10 pasos para vender tus productos en el extranjero



Exportar productos al extranjero no es tarea fácil, pero puede generar un gran impacto positivo en tus ventas y tu negocio. De hecho, las tiendas online de Wix que logran integrarse con éxito en el mercado internacional aumentan sus ventas en un promedio de 680%. Aun así, solo 1 de cada 10 negocios consigue vender productos al extranjero de forma exitosa.


Es cierto, vender en un mercado internacional trae consigo toda clase de beneficios, pero es posible que no pares de preguntarte: “¿cómo exportar un producto?, ¿valdrá la pena el esfuerzo y los recursos que conlleva?”.


Si no sabes cómo exportar productos, cómo vender en el extranjero, o los aspectos que deberías tomar en cuenta para empezar a vender en otros países, este artículo es para ti.


Aquí te daremos 10 pasos para vender productos en el extranjero:

  1. Haz un estudio de mercado

  2. Escoge un mercado (o un cluster) en el extranjero

  3. Conoce las leyes y regulaciones locales

  4. Marketplaces vs. tu tienda online

  5. “Localiza” tu sitio

  6. Muestras tus precios en la moneda local

  7. Elige un proveedor de pagos adecuado

  8. Selecciona tu forma de envío

  9. Promueve tu tienda online con marketing adecuado

  10. Mantén felices a tus clientes


01. Haz un estudio de mercado


Toda estrategia de negocios exitosa comienza con una buena dosis de investigación.

Debes asegurarte de que comprendes cómo funciona la demanda general de tu producto en tu país y también a nivel mundial. Asimismo, es imprescindible que le eches un vistazo los siguientes aspectos de tu mercado meta:

  • Tendencias: ¿Es tu producto deseado en el mercado al que buscas entrar?

  • Competencia: ¿Quién vende productos iguales o similares?

  • Costo de adquisición del cliente (CAC) y el valor de vida del cliente (CLV): ¿Vale la pena la inversión en marketing, tomando en cuenta lo que un cliente va a gastar en tu negocio?

  • Rango de precio y posible rentabilidad: ¿En cuánto puedes vender tu producto?, con ese precio, ¿se cubren los costos y gastos?



02. Escoge un mercado (o un cluster) en el extranjero


Encuentra el mejor lugar donde puedas empezar. Vender productos al extranjero requiere mucho trabajo y preparación, pero lo más probable es que tus habilidades y herramientas se perfeccionen con la experiencia. Por esto, no te lances de cara a todos los países que se te ocurran, sino que, por el contrario, escoge con cuidado un mercado objetivo específico.


En otras palabras, sigue los resultados de tu investigación. Escoge el mercado extranjero o clúster en el que hayas concluido que la demanda de tu producto sería la mejor. Asegúrate de crear y seguir un plan detallado, con presupuestos acordes y metas realistas.



03. Conoce las leyes y regulaciones locales


Antes de empezar a preguntarte cómo exportar productos al extranjero, es necesario que estés al tanto de las leyes y restricciones relacionadas con la compra y venta de tu producto en ese país (así como las reglas de exportación de tu país).


Lo primero y más importante de lo que debes asegurarte es que tu producto no se encuentre en la lista de importaciones prohibidas o restringidas. Recuerda que quizás no encuentres tu producto en la lista, pero puede que sí alguno de sus componentes.


No te sientas ajeno a todo esto, no creas que un componente debe ser claramente peligroso para estar prohibido; de hecho, podrás notar ciertas restricciones de importación en algo tan inocente como una batería. No te desalientes, no son restricciones prohibitivas, algunas veces implica que tienes que elegir otro método para enviar tus productos, o que tienes que tramitar permisos especiales.


Te recomendamos buscar en una fuente de información confiable (como sitios web de gobiernos) las listas detalladas.


04. Marketplaces vs. tu tienda online


Otro factor muy importante que debes decidir es si venderás tu producto en un Marketplace existente (Amazon, eBay, Mercado Libre…), que muchas veces se encargan de la logística de exportación y envíos, pero cobran una comisión sobre las ventas, o si prefieres vender a través de tu propia tienda online y posicionar tu marca de forma internacional, lo que te dará más libertad en términos de marketing y branding. Como todo, ambos tienen sus pros y sus contras.


