Qué es branding: la guía completa


Guía completa de branding

¿Alguna vez has oído uno de esos jingles pegadizos en alguna publicidad y te has encontrado horas después tarareando su ritmo? Se conoce como el síndrome de la canción pegadiza o gusano musical (sí, sabemos que no es el mejor nombre del mundo). Este fenómeno psicológico consiste en que una simple melodía puede desencadenar espontáneamente emociones, recuerdos y asociaciones complejas.


Aunque es cierto que esta molesta práctica en realidad es una premeditada técnica de marketing, también es una buena analogía para entender la importancia del branding. Es un error común de percepción de las empresas jóvenes y los nuevos emprendimientos pensar que el branding es solo el logo que combina con la paleta de colores de tu empresa y con el diseño de tu página web. Como ese jingle que no sale de tu cabeza, el verdadero branding genera mnemotecnia; el sentimiento, la experiencia y la emoción a largo plazo que el consumidor asocia a tu marca. Es una cualidad intangible de tu marca que los clientes conectarán y relacionarán en su vida diaria.


¿Cómo puedes sacar provecho de este poder y construir una marca que deje una impresión duradera en tu audiencia? En esta guía exploraremos qué es el branding y qué elementos de marca te ayudarán a crear una marca impactante, auténtica y memorable.


¿Qué es el branding?


El branding se refiere a todas esas acciones premeditadas que se llevan a cabo para influenciar en la percepción que la gente tiene de un producto o servicio, y que así lo elijan una y otra vez. Fundamentalmente, es la forma en que tu producto o servicio vive en el corazón y la mente de tu cliente.


Aunque pueda parecer una idea sencilla de comprender, el branding es un concepto difícil de definir y muy debatido. ¿Por qué? Porque, como hemos mencionado anteriormente, las marcas representan algo emotivo y subjetivo, y no es algo que pueda medirse o cuantificarse fácilmente.


Para poder llegar a un mejor concepto, es necesario retroceder un par de pasos y entender qué es la marca. Según el autor y emprendedor Seth Godin: “La marca es el conjunto de expectativas, recuerdos, historias y asociaciones que provocan que el consumidor se decida por un producto o servicio en vez de otro”. Lo que significa que el branding es todo lo que haces para influir activamente en esas decisiones.


Piénsalo, cuando los consumidores hacen una elección, ¿cómo toman sus decisiones? Sea cual sea su motivación, la marca es lo que da forma a la percepción de tu empresa en sus mentes y, en última instancia, lo que convierte a los nuevos clientes en compradores fieles.



qué es branding


¿Por qué el branding es tan importante?


El mundo del marketing está saturado. Si tu marca solo tuviera alrededor de 7 segundos para causar una impresión, todo recaería en la fuerza de tu estrategia de branding y en su buen diseño desde el principio. El branding eficaz es un mecanismo capaz de hacer que tu empresa destaque y capte la atención de tus posibles clientes. Cuando se hace bien, el branding adquiere el poder de influenciar, inspirar y provocar cambios sustanciales.


Echa un vistazo a las marcas grandes y establecidas tales como Google, Apple, Nike o Coca-Cola. No es una coincidencia que tengan éxito. Estas empresas entienden mejor que nadie la importancia del branding, y la esgrimen y aprovechan en cada aspecto de su negocio y su marketing. Además, nunca se detienen. Continúan optimizando sus estrategias, aprendiendo de sus errores y creciendo a través de sus constantes esfuerzos de branding para mantener la lealtad de sus clientes.


Profundicemos un poco más para entender la importancia de tu marca y el impacto que tiene en tu negocio.


01. Te diferencia de tu competencia


Independientemente del sector al que te dediques, la competencia siempre será feroz. Ya sea que abras un taller de reparación de bicicletas, vendas infusiones con CBD o quieras convertirte en un consultor de marketing en redes sociales, solo por medio de una buena estrategia de branding podrás diferenciarte de tu competencia, resaltar qué tienes para ofrecer y demostrar por qué eres la mejor opción.


02. Desarrolla tu conciencia de marca


La conciencia de marca se refiere particularmente a la percepción que se tiene de tu empresa, tanto de su posición en el mercado como en la mente de los consumidores. Idealmente, tu principal objetivo es que tus consumidores tengan una impresión positiva de tu marca a través de los productos o servicios que ofreces. Una fuerte conciencia de marca se convertirá en uno de los principales factores que impulsen a tu público ideal a seleccionar tu marca abiertamente, incluso cuando existan alternativas más económicas disponibles.


