top of page

15 dinámicas grupales para el éxito de tu equipo por David Tomas Jodar

Actualizado en Julio 2023

dinamicas grupales

En el mercado actual, la colaboración y la capacidad de trabajar en equipo son esenciales para la consecución de los objetivos establecidos por las compañías. Y es que, en un momento en el que la inteligencia artificial y la tecnología tienen más peso que nunca en las estrategias empresariales, el factor humano sigue siendo decisivo y determinante para el éxito de cualquier proyecto.


En este sentido, al emprender un negocio, tener en cuenta ciertas dinámicas empresariales puede mejorar el rendimiento general de la empresa. La puesta en marcha de dinámicas empresariales, es una estrategia efectiva para favorecer una mayor cohesión grupal, una mejor gestión de las situaciones cotidianas, un buen ambiente de trabajo y una mayor motivación de tu equipo.


En este artículo te voy a presentar 15 ejemplos de dinámicas de grupo para tu empresa, y compartiré algunas iniciativas que llevamos a cabo en Cyberclick y nos han funcionan muy bien. ¡Espero que a ti también te sirvan!



¿Qué son las dinámicas de grupo y para qué sirven en una empresa?


Las dinámicas de equipo son actividades diseñadas para fomentar la interacción, la cohesión y el trabajo en equipo entre los miembros de un mismo grupo. En el contexto empresarial, este tipo de iniciativas se llevan a cabo para fortalecer las relaciones entre compañeros, crear un clima laboral favorable, explorar las fortalezas y debilidades del equipo, crecer profesional y personalmente, desarrollar nuevas competencias y habilidades interpersonales, como la confianza de hablar en público, mantenerse motivados en el trabajo, y por ende para fomentar el crecimiento de la empresa.


Las dinámicas empresariales pueden concebirse de muchas formas, desde charlas donde los compañeros comparten sus conocimientos con el resto, hasta jornadas de team building. Dependiendo del propósito final, apostaremos por una actividad determinada u otra.



15 ejemplos de dinámicas de grupo para empresas




1. Caza del tesoro


¿Cómo te suena una caza del tesoro en la oficina? ¡Es una de las dinámicas de empresa más divertidas! Consiste en superar varios desafíos para encontrar un tesoro oculto. Lo ideal es empezar esta actividad organizando y dividiendo a las personas en diferentes grupos, que deberán trabajar en equipo para superar todas las pruebas hasta llegar al premio final.


El objetivo de esta dinámica es que los grupos trabajen juntos y se comuniquen bien para completar todas las pruebas. Así, se fomenta la colaboración entre compañeros, la resolución de problemas en conjunto o la toma de decisiones estratégicas.



2. Dinámicas para romper el hielo (icebreakers)


Esta dinámica es ideal para romper las tensiones iniciales en una reunión, taller o evento, y no es muy difícil llevarla a cabo: por ejemplo, puedes organizar una ronda de entrevistas o preguntas entre los participantes, de forma que puedan conocerse en mayor profundidad.


Si propicias que los compañeros hablen y expliquen curiosidades o características de sí mismos esto les ayudará crear vínculos con el resto de las personas de forma mucho más rápida. Lo importante es ir más allá de lo profesional y conocerse un poco más a nivel personal, para así generar el “clic” de romper el hielo y que la conversación fluya de forma distendida.



3. Rompecabezas humano


El rompecabezas humano es una excelente actividad para promover el trabajo en equipo. Esta dinámica consiste en que separes a los participantes en diferentes grupos, a los que les darás una prueba, como un rompecabezas o puzle que deberán resolver en conjunto.


No obstante, esta prueba tiene truco: cada miembro del grupo podrá tocar únicamente una pieza y no podrá comunicarse verbalmente con el resto de compañeros. ¿El objetivo? Que los participantes encuentren formas creativas de comunicarse sin hablar mientras intentan resolver el rompecabezas lo más rápido posible. Esto puede generar situaciones muy divertidas, que acaben sacando una sonrisa o carcajada sonora a los participantes.


Te sorprenderá descubrir los métodos de resolución y conclusiones a los que llega cada persona del equipo. En esta dinámica la creatividad y fomentar el pensamiento estratégico serán las características más importantes que se trabajarán.



4. Escape room


La fiebre por los escape room empezó hace unos años, y sigue sin decaer. Hoy en día, muchas empresas organizan este tipo de dinámicas por temáticas y con distintos niveles de dificultad, ya sea asistiendo a locales especializados o de forma personalizada en la sede de la compañía.


Esta dinámica es perfecta para llevar a cabo como celebración de resultados, al final de un trimestre fiscal o antes de las vacaciones de verano, por ejemplo. En nuestra empresa realizamos hace un tiempo un escape room como celebración trimestral, y fue una experiencia muy positiva y valorada entre los compañeros. Como éramos varias personas, lo que hicimos fue dividirnos por equipos y entrar a resolver el mismo escape room en diferentes franjas horarias. Mientras, los que no estábamos participando en la resolución de la prueba estuvimos tomando algo de forma distendida. Al finalizar todos los equipos, lo divertido fue comentar las anécdotas y cómo cada equipo resolvió la prueba.