El secreto está en hallar el equilibrio entre el trabajo duro y la rentabilidad.

Exportar productos en un marketplace


Pros

  • El proceso de envío y entrega se maneja fácilmente.

  • El marketplace es el encargado de cumplir con los impuestos y leyes.

Contras

  • Mayores costos y comisiones significa menor margen de ganancias.

  • Grandes mercados internacionales como Amazon o Mercado Libre se enfrentan a una mayor cantidad de devoluciones y reembolsos.

  • Hay mayor competencia dentro de la plataforma.

¿Qué se necesita?


Lo primero será integrar tu tienda online con Amazon, eBay o cualquier otro mercado internacional. Con Wix esto es sumamente fácil y no te tomará más que unos minutos, y es un proceso que también puedes llevar a cabo en cualquier plataforma de una forma u otra.


Es posible que también necesites cumplimentar algunos requisitos en tu cuenta. Por ejemplo, para vender productos al extranjero en eBay es probable que necesites añadir PayPal además de alcanzar ciertos umbrales en ventas y en reseñas.


Exportar productos al extranjero desde tu tienda online


Pros

  • Tendrás control absoluto de tu marca y tu negocio.

  • No pagarás comisiones a un tercero por manejo de inventario.

Contras

  • El proceso completo de vender y exportar productos al extranjero es complejo.

  • Tendrás que encargarte de entender y cumplir con las leyes de impuestos. En cuanto esto, nuestra recomendación es que evites hacer los procedimientos por ti mismo de forma manual. Es preferible que escojas una plataforma automática y sencilla, como Alvara, a la que puedas integrar tu tienda online y se encargue de los impuestos.



05. “Localiza” tu sitio


La mejor forma de ganarte la confianza de todos esos nuevos clientes potenciales es ofreciendo información de tu tienda en el idioma local y que sea fácil de comprender. El primer paso para hacer que tu tienda en línea se vea local, es añadir nuevos idiomas. Traduce tu página automáticamente o de forma manual, y después contrata a un hablante nativo que revise que TODO el contenido se va bien.


Localizar una página no es solamente traducir el contenido, sino hacer que sea culturalmente aceptado, gramaticalmente correcto y que vaya acorde con la identidad de tu marca. Esto significa una revisión exhaustiva a todo el contenido, buscando que tanto los textos como las imágenes sean apropiadas y transmitan la vibra correcta de tu negocio. Se trata de dar un paso muy importante, al fin y al cabo, será el rostro de tu empresa para toda una nueva cultura, así que tómate tu tiempo de que cada uno de los aspectos del proceso queden lo mejor posible.


Esta transición no solo ayudará a tu negocio a transmitir su identidad de forma correcta, sino que también podría reducir radicalmente las devoluciones y reembolsos provocados por una mala comprensión del producto.



06. Muestra tus precios en la moneda local


Los usuarios siempre prefieren comprar en su moneda local. Añade un conversor de divisas a tu tienda online para que cambie de forma automática la moneda que se mostrará en tus productos dependiendo de la ubicación y el idioma del comprador.

Asegúrate de configurar el conversor para que actualice sus cifras de forma automática y así, en caso de que tengas que agregar o modificar los precios de tus productos no te veas obligado a cambiar todo de forma manual.



Ejemplo de una tienda online con multimoneda

07. Elige un proveedor de pagos adecuado


Cuando se trata de escoger un proveedor de pagos, hay algunas cosas que deberías tomar en cuenta. Para hacerte la tarea un poco más fácil, empieza haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la forma de pago preferida de tus usuarios?

  • ¿Prefieren usar tarjeta de crédito, efectivo o PayPal?

  • ¿Suelen pagar de contado, o prefieren tener varias mensualidades?

Antes de tomar la decisión, dedícale su tiempo a aprender de las mejores opciones de pago en el mercado que elijas.



08. Selecciona tu forma de envío


Uno de los factores más importantes al vender productos al extranjero es ofrecer un tiempo de envío con el que se sientan cómodos tus compradores, y si es posible, mejorar ese tiempo.