03. Establece el reconocimiento de marca


El reconocimiento es un componente clave de la conciencia de marca. Es la forma en que los consumidores recordarán tus productos o servicios. Este reconocimiento está altamente relacionado con los elementos visuales del branding, tales como los colores de marca, el logo o un eslogan llamativo y pegadizo. Por ejemplo, imagina que te encuentras de viaje y a lo lejos, en la autopista, notas una “M” amarilla y brillante. Casi sin pensarlo, sabes de antemano que se trata de McDonald's.



reconocimiento de marca


04. Genera confianza en la marca


La confianza en la marca es imprescindible, tanto por la impresión que genera en los consumidores potenciales, como en la propia industria. La mejor marca no es solo aquella que luce más profesional y atractiva, sino también aquella que evoca mayor confianza, transparencia y autenticidad.


Además, anunciar los valores de tu marca por adelantado, así como mantener las promesas de tu negocio con el pasar del tiempo, es justamente lo que provoca que los clientes reales y potenciales crean y apoyen a tu marca.


05. Provee a tu negocio de una identidad


Así como cada persona tiene su propia personalidad, también la tiene tu marca. Imagina que estás organizando una cita a ciegas entre dos de tus amigos, y necesitas describir uno al otro. ¿Cómo los identificarías y qué los caracterizaría?


El truco del branding es empujarte a pensar en tu marca como una persona, no como un mecanismo u objeto. A esta práctica se le conoce como “antropomorfismo” de la marca, un concepto que te desafía a visualizar a tu marca como un ser humano, para definir mejor como actúa, habla, viste, se comunica e impacta al mundo.


06. Genera orgullo en los empleados


Los empleados que respaldan su marca y se enorgullecen de su trabajo no solo son buenos para el negocio, sino que también despeñan un papal fundamental en la percepción del público hacia la marca. Esto tiene implicaciones positivas desde múltiples ángulos. Es cierto que influenciará en la forma en que los clientes ven tu marca, pero también puede alentar a otros a buscar trabajo en tu compañía.


Una empresa con una buena estrategia de branding fomenta un sentido de pertenencia en sus empleados, así como una sensación de satisfacción y orgullo. Esto los impulsará a promover tu negocio de forma activa y auténtica por todos los canales y plataformas que tengan disponibles.


07. Aumenta el valor de tu negocio


Ya seas el propietario de un negocio pequeño o de una empresa bien establecida, el branding juega un papel crucial en la ratificación de tu valor financiero y en la construcción del valor de tu marca. El crecimiento de tu compañía pude depender del éxito de tu estrategia de branding cuando se trata de atraer nuevos clientes, aumentar los beneficios o unirse a nuevos mercados. Es más, en lo que al crecimiento de la empresa se refiere, una empresa con un excelente branding siempre resultará más atractiva para los inversionistas y contribuyentes potenciales.


Elementos esenciales del branding


El branding es un proceso estratégico y analítico, pero también exige creatividad y consistencia con cada uno de los aspectos de la marca. Debido a la gran cantidad de elementos a considerar del branding, te recomendamos crear una estrategia de branding sólida, consistente y apropiada. Así, podrás usarla como una guía de estilo de tu compañía, donde se tomen muy en cuenta tanto los elementos visuales como los no visuales del branding como un todo.


Veamos cuáles son los elementos más importantes del branding.


Elementos visuales del branding


Página web


Ahora más que nunca es crucial tener una presencia profesional en línea, dado que es una parte esencial de una apropiada estrategia de branding y de marketing. Sin importar tu industria ni el tamaño de tu empresa, o si se trata de un negocio físico o de eCommerce, hoy en día una página web debe ser el núcleo de tu compañía.


El formato de tu sitio web y sus elementos fundamentales dependerán de tu industria. Aun así, no olvides que a través de ella podrás atraer nuevos usuarios, alcanzar nuevos consumidores potenciales, promocionar y vender productos, enseñar e informar a los clientes y, sobre todo, comunicarte.


Cuando diseñas una página web profesional con Wix puedes personalizarla totalmente a tu gusto y según las necesidades de tu negocio, sacando partido de una gran variedad de platillas diseñadas por profesionales y de avanzadas herramientas web gratuitas.


