¿Qué es el Inbound Marketing?


Mujer frente a computador desarrollando estrategia de inbound marketing

Este artículo fue publicado en 2017 y ha sido actualizado en 2020


Para garantizar el éxito de tu negocio es vital que sigas las últimas tendencias de marketing. Hoy en día, los emprendedores son conscientes de que las técnicas de marketing tradicional, como la publicidad impresa o el telemarketing, no son la mejor manera de captar nuevos clientes como lo eran antes. En cambio, lo que realmente funciona es crear una página web profesional que incluya contenido útil y de calidad capaz de seducir a tu público objetivo.


Desarrollar una estrategia de marketing basada en contenido útil y valioso se conoce como Inbound Marketing y es una forma de entender el marketing que ha demostrado ser bastante más efectiva que las técnicas tradicionales basadas en captar y retener clientes. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta técnica, desde qué es el inbound marketing hasta estrategias y casos reales de inbound marketing que han sido un éxito.



Qué es Inbound Marketing


El inbound marketing, también conocido como marketing de atracción, es una metodología y una filosofía.


Como metodología, el inbound marketing implica crear experiencias y contenidos con gran poder de atracción sobre el usuario. En ese sentido, crear una página web profesional llena de contenido de calidad, publicar artículos de interés en un blog o en redes sociales, e impulsar el posicionamiento web en buscadores como Google (lo que se conoce como SEO), entraría en la categoría de metodología de inbound marketing.


Como filosofía, el inbound marketing se basa en la siguiente premisa: cuanto mayor sea el valor que aportes a los usuarios (contenido en tu página web útil, recursos educativos y otras herramientas útiles), mayor será tu poder de atracción hacia ellos. Si se hace bien, no solo te ayuda a atraer nuevos clientes sino también a retener y fidelizar a los que ya tienes.



Inbound Marketing vs. Marketing Tradicional


El marketing tradicional (conocido como Outbound Marketing o marketing de interrupción) consiste en usar las viejas técnicas de venta como la publicidad impresa, el telemarketing, el envío masivo de emails, etc. Su objetivo es llegar al máximo número de personas posibles con la esperanza de que alguno compre tus productos o servicios. Antes de que el inbound marketing ganara terreno, el marketing tradicional era la práctica habitual de las empresas.


El inconveniente de este tipo de marketing es que no está segmentado hacia el público que estaría interesado en tu producto o servicio. Como su mensaje se lanza a un universo de personas muy amplio, muchas de ellas no lo encuentran interesante y acaba siendo ignorado.

Además, el marketing tradicional es unidireccional. En lugar de escuchar al usuario y atender sus necesidades, se limita a hablar de las bondades del producto y las razones para comprarlo.


El carácter invasivo del outbound marketing solo consigue que muchos usuarios traten de no exponerse a él cuando no huir. Si usas un bloqueador de anuncios en tu navegador, envías a la bandeja de spam los emails comerciales que recibes o evitas la publicidad de la televisión, probablemente seas uno de esos usuarios.


El inbound marketing, sin embargo, actúa como un imán. Lejos de ser “ruidoso”, invasivo o agresivo, es un tipo de marketing más sutil pero también más poderoso. Dando respuesta a las necesidades del usuario, ayudándole a resolver un problema y enseñándole algo nuevo, el inbound marketing genera una confianza que consigue acercarlo hacia un producto.



La metodología del inbound marketing


La clave del éxito del inbound marketing radica en captar la atención del cliente en todas las etapas del funnel de marketing, desde la primera toma de contacto hasta la venta final. Tus esfuerzos deben estar dirigidos a atraer a la gente hacia tu marca, convertirlos en clientes potenciales, cerrar la venta y enamorarlos incluso después de que hayan realizado su compra.


Por ese motivo, la metodología del inbound marketing se divide en cuatro fases: Atraer, Convertir, Cerrar y Enamorar.


  • Atraer. Genera leads creando contenido útil y valioso para tus usuarios a través de tu blog, redes sociales u otros canales de marketing. Tu objetivo es atraer a las personas que ya están interesadas en tu producto porque tienen un elevado potencial de conversión.

  • Convertir. Una vez que has logrado llamar la atención de leads de calidad, ofrece contenido capaz de convertirlos en clientes fieles a cambio de sus datos personales y de contacto. Puedes hacerlo usando una landing page y llamadas a la acción, o bien ofreciendo contenido descargable desde tu página web.

  • Cerrar. Después de convertir tus leads en clientes potenciales, guíalos a través del funnel de marketing con un contenido persuasivo capaz de convencerlos de hacer la compra de tu producto o servicio.

  • Enamorar. El inbound marketing no se detiene después de la primera compra. Esta metodología apuesta por enamorar al cliente aportándole más contenido de calidad. Esta es la clave para fidelizar a tus clientes, generar confianza en tu marca y desarrollar la credibilidad y buena reputación de tu empresa.


Ejemplo de página web con chat en vivo de Wix

Ejemplos de inbound marketing


Ahora que ya tienes una visión más amplia de lo que es el inbound marketing, te indicamos algunos ejemplos de los distintos tipos de inbound marketing que puedes implementar:



Aunque las opciones son muchas más, habrás notado que todas giran alrededor del marketing de contenidos, el marketing en redes sociales y el SEO. Juntas, estas técnicas de marketing digital ayudan a generar tráfico hacia tu página web y a guiarlo por tu embudo de conversión.



