseguir? ¿Qué puedes ofrecer a tu comunidad? La historia de tu marca es el eje para construir una narrativa auténtica que resuene con tu audiencia. Si puedes responder a estas preguntas y comunicarlas a tus clientes, será más probable que sientan una conexión con tu producto.


  • Define los valores fundamentales de tu marca: Un sólido conjunto de valores da forma a la cultura creada en torno a tu empresa y demuestra que no solo te importan las ventas. Ya sea que se trate del compromiso con el éxito de tus clientes o la promesa de vender productos de alta calidad, tener un sentido general de propósito da integridad a tu marca. Puedes adornar los activos de tu marca con características que representan estos valores y asegúrate de que todos los aspectos de tu marca estén sincronizados.


  • Distingue tu marca: Asegúrate de que tu marca se distingue de tus competidores realizando estudios de mercado. Esta es la mejor manera de estar al tanto y descubrir lo que funciona bien en tu mercado. Aprovecha este conocimiento para inspirarte en tus competidores, y al mismo tiempo asegurarte de crear algo nuevo y original. A través de la investigación, puedes determinar el posicionamiento de tu marca en el mercado, para calibrar a la competencia e identificar lo que hace que tu marca sea única. Un buen método para hacerlo estratégicamente es realizar un análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) para conocer a fondo la posición de tu marca en el mercado y en la mente de tus consumidores.


  • Conoce a tu público: Conocer a tu público es un punto de partida muy importante para construir la identidad de tu marca. Define tu mercado meta y decide cuál es el mejor público para tu marca. Fíjate en cómo responde la gente a las distintas formas de diseño y comunicación, y toma nota de lo que genera compromiso y confianza en el usuario.



02. Diseña los activos de tu marca


Ya has establecido qué es lo que hace que tu marca destaque definiendo su personalidad, ahora demuestra su valor elaborando una voz y una identidad visual potentes. Los activos de tu marca son un conjunto de elementos únicos que ayudan al público a identificarla como algo reconocible y distinto.


Como ya hemos dicho, los activos visuales de la marca incluyen el logotipo, la paleta de colores, la tipografía, la fotografía y el nombre de la marca. Los activos de la marca también pueden incluir un eslogan pegadizo, el embalaje e incluso la música y los sonidos asociados a tu empresa.


Entender el papel que desempeña cada activo de marca en todo el ecosistema, y cómo influyen unos en otros, te permitirá diseñar tu identidad de marca con propósito, integridad y cohesión.


03. Crea una guía de estilo de tu marca


Ahora que has decidido cómo representar tu marca, consolida estas ideas creando una guía de estilo de tu marca. Una guía de estilo establecerá cada uno de los elementos de la identidad de tu marca y servirá de guía para todos los que interactúen con ella. Además, te ayudará a garantizar que todos estén en la misma página al crear materiales de marketing, proporcionando detalles e instrucciones claras.


Pensando a futuro, una guía de estilo de tu marca resultará muy útil para realizar cualquier ajuste más adelante. Las tendencias de marketing siempre cambian y tu negocio acabará expandiéndose, por lo que es muy probable que quieras renovar tu diseño en el futuro. Una guía de estilo te permite hacer estos ajustes, garantiza la fidelidad y consistencia con la identidad de tu marca.


Otra situación en la que una guía de estilo de marca resulta útil es si subcontratas proyectos de redacción o diseño. En este caso, tus colaboradores dispondrán de una amplia referencia para sentar las bases de la apariencia de tu marca.



guía de estilo de marca