Tienes que asegurarte de que tus usuarios puedan hacerse una idea de lo que trata tu marca y qué es lo que tiene que ofrecer solo con echarle un vistazo rápido a tu web. Desde tu página principal, hasta los artículos de tu blog, tus campañas de email marketing, tus videos, etc., tu página web es tu oportunidad de usar el branding para hacer relucir tu marca.



branding de la web


Logo


Es común pensar en el logo cuando se habla de branding. A menudo se cree que forman una sola idea conjunta, pero son dos entidades muy diferentes. El logo es posiblemente uno de los elementos más importantes de la marca, pero es solo una pieza más del branding.


Para entender cómo crear tu logo, debes entender que es la mínima expresión de tu empresa, tu símbolo, es decir, una representación visual de lo que es tu negocio, idealmente fácil de identificar y de recordar. La paleta de colores, la tipografía y todo lo que en conjunto utilizas para crear tu logo, transmitirá un mensaje visual y cumplirá un papel sumamente importante en el branding.



branding diseño del logo


Nombre de marca


¿Qué es un nombre? Si estamos hablando de branding, lo es todo. En ese sentido, darle el nombre perfecto a tu marca no es tarea fácil. El nombre de tu negocio debe manifestar quién eres, mientras informas qué haces y al mismo tiempo das una buena impresión.


Algunos nombres de marca son tan efectivos y buenos que suelen utilizarse para denominar al producto, aun cuando no suceda en otros casos. Por ejemplo, con la mayoría de las marcas tecnológicas hablarás de tu “celular”, “laptop” o “tablet”; pero, si son Apple, siempre serán tu iPhone, tu Mac y tu iPad. En otros casos más extremos, incluso se usan para denominar al tipo de producto.


Hay ciertas cosas que debes tener muy en cuenta antes de escoger el nombre de tu marca. Necesitas verificar que el nombre que escojas esté disponible, preferiblemente que no tenga connotaciones lingüísticas inusuales o que sea difícil de pronunciar, y que represente los valores de tu marca. Bien puedes hacer lluvia de ideas con tu equipo, familiares y amigos, u optar por un generador de nombres de marca y escoger el que más te convenga.



generador de nombres de marca


Tarjetas de presentación


Es cierto que las tarjetas de presentación parecen un tanto pasadas de moda en medio de nuestro mundo digital, pero mantienen su relevancia y son un elemento importante del branding.


Cuando estés decidiendo cómo hacer tus tarjetas de presentación, ten en mente que no solo buscas compartir información de tu empresa y mostrar tu logo, sino que tienes la oportunidad de crear conexiones reales y causar una buena primera impresión.


Si tu empresa y tu red de contactos está en expansión, las tarjetas de presentación son una forma profesional y amigable de invitar a recordar tu marca. Puedes crear tarjetas de presentación de todas las formas y tamaños. Sin embargo, ten en mente que deben mantener la coherencia con el resto de los elementos del branding, así como expresar tu identidad de marca.



Tarjetas de presentación


Colores de marca


Cuando se trata de escoger los colores de tu marca, hay mucho más de lo que se nota a simple vista. La paleta de colores que escojas dará forma a tu identidad de marca y será tu firma en cualquier estrategia de marketing. Es crucial entender el impacto psicológico de los colores en el consumidor y la forma en que influencian en sus decisiones de compra. Aunque lo normal es que su impacto sea subliminal, ciertamente los colores transmiten mensajes, desencadenan emociones, y en última instancia, afectan la percepción de la marca en la mente (y la visión) de tus clientes.

Por ejemplo, el rojo es un color que llama la atención, y que se asocia, por lo general, con la pasión, la energía, la emoción y el peligro. El azul es tranquilidad y solidez, vinculado a la confianza, la paz y la estabilidad.


Una vez hayas comprendido en profundidad el mensaje que el branding de tu negocio quiere comunicar, la colores que selecciones para tu marca ayudarán a desarrollar consistencia y darán forma a su personalidad.



paletas de colores


Tipografía


La tipografía se refiere al diseño y la disposición particular de las letras que serán usadas para múltiples elementos del branding. Similar a como sucede con la paleta de colores de tu marca, la tipografía que escojas afianzará la personalidad de tu marca y te ayudará a comunicar tu mensaje.


