20 Ideas de negocios online que puedes empezar hoy mismo


Una de la decisiones más comunes en los últimos tiempos en el mundo empresarial es, sin duda, pasarse a la modalidad online. Si sueñas con convertirte en un emprendedor de éxito que con clientes alrededor del mundo, necesitas encontrar la idea de negocio online que mejor se adapte a tu perfil y aptitudes. Solo así tendrás más posibilidades de conectar mejor con tus clientes y satisfacer sus necesidades.

Hoy en día, montar un negocio online es relativamente fácil, ya sea que quieras dedicarte a él a tiempo completo como si es para obtener un ingreso extra. Pero sea cual sea tu objetivo final, crear una página web es el primer paso hacia el éxito. Dotar de una presencia online profesional a tu negocio te ayudará a tener mayor visibilidad, diferenciarte de los demás y conectar con tu público.

Encontrar ideas para emprender un negocio online que encajen con tu perfil no es fácil y se puede tardar tiempo en encontrar el adecuado. Pero no te preocupes, existen ejemplos reales que están demostrando ser rentables. En este artículo hemos reunido 20 ideas de negocios online que puedes empezar hoy mismo y donde te explicamos cómo hacerlo.



Las 20 mejores ideas de negocios online


  1. Bloguero

  2. Afiliado

  3. Tienda online

  4. Negocio de dropshipping

  5. Desarrollador de apps

  6. Experto en Facebook Ads

  7. Consultor SEO

  8. YouTuber

  9. Consultor de redes sociales

  10. Podcaster

  11. Diseñador web

  12. Profesor de cursos online

  13. Impartir Webinars

  14. Copywriter

  15. Redactor técnico

  16. Soporte técnico remoto

  17. Asistente virtual

  18. Creador de cajas de suscripción

  19. Redactor de CV y cartas de presentación

  20. Autor de e-Books

01. Bloguero


Para los escritores o cualquiera que quiera compartir su pasión o experiencia, crear un blog puede ser una buena elección como negocio online. Aunque en la definición del blog tienen cabida desde las revistas de viajes hasta los medios especializados, todos los blogs tienen muchas cosas en común - se actualizan con cierta regularidad con nuevo contenido, opiniones o información útil sobre un tema determinado.

Un bloguero exitoso es aquel cuyo blog está bien enfocado, conoce bien su nicho de mercado y tiene bien identificado a su público objetivo. Los blogs son páginas web que exigen muy poca inversión y con las que puedes construir una sólida comunidad de lectores ofreciendo contenido útil y de calidad sobre un tema específico.


Como creador de contenido de calidad, puedes valorar seriamente la posibilidad de ganar dinero con tu blog. Una forma de hacerlo es a través de tu habilidad para atraer el interés de anunciantes con la ayuda de tus lectores. Puedes, por ejemplo, alojar en el espacio de tu blog anuncios publicitarios, ofrecer posts patrocinados, vender productos, etc. Estas son algunas de las fórmulas más comunes de monetizar un blog y, además, no exigen gran esfuerzo.


Otra opción es ofrecer algún tipo de asesoría o coaching de pago. Las sesiones individuales pueden ser un interesante complemento de tu blog y reafirmarte como experto en tu campo. Además, puedes ofrecer parte de tu contenido en forma de cursos online de pago, e-books o Webinars (más detalles abajo). Al fin y al cabo, trabajar el engagement de los lectores de un blog es parte indispensable de su éxito.




02. Afiliado


Si has desarrollado una sólida comunidad online, tal vez te interese usar el marketing de afiliados para monetizar el contenido de tu página web. Trabajar como afiliado significa asociarse con una marca para vender sus productos o servicios a través de recomendaciones o compartiendo sus bondades con tu audiencia. Como afiliado te llevas una comisión por cada persona de tu comunidad que realice una compra del producto o servicio que recomiendes usando un enlace de referencia, también conocido como enlace de afiliado.