Quizás te preguntes: “¿qué debo hacer para exportar un producto?, ¿cómo puedo mejorar el tiempo de envío local y mantener mis ganancias?” Pues para eso estamos aquí, así que aquí van unos cuantos consejos que podrían ayudarte:


Estudia las regulaciones de aduanas y de exportación


Cada país está regido por sus propias regulaciones de aduanas e incumplirlas no solo podría significar considerables demoras, sino también costosas multas.


Estudia los costos de exportación


Los impuestos, tasas, tarifas y aranceles varían considerablemente dependiendo del lugar desde el que se hace el envió y el lugar al que se envía.


Presta atención a tu empaque

  • Escoge el paquete ideal en base a la fragilidad, el tamaño y el peso de tu producto.

  • Evita los espacios vacíos. Recuerda que estás pagando por ello.

  • Sella tus paquetes de forma segura. A nadie le gusta que su paquete llegue abierto.

  • Asegúrate de etiquetar el paquete de forma correcta y clara, de lo contrario tu envío podría tener problemas.

  • Si el producto que vas a importar es muy valioso, considera un seguro. Hombre precavido vale por dos.


Encuentra al proveedor de envíos que mejor se adapte a tu negocio


Lo más importante es contactar con un proveedor de envíos que ofrezca exportar productos al extranjero. Intenta trabajar con una sola empresa que sea capaz de cubrir tu mercado objetivo. Esto es especialmente significativo si estás considerando exportar productos a diversos países.

Ofrecer diversos tipos de servicios de envío te permitirá adaptarte a diferentes clientes. Para qué proveedor de envíos elegir, toma en cuenta lo siguiente:

  • Los permisos del país al que estás exportando

  • La frecuencia con la que planeas enviar allí

  • Precio (¿cuánto está dispuesto a pagar tu cliente?)

  • Tiempo de envío (¿cuánto está dispuesto a esperar tu cliente?


Considera tercerizar tus envíos


Cómo exportar productos al extranjero es una cuestión compleja. Utilizar los servicios de una empresa de envíos para exportar tus productos podría ahorrarte muchísimos dolores de cabeza. Sí, es cierto que esto podría significar menos ganancias para ti, pero resultará más eficiente en términos de esfuerzo y calidad de servicios.



09. Promueve tu tienda online con marketing adecuado


Es importante que tengas una estrategia de marketing adecuada para llegar a los clientes que quieres llegar.


Ahora que estás por vender en un nuevo país, no olvides que tus productos podrían llamar la atención de otros tipos de compradores, con atributos y gustos diferentes de los que estás acostumbrado. Por ejemplo, un teléfono celular que podría ser considerado de gama media-alta en México, quizás es considerado de gama baja en España. Si tu negocio son las fundas para celular, no abordar esta diferencia en tu tono podría ser crítico para tus ventas.


En pocas palabras, debes dedicar un tiempo a entender las diferencias del mercado al que planeas dirigirte y adaptarte a él. Asegúrate de comprender quién será tu público objetivo y traza un plan de marketing acorde a los cambios. Y cuando te hablamos de hacer cambios nos referimos a todo: el presupuesto para la publicidad, los influencers que escojas para publicitarte, los afiliados con los que vayas a asociarte, las campañas de email marketing que envíes, y hasta los descuentos que estés dispuesto a ofrecer.



10. Mantén felices a tus clientes


Decidir vender productos al extranjero significa que aceptas enfrentarte a prácticamente un nuevo mundo de clientes que conozcan tu producto, y algunos que tengan quejas o inquietudes (en particular, sobre los tiempos de envío y, seguramente algún caso de reembolso y devolución).


En cuanto a esto, si quieres mantenerte a flote en estas tierras extrañas, haz todo lo que esté en tu poder para responder a esas inquietudes de forma rápida, respetuosa y profesional. Nunca olvides que un cliente satisfecho es más efectivo que una campaña publicitaria, dado que, si lo has hecho feliz, lo más seguro es que le hable de ti a sus amigos.



¿Listo para empezar a vender en todo el mundo? Comienza por crear tu tienda online hoy mismo.



Publicado por Equipo Wix

Publicado por Equipo Wix


es03.png