Es una gran actividad para que la gente pase un buen rato y desarrolle un sentimiento de pertenencia a la empresa, algo muy importante para mantener la motivación y el compromiso.



5. Torneo deportivo


Organizar un torneo deportivo es una excelente idea, no solo para fomentar el trabajo en equipo y la competitividad, sino también para conocer más y mejor a los integrantes de la empresa. ¿Qué mejor forma para conocer los gustos y preferencias de los compañeros que en un espacio abierto y un clima distendido?


Por ejemplo, en uno de nuestros retreats anuales organizamos una carrera de karts. La competitividad y las ganas de ganar están siempre ahí, pero lo que prevalece es el espíritu de equipo, el compañerismo y las ganas de superación. Y en otro de nuestros retreats, organizamos dos actividades paralelas: una salida en bicicleta por la naturaleza para los más deportistas, y una cata de vinos para los más gourmets del equipo. Los compañeros escogieron la actividad que les apetecía más, y de esta forma pudimos disfrutar plenamente de la jornada.



6. Torre de papel


En esencia, esta actividad consiste en construir una torre, lo más alta posible, utilizando solamente papel y cinta adhesiva y en un tiempo determinado.


Puede resultar difícil, pero en eso radica la importancia de la dinámica empresarial. El objetivo es despertar el ingenio individual y la capacidad grupal de superarse, ya que en el fondo, si se monta bien la estructura y se tiene capacidad abstracta, pueden surgir grandes construcciones que le hagan sombra a la Torre Eiffel o a la Sagrada Familia.


Luego, estas construcciones se pueden convertir en parte de la decoración de la oficina, para recordar el gran momento que el equipo vivió.



7. Círculo de confianza


Como su propio nombre indica, el círculo de confianza es una actividad grupal diseñada para fortalecer la confianza y la comunicación entre compañeros. Consiste en que los participantes compartan una experiencia importante, ya sea profesional o personal, mientras el resto de los miembros escuchan de forma activa y respetuosa.


Nosotros hemos realizado esta actividad en dos ocasiones. Su nombre más común en el mundo de la psicología es “línea de vida”, y consiste en que cada participante marque en un papel las fechas más significativas de su vida. Puede ser cualquier cosa: fecha de nacimiento, momentos de cambio, trabajos, relaciones, etc.


En nuestro caso, lo que hicimos fue pedir a cada una de las personas del equipo que solo seleccionará diez eventos importantes de su vida y a cada evento le debía asignar una puntuación del 1 al 10, 1 era algo negativo y 10 algo muy positivo. Cuando tuvieron la línea de vida hecha, cada compañero procedió a explicar el porqué de esa fecha, y pudo contar más o menos detalles, mientras el resto escuchaba de forma respetuosa y sin juzgar.


Es una forma de conocer en profundidad a la gente de tu empresa, y saber cuáles han sido los momentos más destacados de su vida y los más duros. Aquí lo importante es que cada persona cuente solo aquello que le resulte cómodo, sin forzar nada.



8. Debates constructivos


Los debates constructivos son maravillosos porque puedes organizarlos prácticamente en cualquier momento y aportarán grandes beneficios a la empresa y al equipo. La idea es dividir a todos los empleados en grupos, asignarles un tema sobre el que debatir, y que se lo preparen con argumentos y ejemplos concretos.


Los miembros de los otros grupos deberán escuchar respetuosamente el discurso expuesto, y deberán expresar sus ideas y contraargumentos de forma calmada, clara y considerada. Pueden ser temas relacionados con el negocio, con la actualidad o con cualquier tópico que te parezca relevante.



9. Brainstorming (lluvia de ideas)


Para generar nuevas ideas y soluciones a problemas, poner en marcha una actividad de brainstorming es ideal. Es una práctica muy extendida en el ecosistema empresarial, y puede dar lugar a ideas novedosas y creativas que pueden mejorar los procesos, la estrategia o los resultados de la compañía.


Montar una sesión de brainstorming con el equipo permitirá que la creatividad fluya en la sala: un compañero puede hacer una propuesta, y el resto puede aportar sus perspectivas para mejorarla y evolucionar hacia algo más tangible o decisivo.



10. Mentorías cruzadas


Las mentorías cruzadas consisten en que los participantes intercambien conocimientos con el resto de compañeros. La idea es emparejar a miembros con diferentes niveles de experiencia y rango, estableciendo así relaciones horizontales y bidireccionales de mentorización y orientación.


Por ejemplo, en Cyberclick empezamos el año 2023 poniendo en marcha una iniciativa que bautizamos como “Learning Fridays”. El equipo de Personas recogió propuestas y consultas de todos los integrantes de la empresa para saber qué temas, que no fueran de su área de experiencia, veían interesantes para aprender.