A la hora de elegir un programa de afiliación te recomendamos aquel que se adapte a tus intereses y sea interesante para tu audiencia. Busca una marca que estarías feliz de recomendar y cuyo producto tenga mucha demanda. Tienes muchos programas de afiliación para elegir como Amazon Afiliados, ShareASale o el Programa de Afiliados de Wix. Antes de elegir uno estudia bien sus condiciones y si realmente se ajusta a lo que buscas.


Cuando te registres en un programa de afiliación podrás empezar a promocionar su producto o servicio junto con tu propio contenido. Hay muchas formas de hacerlo sin parecer invasivo ni desnaturalizar tu sitio web. Una de ellas es intercalando las recomendaciones del producto en los posts de un blog, tutorial o video. En cualquier caso, busca siempre formas creativas de adaptar tu estrategia de marketing para obtener la mayor rentabilidad posible.

3. Tienda online


Montar una tienda online tiene muchas ventajas. Gestionar un eCommerce equivale a tener el control absoluto de todos los aspectos de tu negocio, desde qué sistema de pago aceptar o las herramientas de marketing a integrar hasta la optimización de la experiencia de compra.


Con ese potencial de gestión a tu alcance solo te queda por decidir qué producto vender. Pero, ¿cuál? Es lo que muchas personas con ganas de emprender un negocio online se preguntan y, probablemente, la mejor respuesta sea que te dejes guiar por tus habilidades y experiencia. Si luego quieres confirmar si elegiste bien, puedes hacerlo con una investigación de mercado.


Crear un negocio online en tu nicho de mercado también significa escuchar a tus clientes. Por eso es importante que en tu página web tengas canales de comunicación directa con ellos como un chat, un foro o a través del email marketing.



04. Negocio de dropshipping


A muchos emprendedores les seduce la idea de tener una tienda online pero, o no quieren o no tienen la capacidad de gestionar el inventario de una tienda. Para estos casos existe una alternativa para montar un negocio online con poco presupuesto: el dropshipping.


El dropshipping consiste en vender productos en una tienda online sin gestionar tu propio inventario y encargando a un tercero el envío de los pedidos de tus clientes. La ventaja de este modelo de negocio online es que te permite despreocuparte de los quebraderos de cabeza asociados a la gestión de las existencias del producto y dedicar tus recursos a vender.


Como no tienes un almacén físico para guardar tu mercancía puedes dirigir tu negocio de dropshipping desde cualquier lugar siempre que tengas conexión WiFi. Esto te permite diversificar tu oferta de productos porque no estás limitado a las existencias de tu inventario.

Además, la fórmula del dropshipping te da libertad para ajustar tu oferta a las tendencias del momento. Si algo no se está vendiendo, siempre puedes modificar tu oferta al momento.




05. Desarrollador de apps


Viendo el número de apps que se descargaron el año pasado (cerca de 200 mil millones), tal vez sea buen momento para desarrollar esa fantástica aplicación móvil que tenías en mente.


Si no tienes experiencia previa desarrollando apps para móviles tendrás que ponerte al día con los lenguajes de programación más comunes como Python, JavaScript o iOS y familiarizarte con ciertos conceptos básicos de diseño de software.

Por otra parte, si careces de experiencia en programación, otra opción es buscar la colaboración de un desarrollador con experiencia para trabajar conjuntamente en tu idea.

Para el éxito de la idea de tu app te vendrá bien respaldarla con una investigación de mercado. ¿Ofrece tu app algo nuevo en el competitivo mercado actual o existen otras parecidas? Más vale hacerse estas preguntas antes de invertir cualquier dinero.


06. Experto en Facebook Ads


¿Quién no conoce Facebook? En el mundo de las PYMES hay muchísimos negocios a los que les encantaría sacar provecho de las ventajas de las redes sociales pero que no saben cómo hacerlo. Para muchos de ellos la solución es contratar un experto en publicidad en Facebook.