Estrategias de inbound marketing


Vistos los anteriores ejemplos de inbound marketing, piensa ahora en los tipos de contenidos que mejor encajen con tu marca y despierten interés en tu audiencia. ¿Te conviene crear un blog? ¿Deberías publicar en las redes sociales? ¿O quizás hacer videos?


Mientras vas perfilando tu nuevo plan de inbound marketing, estas estrategias de marketing te ayudarán a dar los primeros pasos:


  1. Conoce tu mercado

  2. Define tu identidad de marca

  3. Crea un blog

  4. Escribe en otros blog

  5. Diversifica tu contenido

  6. Optimiza el SEO de tu sitio web

  7. Publica en las redes sociales

  8. Colabora con influencers

  9. Interactúa con tu audiencia

  10. Crea campañas de email marketing

  11. Utiliza herramientas digitales

  12. Aporta valor gratuito

1. Conoce tu mercado


Recuerda que, a diferencia del marketing tradicional, el inbound marketing no consiste en lanzar tu mensaje a los cuatro vientos para que llegue a todo el mundo. Al contrario. De lo que se trata es de atraer tráfico de calidad, es decir, usuarios que están interesados en el nicho de mercado en el que operas y que tienen potencial de conversión.


Por eso, el primer paso para dominar el inbound marketing es hacer una investigación de mercado. Dedica el tiempo necesario para definir a tu público objetivo y entender sus necesidades y motivaciones. Es decir, investiga cuáles son sus intereses, aficiones y profesión así como su rango de edad y su ubicación geográfica. Puedes obtener toda esta información a través de la analítica web y otras integraciones de marketing.


Con esa información podrás crear tus buyer personas, es decir, representaciones ficticias de tus clientes para usar como referencia en tu estrategia de marketing. Con un conocimiento detallado de tus clientes potenciales, tus acciones de marketing serán percibidas como interesantes y agradables en lugar de indeseadas o invasivas.



2. Define tu identidad de marca


¿Crees que una empresa cuyo público objetivo esté formado por millennials tendrá la misma identidad de marca que otra cuya audiencia esté compuesta por jubilados – aunque vendan un producto similar? Seguramente no.


Para captar y retener la atención de tu mercado objetivo tienes que desarrollar una marca con la que se puedan identificar tus clientes potenciales. Cada elemento asociado a tu estrategia de inbound marketing (desde el contenido de tu blog hasta tus emails) debe usar el lenguaje, las imágenes y la paleta de colores adecuados y con los que tu audiencia pueda identificarse. Es una forma de decirle a tu público que tu marca sintoniza con sus necesidades particulares y que ayuda a crear una conexión más cercana entre cliente y empresa.


Selector de color del editor web de Wix


3. Crea un blog


El marketing de contenidos es el núcleo de toda buena estrategia de inbound marketing. Y aunque es cierto que engloba muchos tipos de contenidos, el blog es su buque insignia.


Crear un blog es una de las mejores formas de atraer nuevas visitas a tu página web. Y las visitas de clientes potenciales solo llegarán a tu página web si publicas contenido informativo que atienda a sus necesidades y responda a sus preguntas. Además, un blog de calidad también inspira confianza y credibilidad en tu negocio.


En conclusión, el blog siempre es una apuesta ganadora. Recuerda que cuanto mayor sea la calidad y frecuencia del contenido que produzcas, mejores serán los resultados que obtengas.


4. Escribe en otros blog


Además de publicar fantásticos artículos en tu blog, intenta escribir en otros blogs populares como autor invitado (Guest Blogging). Esta estrategia es una forma inteligente y sencilla de promover tu página web porque te da la oportunidad de darte a conocer ante un nuevo público que de otra forma jamás hubiera sabido de la existencia de tu negocio.


Para empezar tu andadura como autor invitado identifica primero los blogs de tu nicho de mercado. Algunos tienen secciones llamadas “Escribe para nosotros” o una página en la que explican cómo colaborar como autor invitado. Si no lo ofrecen, entonces envía un email preguntando si el blog está abierto al guest blogging y adjunta una propuesta de artículo. También puedes contactar a los responsables del blog es a través de LinkedIn o Twitter.


Para que esta estrategia sea lo más efectiva posible, intenta publicar como autor invitado con cierta regularidad. Es importante que incluyas en tu artículo (tanto en el cuerpo como en el pie del mismo) un enlace a tu blog o página web porque te servirá como backlink y eso repercutirá positivamente en el SEO de tu página web.


Dos chicas colaborando escribiendo un blog

5. Diversifica tu contenido


Aunque escribir un blog está muy bien, no es la única forma de contenido que puedes incluir en tu estrategia de inbound marketing. Te conviene diversificar con otras formas de contenido igualmente atractivas para tu audiencia como eBooks, podcasts, videos, webinars, etc.


Si necesitas inspiración, consulta nuestras guías sobre cómo crear un podcast, cómo transmitir en vivo y como crear un canal de YouTube.


6. Optimiza el SEO de tu sitio web


El principal objetivo de toda optimización para motores de búsqueda (SEO) es darle la mayor visibilidad posible a tu contenido en internet.