En general, cuando se trata de tipografía, la recomendación es que nunca se usen más de tres fuentes diferentes. Ya sean las letras del logo, las del contenido de la página web o en el empaque de tu producto, es necesario que todo conserve una coherencia y se mantenga alineado con la estrategia de branding.


Si quieres ver un excelente ejemplo del branding en la tipografía, puedes consultar Madefor, la herramienta de diseño de tipografía digital de Wix.



fuentes


Eslogan


En cierto que el eslogan técnicamente no es un elemento visual, pero cumple funciones sumamente similares a la de otros elementos visuales como es el caso del logo, así que lo incluiremos en esta guía.


Ciertamente crear un buen eslogan no siempre es una parte esencial del branding, pero, cuando se hace bien, puede convertirse en una poderosa herramienta de marketing. “Duracell, dura más”, o “Destapa la felicidad con Coca-Cola”, son los ejemplos perfectos de eslóganes que representan a su marca. Hacen que te imagines usando el producto al oírlos. Como puedes ver, cuando su diseño es apropiado, el eslogan puede formar parte integral de la marca.


Elementos no visuales del branding


Misión


La misión de una empresa es una parte vital de los esfuerzos del branding, y su función es expresar los propósitos de la marca y sus valores (que lo analizaremos en un momento). En solo unas pocas oraciones, este elemento de branding debe permitir a cualquiera que conozca tu marca comprender claramente de qué se trata, ya sea un cliente, inversionista, competidor, etc. Piensa en la misión de tu empresa como una explicación de “¿por qué?”, que te permita delimitar no solo qué ofrece tu negocio, sino también el propósito de por qué lo hace.



Visión


Al igual que como sucede con la misión, la visión es una redacción clara y concisa que describe tu estrategia de objetivos comerciales. Sirve como un mapa de ruta para delimitar las etapas iniciales de tu empresa y tu visión a futuro de la marca. La visión puede evolucionar con el tiempo y crecer con tu negocio, pero siempre debe mantener afinidad con los valores de tu marca.



visión de la marca


Valores


En un mundo en donde la transparencia y la autenticidad son más relevantes que nunca, los consumidores anhelan honestidad, y querrán conectar con marcas que defiendan valores similares a los suyo. Los valores de tu marca son la base de tu negocio, y se encargarán de filtrar cada aspecto del branding. Imagina estos valores como la brújula que dirige y respalda los propósitos y la historia de tu empresa, así como las decisiones y acciones que se tomen. Cuando se trata de definir los valores de tu marca, piensa en el panorama general y en cómo influenciará e impactará a tu negocio.


Identidad de marca


Con tantas piezas por ordenar en el complejo rompecabezas del branding, definir tu identidad de marca desde un principio te ayudará tanto a visualizar la personalidad de tu empresa como a entender tu compromiso con la audiencia. Teniendo muy en cuenta la misión, la visión y los valores que han dado forma a la persona de tu marca, la mezcla de todos estos elementos resultará en una identidad definitiva y comprensible. Esta identidad se encargará de promover la forma en que tu marca comunica al mundo tus productos y servicios, y cómo el resto del mundo debería de experimentarlo.



identidad de marca versus imagen de marca


Historia


Nuestra historia y de dónde venimos es una parte crucial de la vida, y así también lo es para el branding. Las historias son cautivadoras, atractivas, intrigantes y nos ayudan a construir vínculos. Cuando se trata de la historia de tu marca, es tu oportunidad para desarrollar una narrativa que fomente un vínculo significativo con tu audiencia y que los ayude a entender mejor de qué se trata tu negocio.


La historia de tu marca deberá establecer el tono de todas las formas de contenido y elementos de branding de tu empresa, ya sean publicaciones en redes sociales, campañas de marketing u otros contenidos similares. Esto significa mantener la consistencia y la autenticidad todo el tiempo. La historia de la marca puede encargarse de introducir a los fundadores de la compañía y los orígenes de la empresa, o bien narrar una apasionante historia del propósito que impulsa el negocio.

Sin importar el enfoque, la historia de tu marca te ofrece la oportunidad de crear vínculos y de resaltar las cualidades de tu empresa ante tu audiencia.



historia de la marca


Voz de marca


Así como Morgan Freeman o Shakira tienen sus propias y únicas voces, así también debe tenerla tu marca. Mientras Ed Sheeran tiene esa voz relajante y reconfortante, que te hace pensar en un atardecer, Morgan Freeman tiene ese tono grave y profundo, propio de un documental espacial. Descubrir cuál es la voz de tu marca funciona igual.