También conocidos como especialistas en Facebook Ads, estos profesionales se encargan de planificar, medir y ejecutar campañas en Facebook para sus clientes. Como experto en este canal podrás ayudar a tus clientes a optimizar su estrategia de marketing digital y publicidad para que puedan llegar a su público objetivo. La publicidad en Facebook se puede segmentar por edad, ubicación geográfica e intereses lo que facilita enormemente encontrar un nicho para especializarte.


Una buena forma de empezar este negocio online es contactar a empresas que ya cuentan con presencia en Facebook y ofrecer tus servicios para ayudarlos a crear Facebook Ads que triunfen.



07. Consultor SEO


¿Sabes qué es el SEO? Son las siglas en inglés de optimización para motores de búsqueda. El SEO es un conjunto de técnicas para mejorar el posicionamiento de una página web en los resultados de buscadores como Google o Bing y, además, generar más tráfico hacia la página.


Convertirse en consultor SEO implica adquirir habilidades técnicas en plataformas como Google Ads y Google Analytics así como estar constantemente actualizado sobre la evolución del algoritmo de Google.


Conocer las distintas formas que existen de optimizar el SEO de un sitio web te convertirá en un valioso activo para cualquier empresa que quiera mejorar su visibilidad online.



08. YouTuber


Para algunos, dirigir o protagonizar sus propios videos es un sueño hecho realidad. Si te sientes cómodo delante de la cámara, tienes historias interesantes para contar o te gusta enseñar usando contenido visual, YouTube se puede convertir en tu medio de vida ya sea creando tu propio canal de YouTube o un vlog.


Tienes más de una formar de ganar dinero en YouTube. Algunas de ellas son convertirse en partner de YouTube, vender productos o dedicarse al marketing de afiliados usando esta plataforma. Lo mejor es experimentar todas estas opciones hasta encontrar la que mejor se adapte a ti y tu audiencia.



09. Consultor de redes sociales


Tener en nómina a un especialista en redes sociales como hacen las grandes empresas es un “lujo” que la mayoría de las pequeñas empresas no se puede permitir. De hecho, muchas pymes no solo carecen de esta figura sino que ni siquiera tienen presencia en Facebook, Twitter o Instagram.


Teniendo en cuenta que cada vez son más las personas las que acuden a estas plataformas para buscar lo que necesitan, a los pequeños negocios les puede interesar contar la ayuda de un consultor especializado para diseñar estrategias de marketing en las redes sociales.


Como consultor de redes sociales puedes ayudar a los pequeños negocios a elegir el canal más adecuado para captar clientes. Puede ser Facebook, la mayor red social número del mundo; Instagram, conocida por ser la plataforma más visual; o LinkedIn, una red para conectar con otros profesionales. Cada plataforma tiene su propio público y necesidades.



10. Podcaster


El podcasting o podcast es perfecto para aquellas personas capaces de transmitir con pasión y elocuencia un tema que conozcan bien. Si jamás oíste hablar del podcasting te lo explicamos: un podcast es una grabación, generalmente en formato audio y de carácter episódico, sobre un tema determinado que se puede descargar o escuchar online.


Aunque puedes producir un podcast con poco dinero (puedes empezar con programas de grabación y edición gratuitos), conviene que inviertas en un micrófono de buena calidad. El número de oyentes que consigas dependerá de la calidad de tu audio y de tu capacidad de seducirlos con tus contenidos.


La presencia de invitados especiales es una forma económica de promocionar tu podcast. Cuando aumente tu comunidad de oyentes y suscriptores, tu podcast habrá alcanzado el potencial de atraer el interés de posibles anunciantes y, por tanto, ser rentable.



11. Diseñador web


No es extraño que los dueños de negocios quieran mejorar a menudo la presencia online que ya tienen. Si eres una persona creativa y con habilidades técnicas que disfruta creando páginas web y llevando el diseño web al máximo nivel, podrías plantearte la posibilidad de ofrecer tus servicios a los negocios cuyas páginas web necesiten un toque profesional.