Más tarde, durante siete semanas, se organizaron cada viernes sesiones formativas internas de la mano de los expertos de cada equipo, de forma que pusimos el know-how de cada equipo al servicio del resto para compartir y ampliar conocimientos y aprender unos de otros.



11. Quién es quién


¿Quién no ha jugado nunca al Quién es quién? Este mítico juego de mesa ha dado grandes momentos en familia y con amigos. En el plano empresarial, ¡también se puede jugar!


Esta dinámica, al igual que el juego, consiste en facilitar el conocimiento mutuo entre compañeros. Los participantes de la actividad deben proporcionar al resto detalles y características sobre una persona del equipo; basándose en estas pistas, el resto de miembros debe adivinar de quién se está hablando.


Te propongo rescatar al niño que tú y tus compañeros llevan dentro y aprovecha este juego tan divertido para fomentar el conocimiento mutuo y un buen ambiente laboral.



12. Presentaciones relámpago


Las presentaciones relámpago son tendencia en el ecosistema empresarial. Este tipo de actividad consiste en que cada participante presente, de forma concisa y clara, un tema determinado en un espacio de tiempo delimitado.


Si lo que buscas es fomentar y mejorar la capacidad comunicativa del equipo, así como instigar al pensamiento crítico, la asertividad y las capacidades de persuasión, esta actividad es para ti. Además, las presentaciones relámpago sirven también para compartir conocimientos y adquirir diferentes perspectivas sobre un mismo tema.



13. Juego de roles


En este caso, los participantes deben asumir diferentes roles relacionados con su trabajo o con la empresa, amoldarse a dicho rol y gestionar y enfrentarse a situaciones determinadas bajo ese prisma.


Por ejemplo, puedes montar un juego de negociación. Divide al equipo en diferentes grupos, que pueden representar los diferentes actores en una negociación: las dos partes implicadas, el equipo legal, los asesores, etc. Cada grupo deberá pensar una estrategia de acuerdo con el rol que juegan, y al final del ejercicio, deberán compartir con el resto sus sensaciones y conclusiones. Será muy enriquecedor escuchar cómo abordaría una misma situación cada grupo, y ver cómo los compañeros se respetan mutuamente en cada caso.



14. Tour por la empresa


Una buena forma de crear cohesión de equipo, especialmente entre los integrantes más nuevos, es a través de un tour por la empresa. Realizar un recorrido por todas las instalaciones de la compañía, explicando a su vez cómo se configuran y cómo trabajan los diferentes departamentos, permite a los profesionales tener un mayor conocimiento sobre los compañeros y la empresa, así como tener más claros los procesos internos.


En el caso de Cyberclick, como la mayoría del equipo está teletrabajando, lo que hacemos es que cuando llega alguien nuevo o nueva a la empresa, le montamos desayunos virtuales de 30 minutos con las diferentes áreas de trabajo. Cierto que conocer a mucha gente de golpe a lo largo de unos cuantos días puede resultar abrumador, pero a la vez es enriquecedor y permite que toda la gente conozca a todos los integrantes de la empresa. Claro, en nuestro caso nos lo podemos permitir al ser una empresa de menos de 100 integrantes, pero en las empresas muy grandes, los desayunos se pueden hacer solo con las áreas de trabajo más cercanas a la persona nueva.



15. Diseño de proyectos


Por último, si lo que quieres es fomentar el liderazgo en tu equipo y crear un ambiente distendido entre los compañeros, puedes montar una dinámica de diseño de proyectos. En esencia, consiste en que los participantes, divididos en diferentes grupos, conciban, desarrollen y creen un proyecto en base a las directrices específicas que se les den.


El proyecto a presentar puede ser real o ficticio, relacionado con cualquier aspecto de la empresa: desde potenciar resultados hasta lanzar nuevos productos, pasando por establecer nuevos procesos internos o nuevas estrategias globales.



Conclusión


Como ves, las dinámicas empresariales son una excelente forma de conectar con el equipo, potenciar sus fortalezas y brindar nuevas herramientas para mantener el buen ambiente laboral, la motivación y la comunicación entre compañeros. Lo cual tendrá un gran impacto para hacer crecer tu negocio.


Nosotros solemos hacer todo tipo de actividades de forma regular para favorecer la creatividad del equipo, generar un espacio seguro y positivo que mantenga la motivación y la productividad y fomentar el intercambio de ideas y conocimientos entre los compañeros.


Además, también es muy importante tener un sistema de feedback, mediante el cual el equipo pueda verbalizar sus opiniones y propuestas de mejora, de forma que todos los integrantes tengan una voz en la empresa, y sientan que es así. ¡Un equipo unido y motivado es la clave para el éxito de cualquier proyecto!



Por David Tomas Jodar

CEO de Cyberclick


es03.png
bottom of page