La voz de tu marca dará identidad a la forma de comunicarse, desarrollará mejor la consistencia de tu branding y ayudará a generar confianza. Una vez hayas definido la voz de tu marca, podrás usarla con orgullo en tus estrategias de marketing y canales de comunicación. Esto tendrá solidez tanto internamente con los empleados, como externamente con los clientes.


Expansión de marca


A medida que tu marca crece encontrarás nuevas formas de ampliar tu oferta y expandir tu marca. Aunque Xiomi era una empresa telefónica local en china en 2011, hoy en día venden desde laptops hasta cepillos de dientes eléctricos alrededor del mundo. Amazon comenzó como una tienda de libros electrónicos y hoy en día tienen su propia línea de dispositivos inteligentes, un servicio de streaming y hasta pertenecen a la industria espacial. Estos son ejemplos de lo mucho que una empresa se puede expandir y ampliar sus ofertas a nuevos mercados, sin perder su identidad de marca.


A menudo las marcas amplían su mercado, pero, por no entenderlo o por perder su identidad, terminan dañando su propio modelo de negocios. Imagina que Nestlé de pronto sacara al mercado un lápiz labial color arena. Aun así, una estrategia de branding que impulse una correcta expansión de marca puede resultar excelente, tanto para ampliar el reconocimiento del público hacia tu marca, como para aumentar tus ingresos.


Tipos de branding


Así como las marcas son muy diferentes entre sí, también existen múltiples tipos de branding que les dan forma. No existe una estrategia de branding comodín que funcione para todos los casos, dado que cada marca tiene su propia identidad, propósito, reputación y objetivos únicos. Sea que quieras hacer branding con una persona, un lugar, un producto o un servicio, existen diversos enfoques para hacerlo.


Es cierto que existen demasiados, pero veamos a continuación tres tipos de branding diferentes, resaltemos sus matices particulares y analicemos ejemplos de marcas de la vida real:


Branding personal


Cuando se trata de promocionarse a sí mismo la timidez no puede tener voz ni voto. El branding personal tiene que ver con la apariencia física, la reputación y la imagen personal y profesional que se transmite. El branding personal se enfoca en al paquete completo, incluyendo tu currículo, la gestión de tus redes sociales y el diseño de tu página web.


Branding de producto


El branding de producto se dedica a mejorar la identidad de un producto específico por medio de elementos de branding, tales como el logo, la paleta de colores, el empaquetado, la voz y el diseño general. El objetivo del branding de producto es hacer que el artículo destaque en el mercado, se vuelva fácilmente identificable y se convierta en la opción preferida de los usuarios. Piensa en marcas de las grandes ligas, tales como Apple, Google, Disney, PlayStation o McDonald's, y solo con leer sus nombres de seguro ya podrás visualizar el logo, el producto y la experiencia de usuario.


Branding territorial y cultural


El branding territorial, también llamado branding regional, se refiere a las técnicas que se utilizan para que lugares determinados (ciudades, países, regiones, etc.) llamen la atención de los visitantes y atraigan turistas. Este tipo de branding es particularmente popular en la industria hotelera y turística, aunque puede usarse en otros negocios y de múltiples formas.


Piensa en el icónico “I ❤️ NYC” estampado en una camiseta o en el icónico llavero de la Torre Eiffel que todos hemos recibido de algún familiar que visitara París. Son ejemplos perfectos de cómo estas dos ciudades han utilizado el branding territorial para fomentar el turismo, impulsar a los negocios locales a crear souvenirs populares y crear una identidad inconfundible para la gente del mundo.


A su vez similar, pero diferente, es el branding cultural, que maximiza la influencia de un destino y el estilo de vida de su gente. Cuando mencionamos México, ¿qué viene instantáneamente a tu mente? ¿Acaso estás pensando ahora mismo en mariachis, tacos y comida picante? Entonces no hay mucho más que decir del poder del branding cultural.


En caso de que pienses abrir un restaurante de comida mexicana, pensarás que tu logo necesita un sombrero de paja, y tus mesoneros unas ruanas, o si son postres franceses, tus paquetes necesitarán una Torre Eiffel para representar esa identidad parisina. Todo influenciará: la música, el ambiente, los colores. Son clichés, pero así funciona el branding cultural.