Usando tu pasión por el diseño, las paletas de colores y la experiencia de usuario puedes vender tus servicios como diseñador web freelancer a empresas pequeñas y locales. No importa si el proyecto consiste en crear una página web desde cero o hacerle un lavado de cara a una ya existente, la idea es acumular experiencia para inspirar confianza y engrosar tu portafolio personal.




12. Profesor de cursos online


Si te apasiona enseñar y jamás se te ha presentado la ocasión de hacerlo, crear cursos online es una forma de compartir tus conocimientos y al mismo tiempo generar ingresos pasivos con una inversión inicial muy pequeña. Para convertirte en profesor de cursos online lo primero que necesitas es una página web o plataforma desde la cual alojar y retransmitir tus clases.


Antes de embarcarte en este negocio online, debes tener claro el tema que dominas bien. Puedes enseñar cualquier cosa, desde jardinería en interiores hasta diseño de logos. No olvides que tendrás que dedicar un tiempo razonable a crear el curso y diseñar cada clase.


Si ya tienes un blog, página web o canal de video, ofrecer cursos online puede ser una oferta extra que complemente tu contenido y te reafirme con un experto en tu campo.



13. Impartir Webinars


Si te has hecho conocido por dar buenos consejos, probablemente la gente te contacte con frecuencia para pedírtelos. En estos casos el paso más lógico sería crear cursos online, pero también podría ocurrir que no tuvieras el tiempo necesario para cubrir un semestre completo. Por tanto, una posible idea de negocio online sería crear un webinar.


Un webinar es un seminario web que se imparte en internet y a menudo en tiempo real. La mejor manera de rentabilizar un webinar es cobrar una entrada por participar. Otra forma de monetizarlo es ofreciendo un producto de pago al finalizar el webinar.

Cuanto más corto sea el webinar, mejor. Los seminarios web suelen durar de 30 a 45 minutos para exprimir el máximo engagement posible de los participantes.


Generalmente, un webinar es fácil de organizar para que se adapte a tu calendario y permita a los participantes tener acceso a él desde sus casas.



14. Copywriter


Un copywriter es un profesional que redacta textos (o “copy”) persuasivos para campañas de marketing o publicidad con el fin de empujar al receptor del mensaje a realizar una acción que puede ser desde una compra o una suscripción a una newsletter hasta una descarga. Los que se dedican al marketing de contenidos saben muy bien que para ser una buen copywriter hay que tener aptitudes y practicar mucho.


Para incursionar en este mundo empieza por buscar ofertas de copywriting. Cada día se publican muchas. Como copywriter freelance puedes fijar tus honorarios por hora de trabajo o número de palabras. Tu tarifa puede aumentar a medida que también lo haga tu experiencia.


Los pequeños negocios interesados en ampliar su público online necesitan contenido de calidad y se pueden beneficiar enormemente contratando los servicios de un copywriter experimentado. Preparar un portafolio con tus piezas creativas te ayudará a captar el interés de una clientela mayor.


15. Redactor técnico


Hay ocasiones en las que el contenido debe ser técnico más que creativo. Piensa por ejemplo en los manuales que en algún momento de nuestras vidas pasan por nuestras manos: las instrucciones para montar un mueble de Ikea o el prospecto de un medicamento. Un redactor técnico se ocupa de escribir esos textos de manera clara y precisa.


Cuando decidas en qué industria quieres meter la cabeza (salud, ingeniería o tecnología), tendrás mucho más fácil el camino para especializarte.


Los clientes potenciales de los redactores técnicos suelen ser multinacionales o laboratorios farmacéuticos. Y aunque te parezca que puedes hacer algo más estimulante que la redacción técnica, recuerda que, en el mundo de la redacción de textos, los que se dedican a esta profesión son muy pocos. Así que las posibilidades de prosperar están a tu favor.



16. Soporte técnico remoto


A veces, un pequeño negocio tiene que subcontratar su servicio técnico a terceros por motivos presupuestarios o falta de espacio. Si tienes una sólida experiencia en TI y te gusta trabajar desde casa, puedes ofrecer un servicio de asistencia técnica remota, especialmente para negocios locales.


Además de ser una buena fuente de ingresos, dedicarse al soporte técnico remoto es una excelente idea de negocio para hacer desde casa. De hecho, este negocio se puede gestionar con poco más que un dispositivo móvil.



17. Asistente virtual


Tanto las empresas como las personas necesitan a veces ayuda extra para gestionar sus emails, redactar respuestas pre-diseñadas para todo tipo de consultas, atender sus canales sociales y otras tareas de su actividad diaria. Un asistente virtual es una persona que puede ocuparse de todas esas tareas de forma remota, lo que lo convierte en uno de los negocios online más accesibles para poner en marcha en poco tiempo.


A diferencia de un asistente de oficina que solo se ocupa de tareas administrativas, el virtual también las cubre y ofrece muchos otros servicios como redacción de contenido web o la gestión de proyectos. En esta profesión hay mucho espacio para la creatividad y el desarrollo personal, lo que te permite ofrecer más o menos servicios según tu disponibilidad, demanda e intereses.


Como asistente virtual puedes elegir tus clientes y la industria en la que trabajar. Por último, aprovecha herramientas online como los calendarios virtuales o programas para compartir archivos porque te ayudarán a ser mucho más eficiente en tu trabajo con muy poca inversión.



18. Creador de cajas de suscripción


¿Alguna vez te han dicho que siempre aciertas con tus regalos? Si el proceso de buscar el regalo perfecto, envolverlo y entregarlo te apasiona, dedicarte a la creación de cajas de suscripción puede ser un “acierto” pues requiere el mismo detallismo y amor por los regalos.


Como creador de cajas de suscripción no tienes necesariamente que fabricar tus propios productos si no quieres. Existen un montón de productos exclusivos y creativos que puedes encontrar en internet e incluirlos en tus cajas. Las cajas de suscripción más exitosas son las temáticas porque son compatibles con cualquier segmento del mercado. Por ejemplo, a los adultos les puede interesar más el vino y a los niños un irresistible dulce.


Recuerda que las cajas de suscripción generalmente se compran para regalar, así que vale la pena que cambies o modifiques la temática de tus cajas según las tendencias del momento.



19. Redactor de CV y cartas de presentación


La demanda para escribir un CV y cartas de presentación está en alza. Si bien es cierto que un currículum o carta de presentación habitualmente no supera las 400 palabras, el tiempo y trabajo que se invierte en redactarlos es grande y el resultado final debe durar mucho tiempo.


Tus clientes potenciales son cualquier persona buscando trabajo, lo cual te da libertad para trabajar con tantos clientes como quieras. Cuando aceptes un encargo, ofrece ejemplos reales de CV escritos para antiguos clientes o comparte enlaces a páginas web para currículum vitae que hayas creado. Hacerlo te ayudará a mostrar con orgullo tus habilidades de redacción y, sobre todo, que conoces la jerga que se usa en los distintos sectores o industrias que existen.



20. Autor de e-Books


Aunque son pocos los escritores que logran publicar un libro en sus vidas, muchos escritores noveles ya han hecho su debut literario en formato e-book gracias al boom del mercado del libro digital.


Autopublicar un libro jamás ha sido tan asequible o posible. Plataformas como Apple Books, Smashwords y Amazon te ayudan incluso con los aspectos relacionados con la maquetación del libro, su distribución y venta.


Es recomendable contratar un corrector de estilo y un ilustrador que ayuden a comercializar tu libro. Como escritor, probar suerte en el segmento de los autores de e-books es una idea de negocio online que puede definitivamente abrirte las puertas del éxito.



Publicado por Equipo Wix





es03.png