I love NYC


¿Cómo dar forma a tu marca?


A esta altura ya debes tener bastante claro qué es el branding, su importancia y sus elementos clave. Es hora de construir una marca.

Hay algunas cosas que tener en cuenta cuando se está empezando y apenas se comienza a dar forma a la marca, tales como investigar tu competencia, entender tu público objetivo y conectar con tus clientes.


Repasemos lo básico:


Identifica el propósito de tu marca


Antes comenzar por elementos tales como la paleta de colores, las frases pegadizas, y la construcción de la confianza de tus clientes, debes responder una pregunta: “¿Por qué?” Debes identificar el propósito principal, la razón de existir de tu marca. Para dar forma a una marca exitosa y reconocida debes establecer su propósito central desde el primer momento.

Imagina que el propósito de tu marca es el hilo con el que vas entrelazando cada uno de sus aspectos, desde tu logo hasta tu misión, y afecta cada elemento de tu negocio, sean tus inversionistas, tus empleados, y por supuesto, tus valiosos clientes.


Crea un logo


Cuando llega el momento de pensar cómo diseñar el logo de tu marca, ten en cuenta que, aunque pueda parecer poca cosa, este elemento del branding tiene una importancia significativa. Debes ver tu logo como una representación visual simplificada de todo tu negocio. El logo tendrá el poder de evocar emociones, de convencer e incluso de inspirar a tus clientes con solo un vistazo. Así que, tomate tu tiempo para crear un diseño original que represente tu identidad de marca.



Wix logomaker


Diseña una sólida estrategia de branding


Para poder desarrollar una marca sólida necesitas una estrategia que se adelante a cada fase y percance del camino. Tu estrategia de branding te servirá como un mapa para guiarte en cada aspecto del proceso, desde el diseño hasta el servicio al cliente. A través de la investigación, el análisis, la planificación y la preparación, podrás delinear objetivos a largo plazo y lograr unos excelentes resultados de branding.


Consejos para gestionar tu marca


El branding es un proceso continuo, que requiere de inteligencia, reconocimiento y una meticulosa gestión de marca. Incluso las marcas más exitosas continúan evolucionando sin parar, creciendo de forma real para sus clientes.

Para terminar, hemos enlistado algunas cosas que deberías tener en mente para gestionar de forma exitosa tu marca:


  • La consistencia es la clave: En la búsqueda del reconocimiento, la confianza y la lealtad de los clientes hacia tu marca, la consistencia es un aspecto vital del branding. Las empresas confiables, que saben cómo mantener su marca unificada y consistente en todas sus plataformas, son aquellas a las que los clientes regresan una y otra vez.


marca consistente


  • La reputación lo es todo: La cultura de la cancelación no es cosa de risa. Todos conocemos ese sitio o a esa persona de la que nos alejamos a toda costa, solo por su mala reputación. Incluso solemos evitar ciertas cosas basándonos en lo que otros dicen, aunque no lo hayamos experimentado de primera mano. ¡Existen casos en los que la mala reputación obliga a las empresas a reinventar su estrategia de branding para poder sobreponerse! Así que, lo mejor siempre será cuidar la imagen de tu marca a toda costa y desde el principio.


  • Apégate a tus promesas: Un aspecto fundamental en la gestión de tu marca consiste en siempre mantener tu palabra y cumplir tus promesas. Esto incluye las promesas que tu marca ha hecho a tus clientes, empleados e inversionistas, así como las acciones que tomas para mantenerlas.


  • Haz de la conversación un objetivo constante: Es crucial abrir y mantener un diálogo constante entre tu marca y tus consumidores, tanto online como offline. Sin embargo, lo mejor será si vas más allá de solo interactuar con tu audiencia, y también haces preguntas y escuchas con atención las criticas. Esto te ayudará a implementar cambios basados en los comentarios de tus usuarios, que resulten genuinos y creíbles.


  • Construye vínculos duraderos: Los mejores clientes son los clientes leales, aquellos que no solo aman tu marca, sino que continúan regresando y pidiendo más. Sea que se trate de los representantes de tu marca o de clientes de toda la vida, todo se reduce a diferenciación, compromiso y lealtad. Asegúrate de cuidar bien de esos vínculos tan importantes. Después de todo ¿no es de eso de lo que va todo esto?




Publicado por Equipo de Wix

es03.png